Esdras 6:14 ¿Un error de copista?

Bereshit Lab

El libro de Esdras es sumamente importante para obtener una imagen del pueblo de Judá en tiempos post-exílicos. Más aún, en el libro de Esdras se encuentran los 3 decretos más importantes para tener en cuenta en la computación de las setenta semanas. Para propósitos de la interpretación historicista, el decreto de Artajerjes comprende la mayor amplitud de todos ellos. Algunos han negado que Artajerjes emitiera un decreto, otros simplemente señalan la falta de una orden explícita de reconstruir a Jerusalén en Esdras 7. Sin embargo, el versículo de Esdras 6:14 es sumamente claro en cuanto a los reyes persas envueltos en la edificación de Jerusalén y su templo:

“Así, los ancianos de los judíos edificaban y prosperaban, conforme a la profecía del profeta Hageo y de Zacarías hijo de Iddo. Edificaron, pues, y terminaron la obra, por orden del Dios de Israel, y por mandato de Ciro, de Darío y de Artajerjes, rey de Persia”. (Esd. 6:14, R95).

Ahora muchos encuentran que el nombre de Artajerjes es un “error” de un copista, o simplemente es una prueba de que el libro fue compuesto en varias “etapas”. Por lo tanto es nuestro deber analizar el texto y examinar las pruebas que el mismo libro nos provee.

¿Error en el original?

Muchos nuevos eruditos y especialmente el método histórico-crítico , sostienen que el nombre de Artarjerjes fue añadido por un posterior editor o simplemente se trata de un error del autor o copista. Sin embargo esto tiene dos problemas muy serios:

  1. El texto hebreo original contiene el nombre de Artajerjes:
    וְשָׂבֵ֤י יְהוּדָיֵא֙ בָּנַ֣יִן וּמַצְלְחִ֔ין בִּנְבוּאַת֙ חַגַּ֣י )נְבִיאָה] (נְבִיָּ֔א[ וּזְכַרְיָ֖ה בַּר־עִדּ֑וֹא וּבְנ֣וֹ וְשַׁכְלִ֗לוּ מִן־טַ֙עַם֙ אֱלָ֣הּ יִשְׂרָאֵ֔ל וּמִטְּעֵם֙ כּ֣וֹרֶשׁ וְדָרְיָ֔וֶשׁ וְאַרְתַּחְשַׁ֖שְׂתְּא מֶ֥לֶךְ פָּרָֽס׃ (Esd. 6:14, énfasis nuestro)

Esta contundente prueba forma un problema serio para los que consideran que es un error de copista. ¿Acaso la rigurosa tarea de escribir en los antiguos papiros pudo pasar por algo este “error” e incluirlo en los textos hebreos más antiguos? Es dudosamente posible.

  1. El Segundo problema es que la Septuaginta también contiene el nombre de Artajerjes:

“καὶ οἱ πρεσβύτεροι τῶν Ιουδαίων ᾠκοδομοῦσαν καὶ οἱ Λευῖται ἐν προφητείᾳ Αγγαιου τοῦ προφήτου καὶ Ζαχαριου υἱοῦ Αδδω καὶ ἀνῳκοδόμησαν καὶ κατηρτίσαντο ἀπὸ γνώμης θεοῦ Ισραηλ καὶ ἀπὸ γνώμης Κύρου καὶ Δαρείου καὶ Αρθασασθα βασιλέων Περσῶν” (Esd. 6:14, énfasis nuestro).

Estas dos son más que razones fuertes para descartar la idea de un presunto “error de copista”. Es por tales razones que muchos eruditos tampoco aceptan la idea de un error. El proceso de copiar los textos sagrados era tan importante y riguroso, que resulta muy dudoso que tanto el texto hebreo (y el masorético más adelante) y el griego de la LXX cometiesen el mismo “error”.

El contexto de Esdras 6:14, ¿El templo o la Ciudad?

El otro argumento en contra de incluir el nombre del rey persa Artajerjes en el capítulo 6 es simplemente por el contexto del mismo capítulo. Según ese argumento es inconsistente que Esdras 6 esté hablando específicamente de la construcción y terminación del templo en el 515 a.C., 50 años antes de que el mismo Artajerjes ascendiera al trono en el año 465 a.C. Para esto hay dos explicaciones:

  1. Esdras 6:14 nunca se refiere al templo. El texto habla sobre los judíos construyendo y completando sin identificar que estaba incluido en esta actividad . Sin embargo, los versículos anteriores y posteriores si hablan sobre la terminación de la casa. Al parecer, el verso 14 sirve para mostrar la providencia de Dios en los actos terrenales y su control total en las acciones de estos monarcas persas. Es claro que el autor de Esdras escribió el libro después de los hechos históricos y por eso algunas partes están sin orden cronológico. Por esta razón se sintió impulsado a incluir en el texto tanto a Ciro y Artajerjes, a pesar de que el texto narra la construcción en tiempos de Darío. Por lo tanto no resulta ser una anormalidad el nombre de Artajerjes como también el nombre de Ciro, a pesar de que el contexto narre eventos posteriores y anteriores a estos monarcas persas.

  2. Si optamos que el texto haga referencia a la obra del templo exclusivamente, no hay problema alguno. Los tres reyes persas estuvieron relacionado con el templo. El decreto de Artajerjes mencionado en Esdras 7 nos dice:

“servicio de la casa de tu Dios, los restituirás delante de Dios en Jerusalén. Y todo lo que se requiere para la casa de tu Dios, que te sea necesario dar, lo darás de la casa de los tesoros del rey. Y por mí, Artajerjes rey, es dada orden a todos los tesoreros que están al otro lado del río, que todo lo que os pida el sacerdote Esdras, escriba de la ley del Dios del cielo, se le conceda prontamente, hasta cien talentos de plata, cien coros de trigo, cien batos de vino, y cien batos de aceite; y sal sin medida. (Esd. 7:19-22)

El decreto si incluía directrices en cuanto al templo, por lo tanto es totalmente aceptable que si el versículo y el contexto del capítulo 6 de Esdras tenga en mente el templo, el nombre de Artajerjes puede ser incluido sin ningún problema. El CBA también apoya esta posición:

“Parecería haber una contradicción entre la afirmación de que se necesitó el decreto de Artajerjes para que se completara la obra del templo, y la declaración del Esd. 6:15 en el sentido de que el templo fue terminado durante el reinado de Darío. Esta aparente contradicción puede resolverse si se supone que el hermoseamiento de la casa de Jehová (Esd. 7:27), realizado por Artajerjes, fue en todo el sentido de la palabra el toque final de la construcción del templo. Por eso Esdras se sintió con derecho a incluir a Artajerjes como el tercero de los tres reyes cuyos decretos posibilitaron la restauración del templo y de Jerusalén (ver Esd. 7:27; Esd. 9:9).

Tumba_Artajerjes-I_Esdras

Es la presunta tumba del Rey Artajerjes I

Conclusión

Se puede concluir que el versículo de Esdras 6:14 es completamente válido para exponer la relevancia del tercer rey persa, Artajerjes I. La suposición de un error de copista es completamente inválida y carece de soporte escritural e histórico. Tanto el método preterista de analizar las escrituras y el histórico-crítico desvirtúan la confianza en los textos sagrados y la importancia de los detalles a los cuales ellos llaman “errores” por no acomodarse a su punto de vista crítico.

Solamente un rey persa puede cumplir con las descripciones del profeta Daniel en el capítulo noveno: Artajerjes I y su decreto en el año 457 a.C.



comments powered by Disqus