Se descubre una puerta y fortificaciones de la Edad de Hierro en la Gat de los filisteos

Restos de la monumental puerta de la ciudad y las fortificaciones de la Gat de la Edad de Hierro -el hogar del gigante bíblico Goliat- fueron descubiertos este verano en excavaciones en Tell es-Safi en el centro de Israel

En la Biblia, Gat era una de las cinco ciudades filisteas (la “Pentápolis”) establecida en Canaán y hogar del gigante Goliat, que peleó con David (1 Samuel 17). El sitio de Tell es- Safi, ubicado en la frontera entre la planicie costera meridional (Filistea) y los valles de Judea (Sefelá) en el centro de Israel, ha sido identificado por la mayoría de los especialistas con la Gat bíblica. Allí, los arqueólogos descubrieron evidencia de ocupación continua desde el período Calcolítico (quinto milenio a.C.) hasta tiempos modernos, incluyendo evidencia de ocupación filistea en la Edad de Hierro. Recientemente, la expedición a Gat de la Universidad de Bar-Ilan, dirigida por el profesor de arqueología de la Universidad de Bar-Ilan, Aren Maeir, anunció que la puerta de entrada, así como fortificaciones pertenecientes al asentamiento filisteo habían sido encontradas.

Durante el principio del período de la Edad de Hierro, los Filisteos comenzaron a extender su gobierno más allá de Filistea y, por lo tanto, estuvieron en constante conflicto con sus vecinos Israelitas. En años recientes, algunos especialistas han afirmado que la Gat filistea no era un ciudad dominante y bien fortificada durante la Edad de Hierro IIA (siglos IX-X), el período inmediatamente después de la separación del “Reino Unido” de David y Salomón en el Reino de Israel en el norte y el Reino de Judá en el sur.

Este verano, el equipo arqueológico bajo la dirección de Maeir comenzó a excavar en los estratos más bajos de Tell es-Safi para investigar si Gat estuvo o no fortificado en la Edad de Hierro. Lo que descubrieron fueron los restos de una monumental puerta de la ciudad y fortificaciones de gran escala en la ciudad de la Edad de Hierro.

Mapa de las ciudades de la Pentápolis filistea y Jerusalén

“En el pasado, vimos evidencia de esto, pero no pudimos encontrar pruebas definitivas”, le dijo el Prof. Aren Maeir al Bible History Daily. “Una vez que los restos fueron descubiertos en la fosa específica, nosotros “conectamos los puntos” acerca de otras características que podíamos ver en la superficie, y luego comenzamos a excavarlos también”.

El equipo arqueológico también descubrió evidencia de un área de producción metalúrgica en la ciudad de la Edad de Hierro IIA. En las temporadas previas, la excavación realizó varios descubrimientos emocionantes que ayudaron a pintar una imagen de la vida en la Gat filistea, incluyendo casa, hallazgos cúlticos, entierros filisteos y un gran altar con cuernos, cuyas dimensiones son similares a las dadas en Éxodo 30:2.

“También podemos ver en los filisteos influencias de los israelitas y otras culturas locales, así como influencias filisteas en estas culturas” explicó Maeir. “Por ejemplo, mientras que los filisteos tienen una cerámica particular, podemos ver influencias locales en cómo se desarrolla y cambia, y, de la misma manera, aparecen “tipos filisteos” de cerámica entre los israelitas y judíos. Esto refleja las intensas y multifacéticas conexiones que existieron ente los filisteos y sus vecinos”.

“Aunque a menudo vemos a los filisteos como los principales enemigos de los Israelitas y judíos, tal como se refleja en las historias de Sansón en la Biblia, la realidad era mucho más compleja” dijo Maeir. “Por un lado, ellos eran enemigos. Por el otro lado, eran vecinos muy cercanos”.

Autor: Robin Ngo | Traducido por Eric Richter para DA