El secreto del crecimiento económico de la Antigua Magdala

magdala-1

Un pozo de pesca del siglo I d.C. en Magdala

Las excavaciones e investigaciones llevadas a cabo alrededor del Mar de Galilea han revelado mucho acerca de la historia de los pueblos galileos y sus poblaciones durante el primer siglo d.C. En Magdala, el pueblo natal de María Magdalena en la Biblia, las excavaciones han desenterrado un gran mercado con 28 puestos comerciales, alrededor de 300 pesas de pesca, 40 pozos y más de 4.000 monedas antiguas, la mayoría de las cuales fueron acuñadas en Jerusalén.

Tomando todo esto en cuenta, los hallazgos apuntan a interacciones comerciales en gran escala entre Magdala y muchas otras ciudades antiguas, no solo en Galilea, sino también en Jerusalén y otros puertos junto al Mar Mediterráneo, como el de Cesarea.

Fuentes históricos como Flavio Josefo, Cicerón, Suetonio y Strabo dicen que la exportación de pescado secado con sal era tan exitosa que Magdala (también conocida como Tariquea) pronto se convirtió en un pueblo autosustentable. Strabo, en particular, alaba el excelente pecado de Tariquea, que pronto estuvo disponible y era altamente estimado en los mercados romanos.[1] El nombre Tariquea (pez secado con sal) se convirtió en la “marca” internacional del pueblo, dado que el pescado era vendido a Roma.

En 2010 el Dr. Luis Barba, de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México), que trabaja en colaboración con la Universidad Mexicana de Anahuac sobre la investigación y técnicas científicas en Magdala, hizo una exploración geofísica junto a nuestra propiedad (30.000 metros cuadrados). Un mapa digital del sitio reveló estructuras y calles debajo el suelo y la tierra. Hasta ahora, podemos ver que hay seis calles y seis estructuras además de las que fueron excavadas.

El puerto de Magala tiene 700 metros de largo, de los cuales 500 han sido desenterrados, y podía fácilmente amarrar muchos botes en la antigüedad. Hay muchos otros puertos junto al Mar de Galilea, pero en Magdala las personas del pueblo podían fácilmente desarrollar la industria del pescado secado.

Geográficamente, Magdala se ubica en la unión de una importante ruta romana que lleva de Galilea hasta Damasco. Después de la fundación de Tiberias en el 19 d.C. La ciudad pudo haber establecido una relación comercial favorable con Magdala y también con los romanos junto a la ruta de Jerusalén.

magdala-2

Restos de un Mercado en Magdala

La Dr. Ruth Jackson, una especialista en vidrio antiguo y consejera en Magdala acerca de los materiales encontrados allí, dice que el pueblo antiguo también pudo haber producido vasijas de vidrio. Encontramos evidencia de fabricación de vidrio y más de 1800 piezas de vidrio (algunas completas y otras que deben ser restauradas). La producción de vidrio era apoyada por hornos móviles (pequeñas estructuras similares a una vasija), que eran puestas debajo de la superficie del suelo. Estos hornos podían ser movimos prácticamente a cualquier lugar a donde el artesano lo necesitara.

magdala-3

Evidencia de fabricación de vidrio que fue descubierta en Magdala

Otra fuente histórica también habla acerca de la fabricación de metal en Magdala. Hasta ahora, hemos encontrado restos metálicos, pero ninguna evidencia de un taller metalúrgico antiguo.

Las fuentes de ingreso de Magdala les permitían a sus residentes costearse edificios caros y bien construidos, como la sinagoga del primer siglo y los baños rituales judíos que fueron descubiertos en excavaciones.

Magdala es el único pueblo en Galilea, hasta ahora, en donde se ha encontrado una sinagoga del primer siglo con frescos, mosaicos y un modelo único del Segundo Templo tallado en piedra. Es la primera vez que una piedra como esta se ha descubierto en tierras bíblicas. Los baños rituales judíos que encontramos están fechados en el primer siglo d.C. y eran alimentados por agua subterránea.

Los mercados, los pozos de pesca, los pesos para pescar, el puerto y los materiales de vidrio demuestran que Magdala era un lugar significativo para el comercio. Su ubicación geográfica le daba ventaja frente a otros pueblos galileos, como Capernaúm, Corazín y Betsaida. Junto con su sinagoga y baños rituales judíos, los restos de Magdala muestran una comunidad que valoraba considerablemente sus tradiciones judías así como su prosperidad económica.

Por Marcela Zapata-Meza

Fuente: http://www.biblicalarchaeology.org/daily/biblical-sites-places/biblical-archaeology-places/the-fishy-secret-to-ancient-magdalas-economic-growth/


Referencias

[1] Strabo, Greografía XVI.2.45: “En el lugar llamado Tariquea el lago proporciona excelente pescado para su pesca”.