El cuerno pequeño en las distintas escuelas de interpretación profética

INTRODUCCIÓN
Desde que la misma palabra de Dios fue inspirada y puesta por escrito, muchas de las profecías dadas han dejado desconcertados a muchos, incluyendo a los mismos profetas a quienes fueron dadas. Sin embargo, fue el mismo Espíritu Santo el que ha proporcionado la correcta interpretación de dichas revelaciones.

Afirmamos esto con toda seguridad porque, durante mucho tiempo, la interpretación historicista de las Escrituras (cuya definición veremos más adelante) gozó de respeto entre todos los teólogos e intérpretes de las Escrituras. Todos sostenían casi en unanimidad el verdadero significado de las profecías de Daniel y del Apocalipsis. Una de ellas, la del cuerno pequeño mencionado en el libro de Daniel, fue interpretada sin titubeo alguno como una referencia al Papado y señalaban distintos argumentos que favorecían esta postura. Pero durante el movimiento de la contrarreforma, surgieron dos tipos de interpretación profética cuya única finalidad era que se dejase de identificar al papado como el cuerno pequeño y a la Iglesia católica como la gran ramera del Apocalipsis. Uno de ellos, el preterismo, identificaba a las profecías de Daniel y Apocalipsis como teniendo un cumplimiento total en el pasado, mientras que el futurismo, en contraste, posicionaba su cumplimiento aun en el futuro. Actualmente el preterismo es defendido por el catolicismo y el futurismo por casi la totalidad del mundo protestante. Mediante las distintas escuelas de interpretación profética, el cuerno pequeño ha analizado y las conclusiones han sido tanto diferentes como, muchas veces contradictorias. No ha sido otro el propósito del presente escrito, sino el de presentar las diferentes interpretaciones dadas a este cuerno pequeño desde el punto de vista de las escuelas preterista y futurista, mostrar las debilidades de dichas posturas y finalmente reivindicar la postura historicista, como la más realista y por supuesto bíblica de las tres.

1.- El cuerno pequeño de Daniel 7 y Daniel 8 es el mismo

“...he aquí que otro cuerno pequeño subía entre ellos... en este cuerno había ojos como ojos de hombre, y una boca que hablaba grandezas.” (Daniel 7:8).

Cuando a Daniel se le hace un recuento de la historia del mundo desde su época hasta el tiempo del fin, una de las visiones que más le impactaron fue la de un misterioso “cuerno pequeño”. ¿Quién era? ¿Qué representaba? ¿Cuándo surgiría? Estas mismas preguntas han intrigado a los investigadores de la Biblia a través de los siglos. Más tarde, en otra visión que habla también sobre la historia del mundo, este mismo cuerno pequeño aparece en escena.

La realidad bíblica es que ambos cuernos son el mismo. No obstante, muchos argumentan que esta deducción es errónea, que se trata de entidades diferentes, desacreditando nuestra postura. Mediante un cuadro comparativo veremos que ambas potencias son el mismo.

Además, ambos surgen en el mismo periodo profético. Tanto Daniel 7 como Daniel 8 describen una sucesión de reinos humanos. En ambos capítulos, el reino final es el del cuerno pequeño. Puesto que en la descripción de Daniel 8 no se menciona “la bestia espantosa y terrible” del cap. 7 sino únicamente al cuerno pequeño, la conclusión lógica es que en el capítulo 8 el cuerno pequeño también representa la otra faceta del reino (descrita en el capítulo anterior como “la bestia espantosa”) mostrando así la estrecha relación entre ambos.

2.- Método preterista
Primeramente examinaremos esta escuela de interpretación, la cual se caracteriza por eliminar el aspecto profético a los libros de Daniel y Apocalipsis. Sostienen que tales escritos manifiestan, a manera de simbolismos, acontecimientos sucedidos al tiempo de su redacción. Es decir, los autores únicamente describían sucesos de su tiempo en un lenguaje clave que únicamente el público al que estaba dirigido entendía.
Esta escuela es defendida principalmente por los católicos y por críticos liberales. Este método surgió, como ya mencionamos anteriormente, a partir de la reforma protestante, como una forma de contrarrestar la forma en la que los reformadores interpretaban las profecías. La debilidad de este método se hace manifiesta al darnos cuenta que, tanto Daniel como Apocalipsis son libros enteramente predictivos, no descriptivos.

-El cuerno pequeño en la interpretación preterista. Para los preteristas, las profecías del libro de Daniel ya fueron cumplidas y ya no tienen un cumplimiento en nuestro tiempo presente. Así, para ellos, el cuerno pequeño surgió de una de las divisiones del imperio de Alejandro Magno y concluyen que se trata de Antíoco Epífanes 1. Antíoco IV intento conquistar Egipto hacia 168 a.C pero todo termino en fracaso, por lo que se desahogo atacando Jerusalén y profanando el templo, colocando una estatua suya en el lugar santísimo y ofreciendo un cerdo en el altar.

-Problemas con la interpretación preterista del cuerno pequeño. Haciendo un corto análisis de las características del cuerno pequeño encontradas en los capítulos 7 y 8 de Daniel, nos damos cuenta que Antíoco Epífanes no cumple en ninguna manera con dichas características:

  • El cuerno pequeño tenía un “parecer mayor que el de sus compañeros” (Daniel 7:20), mientras que Antíoco Epífanes no tuvo un reinado mayor o más glorioso que el de ninguno de sus predecesores.
  • No existe un consenso unánime entre los intérpretes preteristas acerca de cuándo exactamente Antíoco hizo “guerra contra los santos y los venció” (Daniel 7:21).
  • El cuerno pequeño se trata indudablemente de una fase del mismo imperio romano (Daniel 7:24,25). Antíoco evidentemente no se ajusta a esta especificación.
  • Daniel 8:25 menciona que el cuerno pequeño “sin mano será quebrantado”. Otra vez, Antíoco no cumple con esta condición.
  • El tiempo del poderío de dicho cuerno pequeño se extendería hasta “el tiempo del fin” (Daniel 8:17). Obviamente Antíoco Epífanes no cumple con esta característica.
  • Antíoco no surge al final de las cuatro divisiones del reino griego, como lo estipula la profecía de Daniel (8:23), sino a la mitad del periodo de una de estas divisiones.
  • La profecía indica que el cuerno pequeño extendería su poderío “hacia el sur, hacia el oriente y hacia la gloriosa” (Daniel 8:9) Antíoco no cumplió con estas especificaciones.
  • Los exegetas preteristas no están de acuerdo de cuándo Antíoco “echo la verdad por tierra” (Daniel 8:12).
  • Jesucristo mismo interpreta la profecía de Daniel como teniendo un cumplimiento futuro: “Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda)," Mateo 24:15.

Por tanto, la interpretación preterista sobre el cuerno pequeño no tiene una base histórica firme ni un sustento bíblico adecuado.

3.- Método futurista
El método de interpretación profética futurista se caracteriza por atribuir un cumplimiento de las profecías escritas en Daniel y el Apocalipsis (del cap. 4 en adelante) a un cumplimiento aún futuro, y tienen un especial enfoque en profecías concerniente a Israel registradas en el Antiguo Testamento. Es decir, para ellos Israel no ha dejado de ser el pueblo elegido por Dios, a pesar de haberlo rechazado en el Calvario, sino que Dios aun tiene que cumplir las profecías concernientes a éste en el futuro, ignorando que dichas profecías eran por completo de carácter condicional. Ahora la Iglesia es el Israel espiritual, el pueblo de Dios, y las profecías y promesas concernientes en el Antiguo Testamento a la nación judía se han de cumplir plenamente en la Iglesia de Cristo.

Los futuristas tienden a interpretar de manera extremadamente literal las Escrituras. A pesar de su marcada contradicción con el preterismo, ambas surgieron en la contrarreforma.

-El cuerno pequeño en la interpretación futurista. Debido a la gran cantidad de divisiones en las iglesias dispensacionalistas- futuristas, existen diversidad de interpretaciones sobre la identidad del cuerno pequeño. Aquí, expondremos algunas deducciones futuristas en cuanto a este tema y sus puntos débiles.

-El cuerno pequeño era Antíoco Epífanes. Gran cantidad de iglesias protestantes, aunque futuristas, concuerdan con la explicación preterista que identifica al cuerno pequeño con Antíoco Epífanes 2. Pero ya hemos presentado los problemas que presenta esta interpretación.

-El cuerno pequeño surgirá de la Unión Europea. Para algunos futuristas, el cuerno pequeño representa al anticristo que se levantara en el futuro ya que el recuento de Daniel coincide con el de Apocalipsis 13 donde se hace una descripción del anticristo 3. Siguiendo con esta conclusión, para los futuristas, los diez cuernos de Daniel 7:24 representan a la Unión Europea, por lo que el Cuerno Pequeño se trataría de un poder surgido posterior a la organización de esta 4. Algunos problemas que presenta esta interpretación son:

  • El cuerno pequeño surgiría después de las cuatro divisiones del imperio griego (Daniel 8:23), mientras que para los futuristas, el cuerno pequeño ni siquiera ha surgido.
  • Los diez cuernos de Daniel 7:24 representan las divisiones del Imperio Romano después de su caída 5, no a la Unión Europea.
  • El cuerno pequeño de Daniel 8 es el mismo que el de Daniel 7, por lo que no se trata de otra cosa sino de un poder surgido en el seno mismo del Imperio Romano.

  • El cuerno pequeño surgirá en Medio Oriente. Algunos afirman que el cuerno pequeño no puede surgir de Roma, puesto que nace de una de las divisiones del reino griego. Para ellos, la extensión territorial que alcanza el cuerno pequeño no concuerda con la del Imperio Romano, sino con la de Siria, por lo que concluyen que la verdadera cuna del anticristo no será Europa, sino los actuales territorios árabes y musulmanes 6.

Algunos problemas con esta interpretación son:

  • Contrario a lo que afirman sus exegetas, el Imperio Romano abarcaba no solo Europa sino Egipto (el sur), Asia Menor (Oriente) y Palestina (la deseada).

  • Las profecías registradas en Daniel caps. 2, 7 y 8 son equivalentes. La imagen descrita en Daniel cap. 2 representa a las mismas potencias que las bestias de Daniel 7 y 8: Babilonia, Medio-Persia, Grecia y Roma. Ambas indican que Roma seria sucesor de Grecia. Esta interpretación futurista, sin embargo, indica que el cuerno pequeño surgiría de una de las divisiones del reino griego, ignorando que el mismo capítulo de Daniel 8 informa que surgiría al final de las cuatro divisiones (8:23), en un periodo posterior. Resulta inverosímil concluir que el sucesor de Grecia en Daniel cap. 8 no es Roma, sino un poder que surgirá aun en el futuro y en actual territorio Sirio.

  • Siria no puede ser cuna del Cuerno Pequeño, ya que éste surgiría después de las cuatro divisiones de Grecia (Daniel 8:23), no en un futuro posterior.

Como podemos ver, las interpretaciones futuristas no están basadas en una exégesis bíblica seria, sino que, por el contrario, presentan grandes lagunas inexplicables.

4.- Método historicista
Este método de interpretación profética sostiene que los libros de Daniel y Apocalipsis presentan un bosquejo de la historia del pueblo de Dios desde la época de su redacción hasta los últimos tiempos. Este fue el método utilizado por los principales promotores de la reforma protestante. A pesar de esto, la mayoría de las denominaciones protestantes prefieren el método futurista, siendo los Adventistas del Séptimo Día una de las pocas entidades cristianas en seguir el método historicista.

-El cuerno pequeño en la interpretación historicista. Los capítulos 7 y 8 de Daniel presentan la historia del surgimiento de potencias mundiales desde la época del exilio judío hasta el establecimiento final del reino de Dios. Estas potencias en el capítulo 7 son Babilonia, Medo-Persia, Grecia y Roma; mientras que en capitulo 8 (escrito hacia 553 a.C, poco antes de la caída de Babilonia) son Medo-Persia, Grecia y Roma (no se toma más en cuenta la moribunda nación de Babilonia). Daniel capitulo 7 nos informa de una cuarta bestia “espantosa y terrible y en gran manera fuerte; la cual tenía unos dientes grandes de hierro, devoraba y desmenuzaba y las sobras hollaba con sus pies... y tenía 10 cuernos” (Daniel 7:7) y describe como, de entre estos 10 cuernos surgió el cuerno pequeño. La cuarta bestia representa al imperio romano. Para despejar, entonces, la identidad del cuerno pequeño, es necesario inferir en el contexto del capítulo siguiente. Daniel 8 describe las divisiones del reino griego, y posteriormente pasa a detallar el surgimiento del cuerno pequeño, sin mencionar a la cuarta bestia. La única conclusión valida es que el cuerno pequeño sucede al reino griego y sus cuatro divisiones. Deducimos entonces que, de acuerdo al contexto, el cuerno pequeño representa a la Roma, en sus fases pagana y papal 7.

-Argumentos a favor de la interpretación historicista del cuerno pequeño. Las características del cuerno pequeño concuerdan perfectamente con las facetas pagana y papal de Roma.

  • El poderío del cuerno pequeño se extendería desde la caída de Grecia hasta el tiempo del fin (Daniel 8:17). Únicamente la Roma en sus ambas faces cumple con esta característica.

  • El cuerno pequeño “se engrandeció contra el Príncipe de los ejércitos” (Daniel 8:11). La manera en la que Roma se engrandeció contra Cristo puede ser vista desde distintos puntos de vista. La Roma pagana se pudo engrandecer contra Cristo, en el sentido de las constantes persecuciones contra sus seguidores, los cristianos. De la misma manera, la Roma papal perseguía a quienes consideraba “herejes”. Puesto que se dice que “por él fue quitado el continuo”, esta puede tratarse de una alusión al ministerio de Cristo en el Santuario celestial. El catolicismo minimizo al máximo esta doctrina, al instituir el sistema de perdón por medio de la confesión.

  • El cuerno pequeño surge entre los diez reinos de Europa Occidental (o subdivisiones del Imperio Romano, véase Daniel 7: 7,8). La ubicación geográfica de la Roma papal es en Italia, eje central de Europa occidental.

  • Daniel 7: 24 indica que el poder ejercido por el cuerno pequeño sería diferente al ejercido por sus predecesores. En efecto, mientras el poder de los cuatro reinos anteriores era político, el de la Roma papal es principalmente religioso.

  • Daniel 7:25 nos dice que el cuerno pequeño cambiaria “los tiempos y la ley”. El catecismo católico enseña en la actualidad los diez mandamientos de una manera adulterada, eliminando el segundo y cuarto mandamiento. De ésta manera cambio la ley. El cambio los tiempos es interpretado por muchos adventistas como la santificación del día domingo en lugar del sábado bíblico. Sin embargo, es más probable que el cambio de los tiempos sea en el sentido de cambiar el método de interpretación de los tiempos proféticos, realizado en la contrarreforma.

Por todas éstas razones, y por muchas otras más que decidimos no tomar en cuenta, la única conclusión honesta a la que podemos llegar es que el método historicista, el más antiguo de los tres, es también el más exacto escatológicamente, en el que la historia y la profecía se ajustan a la perfección.

CONCLUSIÓN
Hemos abordado la identidad del cuerno pequeño de Daniel 7 y 8 desde los tres principales puntos de vista escatológicos. También hemos demostrado con argumentaciones solidas como las interpretaciones preterista y futurista gozan con nulo sustento bíblico, y por supuesto teológico. La misma historia de cómo surgieron ambos métodos de interpretación deja lugar a una serie de interrogantes acerca de si realmente su verdadero propósito originalmente fue presentar la verdad acerca de las profecías de la Biblia, o únicamente el de desacreditar y abolir el método historicista. Con este razonamiento, se pone en duda la fiabilidad de sus conclusiones. En este brevísimo análisis no se deja lugar a dudas. La correcta identificación del cuerno pequeño es posible de concluir analizando las características del cuerno y comparándola con posibles potencias o entidades a las que se refiera.

Roma (en sus facetas pagana y papal) cumple con estas especificaciones. Es la misma conclusión a la que llegaron los reformadores. Los padres de la Iglesia y los reformadores sostuvieron este método. Y no es difícil de comprender el porqué llegaron a las mismas conclusiones que nosotros. Cualquier interpretación diferente a la concluida goza de poco sustento exegético como ya ha quedado demostrado. La realidad del cuerno pequeño no es difícil de visualizar, siempre y cuando el análisis realizado no sea bajo premisas premeditadas o concepciones sectarias.

Ha sido siempre el Espíritu Santo el que nos da el conocimiento y la interpretación de las profecías. En toda la historia del pueblo de Dios, nunca se les ha desprovisto de una adecuada explicación y entendimiento.

Y me hizo entender, y habló conmigo, y dijo: Daniel, ahora he salido para darte sabiduría y entendimiento. Al principio de tus súplicas fue dada la orden, y yo he venido para enseñártela, porque tú eres muy amado. Entiende, pues, el asunto, y considera la visión.” Daniel 9:22-23


Referencias

  1. Antíoco IV Epífanes reinó en Siria en los años 175 – 163 a.C. Para los teólogos católicos, esta es la correcta identificación del cuerno pequeño.

  2. Así lo indica la siguiente página futurista:

  3. Así lo indica la siguiente página futurista:

  4. Así lo indica la siguiente página futurista:

  5. División del Imperio Romano tras su caída: Alamanis, Francos, Burgundios, Suevos, Vandalos, Visigodos, Sajones, Ostrogodos, Lombardos, Herulos. De los Ostrogodos, Lombardos y Herulos emergió el cuerno pequeño.

  6. Este tipo de interpretación es poco seria, ya que la mayoría de eruditos concuerdan que el cuerno pequeño de Daniel 8 es el mismo de Daniel 7, y está relacionado con el Imperio Romano.

  7. Esta fue la conclusión a la que llegaron todos los reformadores, entre ellos, John Wycliffe, Matías de Janow y Jan Hus. Isaac Newton llego a conclusiones similares.