Confesiones acerca del Sábado

Exactamente, ¿Qué día es el Sábado cristiano? Mientras que la vasta mayoría de los que profesan ser cristianos creen que el domingo es el Sábado del nuevo pacto, su Biblia declara lo contrario.

¿Realmente importa que día sea guardado por aquéllos que creen ser cristianos y creen en la Biblia? ¿Qué día fue el que Jesús guardó? ¿Qué con el apóstol Pablo y las Iglesias gentiles que él estableció?

Para aquellos que creen que Dios cambió del sábado al domingo, este folleto se presenta un caso para el sábado bíblico- contra el cual no hay réplica.

Confesiones Acerca del Sábado

La siguiente es una recopilación de citas de peso, las preguntas y los hechos en relación con el sábado y el número de denominaciones cristianas que profesan llegaron a adoptar el domingo como su día de adoración. Esta información demuestra claramente que, a pesar de su ausencia en la mayoría de las iglesias, el séptimo día está vivo y bien en las páginas de su Biblia.

Parte 1
El Sábado a través de la Biblia

El Sábado fue Creado en el Principio
Y en el séptimo día Dios terminó su obra que había hecho, y descansó el séptimo día de toda la obra que había hecho. Y bendijo Dios el día séptimo y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que Dios ha creado y hecho (Génesis 2:2-3).

El sábado siempre se ha mantenido fiel a Dios
... Abraham mi voz, y guardó mi precepto, mis mandamientos, mis estatutos y mis leyes (Génesis 26:5).

Nota: La palabra "leyes" se usa 105 veces en el Antiguo Testamento y, específicamente, en Levítico 23 cuando se habla de días de reposo de Dios. Abraham guardó reposo de Dios.

El Sábado fue Restablecido en el Sinaí
Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo para el Eterno tu Dios; no hagas en el obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. Porque en seis días hizo el Eterno los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, el Eterno bendijo el día de reposo y lo santificó. (Éxodo 20:8-11)

El sábado es de gran importancia
Seis días se trabajará, pero el día séptimo es sábado de reposo, santa convocación; haréis ningún trabajo servil: es el día de reposo de Jehová en todas vuestras moradas (Levítico 23:3).

El sábado es la marca de Dios
Habla tú también a los hijos de Israel, diciendo: De cierto mis días de reposo guardaréis, porque es señal entre mí y vosotros por vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico. Así que guardaréis el sábado,, porque santo es a vosotros: el que contamina, seguramente será condenado a muerte, porque cualquiera que hiciere obra alguna en él, aquella alma será cortada de entre su pueblo. Seis días se trabajará, pero en el séptimo es sábado de reposo consagrado a Jehová: cualquiera que hiciere obra el día del sábado, seguramente será condenado a muerte. Por tanto, los hijos de Israel guardarán el sábado, para observar el sábado por sus generaciones, por pacto perpetuo. Es una señal entre mí y los hijos de Israel para siempre: porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, y en el séptimo día descansó y reposó (Éxodo 31:13-17).

Nota: La palabra "señal" que se utiliza en el versículo 17 es el owth hebreo y puede traducirse como una señal, una bandera o una marca. Claramente, el sábado es algo que hace que la gente de Dios de todas las demás.

Por otra parte también les di mis sábados, para ser una señal entre mí y ellos, para que supiesen que yo soy Jehová que los santifico (Ezequiel 20:12).

Yo soy el SEÑOR tu Dios; andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y ponedlos Y santificad mis sábados, y sean por señal entre mí y vosotros, para que sepáis que yo soy Jehová tu Dios (Ezequiel 20:19-20).

Nota: Antes de entrar en la Tierra Prometida, Dios reiteró su ley en el libro de Deuteronomio. El nombre de este libro significa la segunda entrega de la ley. El Todopoderoso dijo que, incluyendo el sábado, eran su signo o marca.

Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón: ¿Y tú y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y cuando te acostarte, y cuando te levantes. Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos (Deuteronomio 6:6-8).

Israel contaminado el sábado y Dios los castigó
Pero la casa de Israel se rebeló contra mí en el desierto; no anduvieron en mis estatutos, y desecharon mis derechos, los cuales haciendo el hombre, que aún se vive en ellos, y mis sábados profanaron en gran manera: entonces yo dije, yo que derramaría mi ira sobre ellos en el desierto, para exterminarlos ... Sin embargo, también he alzado mi mano a ellos en el desierto, que no los traería a la tierra que yo les había dado, que fluye leche y miel, que es la gloria de todas las tierras; Porque desecharon mis derechos, y se fue no en mi ordenanzas, y mis sábados: porque su corazón se fue tras sus ídolos ... A pesar de los hijos se rebelaron contra mí: no anduvieron en mis estatutos, ni guardaron mis decretos para ponerlos por obra, que si un hombre que los hiciere, vivirá en ellos; profanaron mis días de reposo: después me dijo, yo derramaré mi furor sobre ellos, para cumplir mi enojo en ellos en el desierto (Ezequiel 20:13-21).

Nota: Es interesante notar que en el libro de Apocalipsis, Dios derrama su ira en forma de plagas de las trompetas y las plagas vial en los que tienen la marca de la bestia (Apocalipsis 14:9-10).

El sábado fue honrado por Jesucristo

Y entraron en Capernaum; y luego los sábados, entrando en la sinagoga y enseñó (Marcos 1:21).

Y él les dijo: El sábado ha sido instituido para el hombre, y no el hombre para el sábado: Por lo tanto, el Hijo del hombre es señor también del sábado (Marcos 2:27-28).

Y cuando el día de reposo, comenzó a enseñar en la sinagoga, y muchos, oyéndole, estaban atónitos, diciendo: ¿De dónde tiene éste estas cosas? ¿Y qué sabiduría es ésta que le es dada, que incluso obras poderosas son hechas por sus manos? (Marcos 6:2). Y vino a Nazaret, donde se había criado, y, según su costumbre, entró en la sinagoga el día de reposo, y se levantó a leer (Lucas 4:16).

Y bajó a Cafarnaún, ciudad de Galilea, y les enseñaba en los días de reposo. Y se admiraban de su doctrina, porque su palabra era con autoridad (Lucas 4:31-32).

Y que él estaba enseñando en una sinagoga en el sábado (Lucas 13:10).

El sábado fue honrado por Pablo

Pero cuando, pasando de Perge, llegaron a Antioquía de Pisidia, y entró en la sinagoga en sábado, y se sentó (Hechos 13:14).

Y cuando los Judios se ha salido de la sinagoga, los gentiles rogó que estas palabras pueden ser predicado a ellos el sábado siguiente. Ahora, cuando la congregación fue disuelta, muchos de los Judios y prosélitos piadosos siguieron a Pablo y Bernabé, hablando con ellos, les persuadían que permaneciesen en la gracia de Dios. Y el sábado siguiente se vino casi toda la ciudad para escuchar la palabra de Dios (Hechos 13:42-44).

Y Pablo, como acostumbraba, fue a ellos, y por tres sábados discutió con ellos de las Escrituras (Hechos 17:2).

Parte 2
El Sábado y la Iglesia de Dios

Los cristianos gentiles observaron también el Sábado. (Historia de la Iglesia de Gieseler, Vol. 1, cap. 2, p. 9)

Aún hasta el siglo V, la observancia del Sábado judío continuó en las Iglesias cristianas. (Cristiandad Antigua Ejemplificada, cap. 26, sec. 2, p 527, Lyman Coleman)

El séptimo día Sábado fue... solemnizado por Cristo, y los primeros cristianos, hasta que el concilio de Laodicea mandó que se aboliera del todo la observación de éste. (Disertaciones con Respecto al Día del Señor, ps. 33, 34)

Los primeros cristianos, eran muy cuidadosos en la observación del Sábado, o sea, el séptimo día... Es muy claro que las iglesias orientales, y en la mayor parte del mundo se observaba el Sábado como un festival... Atanasio de igual manera nos dice que tenían reuniones religiosas en el Sábado, no porque estuvieran infectados del judaísmo, sino para adorar a Jesús, el Señor del Sábado... (Antigüedades de la Iglesia Cristiana, Vol. II, Libro XX).

Los primeros cristianos tuvieron una gran veneración por el Sábado, y pasaban el día en devoción y sermones. Y esto no debe ser dudado, pues ellos obtuvieron esta práctica de los apóstoles mismos. (Un Discurso en Seis Diálogos en el Nombre, el Concepto y la Observación del Día del Señor, p 189).

Parte 3
Confesiones Acerca del Sábado de los que Profesan ser Cristianos

Usted puede leer la Biblia desde Génesis hasta Apocalipsis y no va a encontrar una sola línea autorizando la santificación del domingo. Las escrituras imponen la observancia religiosa del Sábado, un día el cuál nosotros [La Iglesia Católica Romana] nunca santificamos. (La Fe de Nuestros Padres, p. 111, James Cardinal Gibbons)

No nos podemos imaginar a alguien lo suficientemente temerario como para cuestionarse la identidad del Sábado con respecto al Sabbath o día séptimo, viendo que el pueblo de Israel ha estado guardando el Sábado desde que se dió la Ley. (El Espejo Católico, Sept. 9, 1893)

...El Redentor, durante Su vida mortal, nunca guardó otro día que no fuera el Sábado. (El Espejo Católico, Sept. 2, 1893)

Nosotros juzgamos que es necesario ser perfectamente claro en este punto... La Biblia – el Antiguo Testamento -, confirmada por la tradición viviente del pueblo escogido de Dios por 3383 años, en la práctica semanal, enseña, entonces, con absoluta certeza, que Dios mismo ha nombrado el día “que debe ser guardado santo para Él” – que el día fue Sábado, y que cualquier violación de ese mandamiento era castigado con la muerte. (El Espejo Católico, Sept. 9, 1893)

No hay una sola palabra, y no hay un sólo indicio, en el Nuevo Testamento acerca de abstenerse de trabajar en domingo...con respecto al reposo del domingo, no existe ninguna ley divina... La observación del miércoles de ceniza o la cuaresma están exactamente en la misma posición como la observancia del domingo. (Los Diez Mandamientos, Canon Eyton)

El mandamiento de la Biblia dice que en el séptimo día usted debe descansar. Esto se refiere al Sábado. En ninguna parte de la Biblia se establece que deba haber adoración a Dios en domingo. ([Toronto Daily Star] La Estrella Cotidiana de Toronto, Oct. 26, 1949, Philip Carrington)

No existe nada en las Escrituras que nos exija guardar el domingo, en lugar del Sábado como un día santo. (La Cristiandad de Hoy, Nov. 5, 1976, Harold Lindsell)
Nunca hubo un cambio formal o autorizado del séptimo día Sábado judío a la observación del primer día – domingo – cristiano. (El Día del Señor en Nuestros Días, William Owen Carver)

La festividad del domingo, como todas las demás festividades, siempre ha sido una ordenanza humana, y estaba muy lejos de las intenciones de los apóstoles el establecer un mandamiento divino a este respecto, muy lejos de ellos, y de la primera Iglesia apostólica el hacer la transferencia de la ley del Sábado al domingo. (a Historia de la Religión Cristiana y la Iglesia, 1843, Dr. Augustus Neander)

Pero ellos yerran al enseñar que el domingo ha tomado el lugar del Sábado del Antiguo Testamento, y por lo tanto debe ser guardado, como el séptimo día tenía que ser guardado por el pueblo de Israel... Estas iglesias yerran en sus enseñanzas, porque las Escrituras de ninguna manera han ordenado que el primer día de la semana tome el lugar del Sábado. Simplemente, no hay una ley en el Nuevo Testamento para este efecto. (Sábado o Domingo, John Theodore Mueller)

Tomemos el asunto del domingo. Hay indicaciones en el Nuevo Testamento de cómo la iglesia llegó a guardar el primer día de la semana como su día de adoración, pero no existe un sólo pasaje que le diga a los cristianos que guarden ese día, o que transfiera el Sábado judío a ese otro día. (El Abogado Cristiano, Julio 2, 1942, Harris Franklin Rall)

Pero, la ley moral contenida en los diez mandamientos y fomentada por los profetas, Él [Cristo] no la abolió. Este no era el plan de su venida, para revocar cualquier parte de esta. Esta es una ley que nunca puede ser quebrantada... Cada parte de esta ley debe permanecer en actividad sobre toda la humanidad, y sobre todas las épocas, y esta no depende de tiempo o de lugar o cualquier otra circunstancia que dependa de cambio, sino que depende de la naturaleza de Dios y la naturaleza del hombre y su relación inquebrantable del uno con el otro. (Los Escritos del Reverendo John Wesley, John Wesley)

El Sábado instituido en el principio y confirmado una y otra vez por Moisés y los profetas, nunca ha sido abrogado. (El Heraldo de Nueva York, 1874)

El Sábado fue hecho válido desde Edén, y ha estado activo desde entonces. Este cuarto mandamiento empieza con la palabra ‘acuérdate’, demostrando que el Sábado ya existía cuando Dios escribió la ley en las tablas de piedra en el Sinaí. ¿Cómo pueden los hombres clamar que este mandamiento ha sido abolido cuando ellos admiten que los otros nueve siguen siendo válidos? (Pesado y Deseado, Dwight L. Moody)

Parece ser que había sido una costumbre en las iglesias célticas de hace muchos años, en Irlanda, así como en Escocia, el guardar el Sábado, el Sábado judío, como un día de descanso del trabajo. Ellos obedecían el cuarto mandamiento literalmente acerca del séptimo día de la semana. (La Iglesia en Escocia, p. 140, Profesor James C. Moffat, Maestría y Doctorado, Profesor de Historia de la Iglesia en Princeton)

Existe una gran evidencia que el Sábado prevaleció en Gales universalmente, hasta el año 1115 d.C., cuando el primer obispo de Roma fue establecido en San David. Las antiguas iglesias galesas que guardaban el Sábado, ni siquiera entonces doblaron sus rodillas ante Roma, sino que huyeron a sus lugares escondidos. (Los Bautistas del Séptimo Día en Europa y América, Vol. 1, p. 29, Lewis)

Era la práctica general de las iglesias del oriente; y de algunas iglesias del occidente... Porque en la iglesia de Millaine (Milán);... tenían al Sábado en gran estima... No que las iglesias del occidente o alguna de las demás que observaban ese día, estuvieran inclinadas al Iudaisme [judaísmo]; pero todas ellas se juntaban en el día Sábado, para adorar a Iesus [Jesús], Cristo, el Señor del Sábado. (Historia del Sábado Parte 2, ps. 73, 74, Londres: 1636)

Los primeros cristianos guardaron el Sábado de los judíos... Por lo tanto, los cristianos por mucho tiempo juntos, guardaban sus convenciones en el Sábado, en el cual alguna parte de la Ley era leída: y esto continuó hasta el tiempo del concilio Laodiceano. (Los Escritos Completos de Jeremy Taylor, Vol. IX, p. 416)

Nota: En el año 363, el concilio local de Laodicea, pasó el siguiente decreto: “Los cristianos no deben judaizar, al reposar en Sábado, sino que deben trabajar en ese día, descansando en su lugar, el domingo. Pero si un hombre es encontrando judaizando, sea anatema de Cristo.”

Seguramente va a ser mucho más seguro observar el séptimo día, de acuerdo con el mandamiento expreso de Dios, que adoptar el primero, bajo la autoridad de conjeturas meramente humanas. (Literatura del Sábado, ps. 46-54, John Milton)

Yo he ofrecido repetidamente $1000,00 a cualquiera que pueda probarme de acuerdo con la Biblia solamente, que estoy obligado a guardar el domingo santo. No existe tal ley en la Biblia. Es una ley de la santa iglesia católica solamente. La Biblia dice: ‘acuérdate del Sábado para guardarlo santo.’ La iglesia católica dice: ‘No, por mi divino poder anulo el día Sábado y te ordeno que guardes santo el primer día de la semana.’ Y ¡ah!, todo el mundo civilizado se inclina en una obediencia reverente al mandamiento de la santa iglesia católica. (Sacerdote católico romano, T. Enright, C.S.S.R., en una lectura en Hartford, Kansas, Feb. 18, 1884).

‘Y en el séptimo día, Dios descansó de la obra que había hecho... Él bendijo el día séptimo y lo santificó’. El ‘Shabbat’, el Sabbath bíblico, está unido a este misterio del descanso de Dios. Si nosotros los cristianos celebramos el día del Señor en domingo, es porque en ese día, ocurrió la resurrección de Cristo. (El Papa Juan Pablo II, Julio 12, 1998)

¿Es el Sábado, el séptimo día de acuerdo a la Biblia y a los Diez Mandamientos? Yo respondo que sí. ¿Es el domingo el primer día de la semana y la iglesia cambió el séptimo día – Sábado – por el domingo, el primer día? Yo respondo que sí. ¿Cristo cambió el día? ¡Yo respondo que no! (Fielmente suyo: James Cardinal Gibbons – en una carta escrita por James Cardinal Gibbons, Arzobispo de Baltimore. 1877 – 1921, impresa en La Prensa Católica, Sydney, Australia, Ago. 25, 1900)

... En ninguna parte de la Biblia encontramos que Cristo o los Apóstoles ordenaran que el Sábado fuera cambiado del Sábado al domingo. Nosotros tenemos el mandamiento de Dios dado a Moisés de guardar santo el día Sábado, este es el séptimo día de la semana, Sábado. En la actualidad la mayoría de los cristianos guardan el domingo porque ha sido revelado a nosotros por la iglesia [Católica Romana], fuera de la Biblia. (El Católico Virginiano, Oct. 3, 1947)

Examinando el Nuevo Testamento de principio a fin, críticamente, encontramos el Sábado referido sesenta y un veces. Encontramos también, que el Salvador invariablemente seleccionó el Sabbath (Sábado), para enseñar en las sinagogas y realizar milagros. Los cuatro evangelios hablan del Sábado cincuenta y un veces. En alguna circunstancia, el Redentor se refiere a sí mismo como ‘Señor del Sábado’, como se menciona en Mateo y Lucas, sin embargo, durante toda Su vida registrada, mientras que invariablemente guardaba y utilizaba el día (Sábado), Él nunca dió la más mínima señal de quererlo cambiar. (El Espejo Católico, Nov.25, 1893, James Cardinal Gibbons)

...Con la Biblia solamente como maestra y guía en la fe y la moral. Esta maestra enfáticamente prohíbe cualquier cambio en el día por extraordinarias que fueran las razones. El mandamiento lo llama como ‘un pacto perpetuo’. El día ordenado por la maestra (La Biblia) para ser guardado, ni una sola vez ha sido guardado (por las iglesias protestante o católica), por lo tanto, desarrollando una apostasía de un principio implícito acordado, así como, auto-contradictorio, auto-ridiculizado, y consecuentemente tan suicida como es, contenida dentro del poder de lo que el lenguaje expresa. (El Espejo Católico, Nov. 25, 1893, James Cardinal Gibbons)

Todo mundo sabe que el domingo es el primer día de la semana, mientras que el Sábado es el séptimo día, y el Sábado, el día consagrado como un día de reposo. Esto es reconocido en todas las naciones civilizadas. He ofrecido repetidamente $1000.00 a cualquiera que suministre alguna prueba de la Biblia que el domingo es el día que estamos obligados a guardar, y nadie ha reclamado el dinero. (Padre T. Enright, Sacerdote católico romano, Kansas City, MO).

Parte 4
La Iglesia Católica Romana Cambió el Sábado al Domingo

En ninguna parte de la Biblia está establecido que la adoración a Dios debe ser cambiada del Sábado al domingo. El hecho es que la iglesia ha existido por muchos siglos antes que la Biblia fuera dada al mundo. La iglesia hizo la Biblia, la Biblia no hizo a la iglesia. (Cosas Que Se Les Pregunta A Los Católicos, Martín J. Scot, 1927 ed.)

Algunos teólogos han retenido que Dios de igual manera directamente determinó el domingo como el día de adoración en la Nueva Ley, que Él mismo ha sustituido explícitamente el domingo por el Sábado. Pero esta teoría está ahora abandonada. En la actualidad, comúnmente se mantiene que Dios le dió a su iglesia el poder de quitar o poner cualquier día o días que ella juzgue apropiados como días festivos. La iglesia escogió el domingo, el primer día de la semana, y en el transcurso del tiempo añadió otros días como días festivos. (Un Curso en Religión para Católicos en las Secundarias y las Academias, 1936, John Laux)

Pregunta: ¿Cuál es el día Sábado?
Respuesta: El Sábado es el día Sabbath
Pregunta: ¿Por qué observamos el domingo en lugar del Sábado?
Respuesta: Nosotros observamos el domingo en lugar del Sábado porque la iglesia católica en el concilio de Laodicea, transfirió la solemnidad del Sábado al domingo. (El Catequismo Converso de la Doctrina Católica, Tercera Edición, Meter Geiermann, C.S.S.R.)

Nosotros, los católicos no aceptamos la Biblia como la única autoridad de fe. Aparte de la Biblia, tenemos a la iglesia viviente, la autoridad de la iglesia, como un gobierno que nos guía. Nosotros decimos que esta iglesia, instituida por Cristo para enseñar y guiar al hombre a través de su vida, tiene el derecho de cambiar las leyes ceremoniales del Antiguo Testamento y por consiguiente, nosotros aceptamos su cambio del Sábado al domingo. Nosotros francamente decimos, sí, la iglesia hizo este cambio, hizo esta ley, y ha hecho otras muchas leyes, por ejemplo, la abstinencia del viernes, el sacerdocio que no debe casarse, las leyes con respecto a los matrimonios mixtos, la regulación de matrimonios católicos y miles de leyes más. (El Brazo Extenso de la Iglesia Católica, 1975, Chicago, Illinois, Meter R. Kraemer)

El domingo es nuestra marca de autoridad. La iglesia está sobre la Biblia, y ésta transferencia de la observación del Sábado es una prueba de este hecho. (El Expediente Católico, Sep. 1, 1923)

Nota: Es interesante notar que Dios también tiene una marca. Esa marca, la cuál es un signo de identificación entre Él y Su Pueblo, es Su Sábado. Vea Éxodo 31:17 y Ezequiel 20:12, 19-20

Ya que el tercer mandamiento (el cuál en realidad es el cuarto mandamiento, pero el catolicismo quitó el segundo mandamiento, así es que ellos no tienen que reconocer su idolatría, por lo cual, ellos hacen del Sábado el tercero), pende sobre el recordatorio de las obras de salvación de Dios y porque los cristianos vieron el tiempo definitivo inaugurado por Cristo como un nuevo principio, ellos hicieron el primer día después del Sábado un día festivo, porque ese fue el día en que el Señor resucitó de entre los muertos. (Papa Juan Pablo II, Mayo 31, 1998)

Ellos [Los Católicos Romanos], se refieren al día Sabbath, como el día que ha sido cambiado al día del Señor, contrario al decálogo, como éste aparece. Ni tampoco hay algún ejemplo más preocupante que el cambio del Día Sabbath. ¡Grande –dicen ellos-, es el poder de la iglesia, ya que ésta ha dispensado uno de los diez mandamientos! (Confesiones de fe en Ausburgo, Artículo 28, aprobado por Martín Lutero, 1530)

Pregunta: ¿Tienen ustedes alguna otra forma de demostrar que la iglesia tiene el poder de instituir festividades de preceptos?
Respuesta: Si la iglesia no tuviera tal poder, no hubiera podido hacer eso en el cual todos los religionistas modernos están de acuerdo con ella –Ella no hubiera podido sustituir la observancia domingo, el primer día de la semana, en lugar de la observancia del Sábado, el séptimo día, un cambio para el cual no existe una sola autoridad que venga de las escrituras. (Un Catecismo Doctrinal, Tercera Edición, Stephen Keenan)

Pregunta: ¿Cómo prueba usted que la iglesia tiene el poder para ordenar festividades y días solemnes?
Respuesta: Por el mismo hecho de cambiar el día Sábado al domingo, lo cual, los protestantes lo permiten, y por lo tanto, ellos se contradicen así mismos, al guardar el domingo estrictamente, y quebrantando la mayoría de las demás festividades ordenadas por la misma iglesia. (Manual de Doctrina Cristiana, 1916, Daniel Ferres)

El domingo es una institución católica y su afirmación para la observación puede ser defendida solamente en los principios católicos... Desde el principio hasta el final de las Escrituras, no existe un sólo pasaje que apoye la transferencia de la adoración pública semanal del último día de la semana, para el primero. (La Prensa Católica)

La iglesia católica...en virtud de su misión divina, cambió el día del Sábado al domingo. (El Espejo Católico, Sept. 23, 1893)

Si cualquier persona en este pueblo me muestra alguna escritura concerniente a esto, mañana en la tarde le haré un reconocimiento público y le daré las gracias por esto. Fue la santa iglesia católica la que cambió el día de reposo del Sábado al domingo, el primer día de la semana. Y no sólo impuso a todos a guardar el domingo, sino que en el concilio de Laodicea, 364 d.C., anatemizó a aquéllos a quienes guardan el Sábado y obligó a todas las personas a trabajar en el séptimo día bajo pena de anatema. (Padre T. Enright, Sacerdote Católico Romano, Kansas City, MO)

Mis hermanos, mírense con respecto a las varias batallas de las sectas y denominaciones. Muéstrenme una que clame o posea el poder para hacer y atar leyes en las conciencias. Solamente existe una sobre la faz de la tierra, la iglesia católica, que tiene el poder de hacer y atar leyes sobre las conciencias, atadas ante Dios, atadas bajo pena del fuego infernal. Tomemos, por ejemplo, el día domingo que nosotros celebramos. ¿Qué derecho tienen las iglesias protestantes de guardar ese día? ¡Ninguno!. Ustedes dirán que es para obedecer el mandamiento, ‘Acuérdate del Sabbath para guardarlo santo.’ Pero el domingo no es el Sabbath, de acuerdo con la Biblia y el record del tiempo. (Padre T. Enright, Sacerdote Católico Romano, Kansas City, MO)

Parte 5
Las Denominaciones Protestantes y el Sábado

ANGLICANA
¿Y dónde se nos ha dicho en las escrituras que tenemos que guardar el primer día? Se nos ha ordenado que guardemos el séptimo; pero en ninguna parte se nos ha ordenado que guardemos el primer día... La razón por la que nosotros guardamos el primer día de la semana como santo en lugar del séptimo, es por la misma razón que observamos muchas otras cosas, no porque la Biblia lo ordene, sino porque la iglesia lo ha ordenado. (Sermones Sencillos en el Catecismo, Isaac Williams)

Nosotros hemos hecho el cambio del séptimo día al primer día, del Sábado al domingo, bajo la autoridad de la santa iglesia católica. (La Razón Por La Que Guardamos El Domingo, Obispo Seymour)

El día del Señor era solamente una institución eclesiástica. No fue introducido por los méritos del cuarto mandamiento. (Jeremy Taylor)

Los primeros cristianos tenían una gran veneración por el Sábado, y pasaban el día con devoción y sermones. Y esto no se debe dudar, ya que ellos obtuvieron esta práctica de los mismos apóstoles. (Un Discurso en Seis Diálogos por el Nombre, el Concepto y la Observación del Día del Señor, p. 189)

BAUTISTA
A mí me parece inexplicable que Jesús, que durante los tres años de comunicación con Sus discípulos, constantemente hablando con ellos acerca de las cosas del Sábado... Nunca habló de alguna transferencia del día; también, que durante cuarenta días después de Su resurrección, nada de esto se habló... (Dr. Edward T. Hiscox, Conferencia de Ministros de Nueva York, Nov. 13, 1893)

...Pero que tristeza [la adoración en domingo], viene marcada con la marca del paganismo y bautizada con el nombre del dios sol, adoptada y sancionada por la apostasía papal, y ¡dejada como un legado sagrado para el protestantismo! (Dr. Edward T. Hiscox, Conferencia de Ministros de Nueva York, Nov. 13, 1893)

El día del Señor no está santificado por ningún mandamiento específico, o por una inevitable conclusión. En todo el Nuevo Testamento no hay un sólo indicio o sugerencia de una obligación legal ligada a cualquier hombre, ya sea santo o pecador, para observar el día. Su santificación surge sólo de lo que significa para el verdadero creyente. (La Pregunta Acerca del Sábado, J. J. Taylor [Bautista] p. 72)

CONGREGACIONALISTA
... Es muy claro que ya sea rígidamente o devotamente la manera en que pasemos el domingo, nosotros, no estamos guardando el Sabbath... El Sabbath (Sábado), fue establecido en un mandamiento divino específico. Nosotros no nos podemos referir a un mandamiento para la obligación de observar el domingo... No existe una sola oración en el Nuevo Testamento que sugiera que podemos incurrir en una falta por violar la supuesta santidad del domingo. (Los Diez Mandamientos, Dr. R. W. Dale)

...El sabbath cristiano [domingo], no se encuentra en las Escrituras, y la Iglesia primitiva nunca lo llamó Sabbath. (eología: Explicada y Defendida, 1823, Timothy Dwight)

DISCÍPULOS DE CRISTO
‘Pero’, algunos dicen, ‘este fue cambiado del séptimo al primer día.’ ¿Dónde? ¿Cuándo? y ¿Por quién? Ningún hombre puede decirlo. ¡No! Nunca fue cambiado, ni tampoco pudo ser, a menos que la creación se realizara otra vez: Porque la razón señalada debía ser cambiada antes de ser observada o ¡la consideración de la razón pudiera ser cambiada! ‘Todas estas son fábulas de esposas viejas’ que hablan del cambio del Sabbath, del séptimo al primer día. Si éste fue cambiado, es porque el personaje de Augusto lo cambió ya que cambió los tiempos y las leyes ex oficio – yo creo que su nombre es Doctor Anticristo. (El Bautista Cristiano, Feb. 2, 1824, Alexander Campbell, Fundador de los Discípulos de Cristo)

El primer día de la semana es comúnmente llamado como sabbath. Este es un error. El Sabbath de la Biblia era el día anterior que precedía al primer día de la semana. El primer día de la semana nunca ha sido llamado Sabbath en ninguna parte de todas las Escrituras. También es un error hablar acerca del cambio del Sabbath, del Sábado al domingo. No existe un sólo lugar en la Biblia que sugiera siquiera tal cambio. (La Observancia Del Primer Día, ps. 17, 19)

LUTERANA
Nosotros hemos visto cómo gradualmente la impresión del Sabbath judío se va desvaneciendo de la mente de la iglesia cristiana, y cómo el nuevo pensamiento señala la observancia del primer día y completamente tomó posesión de la iglesia. Nosotros hemos visto que los cristianos de los primeros tres siglos nunca confundieron el uno con el otro... (El Problema Del Domingo, 1923)

Existió y sigue existiendo un mandamiento de guardar santo el día Sabbath, pero el día Sabbath no era el domingo. Se dirá, como sea, y con alguna muestra de triunfo, que el Sabbath fue transferido del séptimo día al primer día de la semana... ¿Dónde se puede encontrar el registro de tal transacción? No en el Nuevo Testamento – definitivamente no... (Dr. Edward T. Hiscox, Conferencia de Ministros de Nueva York, Nov. 13, 1893)

METODISTA
La razón por la que nosotros observamos el primer día en lugar del séptimo no está basado definitivamente en un mandamiento. Uno pudiera escudriñar las Escrituras en vano para encontrar la autoridad de cambiar del séptimo día al primero. (Diez Reglas Para Vivir, Metodista, Clovis G. Chappell)

Es verdad que no existe definitivamente un mandamiento para el bautismo de los niños... así como tampoco hay alguno para guardar santo el primer día de la semana. (Compendio Teológico Episcopal Metodista, Amos Binney, ps. 180, 181)

PRESBITERIANA
El Sabbath es parte del decálogo – Los Diez Mandamientos. Este por sí mismo, establecido para siempre como la perpetuidad de la institución... Hasta que, por lo tanto, pueda ser mostrado que toda la ley moral ha sido rechazada, aún así, el Sabbath permanecería... Las enseñanzas de Cristo confirman la perpetuidad del Sábado. (Teología Condensada, T. C. Blake, D. D.)

Parte 6
Los Protestantes Honran a la “Iglesia Madre”

¿A cuál iglesia el mundo civilizado entero obedece? Los protestantes nos llaman con varios horribles nombres que se les ocurren, anti-Cristo, la bestia escarlata, Babilonia, etc. Y al mismo tiempo profesan gran reverencia por la Biblia, pero, por su solemne acto de guardar el domingo, ellos reconocen el poder de la iglesia católica. (Padre T. Enright, Sacerdote Católico Romano, Kansas City, MO)

La Biblia dice, ‘Acuérdate del Sábado para guardarlo santo.’ Pero la iglesia católica dice, ‘No, guarda el primer día de la semana,’ y el mundo entero se inclina en obediencia. (Padre T. Enright, Sacerdote Católico Romano, Kansas City, MO)

...Los protestantes, que aceptan la Biblia como la única regla de fe y religión, deberían regresar por todos los medios a la observancia del Sábado. El hecho que ellos no lo hagan, sino que al contrario, guardan el domingo, los ridiculiza ante los ojos de cualquier hombre pensante. (El Brazo Extenso de la Iglesia Católica, 1975, Chicago, Illinois, Meter R. Kraemer)

Es siempre de alguna manera risible, ver que las iglesias protestantes, en el púlpito y en la legislación, ordenan la observancia del domingo, del cual no hay nada en sus Biblias. (El Brazo Extenso de la Iglesia Católica, 1975, Chicago, Illinois, Meter R. Kraemer)

La observancia del domingo por los protestantes es un homenaje que ellos pagan, a pesar de ellos mismos, a la autoridad de la iglesia [católica]. (Hablando Claro Acerca Del Protestantismo Actual, p. 213)

Por lo tanto, vemos cómo Daniel 7:25 ha sido cumplido, el pequeño cuerno cambiando ‘tiempos y leyes’. Por consiguiente, a mi me parece que todos los que guardan el domingo en lugar del Sábado, son guardadores del domingo del Papa y quebrantadores del Sábado de Dios. (T. M. Pueble, Feb. 13, 1845)

A propósito, no existe prueba en las escrituras de que fuera la voluntad de Dios que el Sabbath fuera cambiado del Sábado al domingo, así que esos no católicos que no aceptan el valor de la tradición como una fuente de fe deberían lógicamente seguir observando el Sábado como el Sabbath. (Esta es la Fe; Teología Católica Para Hombres Comunes, Francis J. Ripley, p. 176)

Parte 7
La Adoración en Domingo se Originó en el Mundo Pagano

De acuerdo con el concepto asirio-babilónico, el énfasis específico recae necesariamente en el número siete...La semana entera señala prominentemente hacia el séptimo día, el día de fiesta, el día de reposo, en este día había serenidad, en este día también se cerraba el ciclo. ‘Sabbath’ es derivado de dos cosas ‘descansar’ y ‘siete’. Con los egipcios era al revés... para ellos al contrario, el dios sol era el principio y origen de todas las cosas. El día del sol, el domingo, llegó a ser necesariamente para ellos el día de fiesta... La festividad fue transferida del último al primer día de la semana. (Daglige Liv i Norden, Vol. XIII, ps. 54, 55)

Los siete nombres planetarios de los días fueron escogidos al final del siglo segundo d.C. prevaleciendo por todas partes del imperio romano... Esta astrología se originó en Egipto, donde Alejandría ahora lo grita a todos... ‘El día del sol’ fue el día del Señor, el principal y el primero de la semana. El malvado y fatal día de Saturno era el último de la semana en el cual, nadie podía celebrar una festividad... (Daglige Liv i Norden, Vol. XIII, ps. 91, 92)

Esta ley del domingo no constituyó un real favoritismo para la cristiandad... Es evidente por todas sus provisiones estatutarias, que el emperador durante el tiempo 313 – 323 con conciencia plena ha intentado la realización de su ambición religiosa: La amalgamación del paganismo y cristiandad. (Kirken og Romerstaten (La Iglesia y el Estado Romano), p. 256.)

Ellos despreciaron a nuestro dios-sol. ¿No Zoroastro, el santificado fundador de nuestras divinas creencias, instituyó el domingo hace mil años en honor al sol y suplantó el Sábado del Antiguo Testamento? Aunque estos cristianos tuvieran servicios divinos en Sábado. (La Iglesia Siríaca y Sus Padres, ps. 83, 84, O’Leary)

Parte 8
El Sábado a través de los Siglos

“No hay una sola ciudad de los griegos, o de los bárbaros, o de cualquier otra nación en absoluto, donde nuestra costumbre de reposar el séptimo día no haya llegado”. - Flavius Josephus

El Primer Siglo
Entonces la semilla espiritual de Abraham huyó hacia Pella, al otro lado del Jordán, donde ellos encontraron un lugar seguro de refugio, y pudieron servir a su Señor y guardar Su Sabbath. (Historia Eclesiástica de Eusebio, Libro 3, Ch. 5).

Los primeros cristianos tuvieron una gran veneración por el Sabbath, y pasaban el día en oración y sermones. Y no debe dudarse, pues ellos obtuvieron esta práctica de los apóstoles mismos, como se ve en diferentes escrituras referentes a este caso. (Pláticas en el Día del Señor, p. 189. Londres: 1701, por el Dr. T. H. Morer).

El Segundo Siglo
Los primeros cristianos guardaron definitivamente el Sabbath de los judíos, ... por lo tanto, los cristianos por mucho tiempo, juntos tuvieron sus convenciones en el Sabbath, en el cuál, algunas partes de la ley eran leídas, y esto continuó hasta el tiempo del concilio de Laodicea. (Las Obras Completas de Jeremy Taylor, Vol. IX, p. 416, R. Edición de Heber, Vol. XII, p. 416).

Desde el tiempo de los apóstoles hasta el concilio de Laodicea, el cual fue alrededor del año 364, la santa observación del Sabbath judío continuó, como puede ser probado a través de muchos autores: votando, no resistir el decreto del concilio en contra de este. (El domingo un Sabbath, John Ley, p. 163. Londres: 1640).

El Siglo Tercero
Excepto que usted haga del Sabbath un Sabbath verdadero [sabbatize el Sabbath, griego], usted no verá al Padre. (El Papiro Oxyrhynchus, pt. L, p. 3, logion 2, verso 4-11 [Londres: Oficinas del Fondo de Exploración de Egipto, 1898] EL TERCER SIGLO DE EGIPTO, PAPIRO OXYRHYNCHUS – 200-250 A.C.)

Se debe observar el Sabbath, de acuerdo a Él, que cesó de Su obra de creación, pero no cesó de Su obra de providencia; debe ser un descanso para la meditación de la ley, no para la ociosidad de las manos. (Los Padres anti-Necéanos, Vol. 7, p. 413. De la Constitución de los Santos Apóstoles, un documento del Tercer y Cuarto Siglo).

El Siglo Cuarto
Ambrosio, el célebre arzobispo de Milán, dijo que cuando él estuvo en Milán, él observaba el Sábado, pero cuando estaba en Roma, observaba el Domingo. Esto dio origen al proverbio: “Cuando estés en Roma, has como los romanos” (Heylyn, Historia del Sabbath 1612).

Canon 16 – En Sábado, los evangelios y otras porciones de las Escrituras tienen que ser leídas en voz alta. Canon 29 – Los cristianos no deben judaizar y estar desocupados en Sábado, sino que deben trabajar en ese día; pero en el día del Señor deben especialmente honrar y comportarse como cristianos, si es posible, no trabajar en ese día. (Concilio de Hefele, Vol. 2, b. 6. CONCILIO DE LAODICEA – A. C. 365).

El Siglo Quinto
Agustino muestra aquí que el Sabbath era observado en su día “en gran parte del mundo cristiano”, y su testimonio a este respecto es aún de mayor valor, porque él mismo era un serio y consistente observante del domingo. (Vea Necea y los Padres Post – Nicenos, 1a Serie, Vol. 1, ps. 353, 354).

SIDONIO (hablando del rey Teodoro de los godos, 454-526 D. C.) Es un hecho que era una costumbre antigua en el Este el guardar el Sabbath en la misma manera como el día del Señor, y tener asambleas sagradas: mientras que por otro lado, la gente del Oeste, contendiendo por el día del Señor, han descuidado la celebración del Sabbath. (Apollinaris Sidonii Epostolae, lib. 1, 2; Migne, 57).

El Siglo Sexto
En este caso posterior, pareciera que ellos han seguido una costumbre en la cual, encontramos trazas en la Iglesia monástica primitiva de Irlanda, la cual ellos mantenían el Sábado como el Sabbath, en el que ellos reposaban de todas sus labores. (W. T. Skene, La Inquebrantable vida de San Columba, 1874, p. 96).

Habiendo continuado sus labores en Escocia por treinta y cuatro años, él claro y abiertamente pronosticó su muerte, y en Sábado, el nueve de Junio, le dijo a su discípulo Diermit: “Este día es llamado el Sabbath, esto es, el día de reposo, el cual en realidad va a ser para mí; porque va a poner fin a mis labores.” (La Vida de los Santos de Butler, Vol. 1, D. C. 597, art. “San Columba”, p. 762).

El Siglo Séptimo
Profesor James C. Moffat, D. D., Profesor de la Historia de la Iglesia en Princeton dice: “Parecía que había sido costumbre en las iglesias celtitas, de los primeros tiempos, en Irlanda, así como en Escocia, el guardar el Sábado, el Sabbath judío, como el día de reposo de las labores. Ellos obedecieron el cuarto mandamiento literalmente en el séptimo día de la semana”. (La Iglesia en Escocia, p. 140).

Gregorio I, escribió en contra de los ciudadanos romanos [quien] prohibió que se trabajara en el día Sabbath (Necea y los Padres Post – Nicenos, segunda serie, Vol. XIII, p. 13, epist. 1). Gregorio, arzobispo por la gracia de Dios a sus bien amados hijos, los ciudadanos romanos: Ha llegado a mi saber, que ciertos hombres de perverso espíritu, han diseminado entre ustedes cosas pervertidas y opuestas a la santa fe, de tal manera, que ellos prohíben hacer cualquier tipo de trabajo en el día Sabbath.

¿Cómo debe llamar a estos, excepto predicadores del anti-Cristo? (Epístolas, b. 13:1).

El Siglo Octavo
Nosotros ordenamos a todos los cristianos a observar el día del Señor que se celebre no en honor al Sabbath pasado, sino conforme el relato de esa noche santa del primer día de la semana llamado día del Señor. Cuando hablamos del Sabbath, el cual los judíos observan, el último día de la semana, el cuál también nuestros campesinos observan...(Mansi, 13, 851).

Completamente alrededor y permanentemente era la observancia del séptimo día Sabbath entre los creyentes de la Iglesia del Este y Santo Tomás entre los creyentes de la India, los cuales nunca estuvieron conectados con Roma. Este también se mantuvo entre aquéllas entidades que se separaron de Roma, después del concilio de Chalcedon, entre ellos, los Abisinios, los Jacobitas, los Maronitas y los Armenios. (Schaff-Herzog, La Nueva Enciclopedia del Conocimiento Religioso, art. “Nestorianos”; también Realencyclopaedie fur Protestantische Theologie und Kirche, art. “Nestoriane”).

El Siglo Noveno
Bulgaria al principio de su evangelización, había sido enseñada que ningún trabajo tenía que hacerse en el Sabbath. (Responsa Nicolai Papae I y Con-Consulta Bulgarorum, Responsum 10, encontrado en Mansi, Sacrorum Concilorum Nova et Amplissima Collectio, Vol. 15; p. 406; también Hefele, Conciliengeschicte, Vol. 4, sec. 478).

El cardenal Hergenrother dice que ellos se mantuvieron en íntima relación con el emperador Michael II (821-826) y testifica que ellos observaban el Sabbath. (Kirchengeschichte, 1, 527).

El Siglo Décimo
Los nestorianos no comen puerco y guardan el Sabbath. Ellos no creen en la confesión auricular, ni en el purgatorio. (Schaff-Herzog, La Nueva Enciclopedia del Conocimiento Religioso, art. “Nestorianos”).

Y porque ellos observaban no otro día de descanso que no fuera el Sabbath asiEs, ellos los llamaban Insabathas, así como decir, como ellos observaban no Sabbath [i.e. no observaban el Domingo] (Los Precursores de Lutero [deletreo original] ps. 7, 8).

El Siglo Once
Ellos mantenían que el Sábado era propiamente el Sabbath, en el cual se abstenían de trabajar (Escocia Celtica, Vol. 2, p. 350). Su siguiente punto fue que ellos no reverenciaban debidamente el día del Señor, pero en esta última instancia, parecía que ellos había seguido una costumbre, de la cual encontramos rastros en la iglesia primitiva de Irlanda, en la cuál, ellos guardaban el Sábado como el verdadero Sabbath, en el cuál ellos descansaban de todas sus labores. (Skene, La Escocia Celtica, Vol. 2, p. 349).

Ya que tu observas el Sabbath con los judíos y el día del Señor con nosotros, pareciera que imitas con tal observancia a los de la secta de los nazarenos (Migne, Patrologia Latina, Vol. 145, p. 506; también Hergenroether, Photius, Vol. 3, p. 746).

El Siglo Doce
Robinson cuenta que algunos de los Waldenses de los Alpes, que eran llamados Sabbati, Sabbatati, Insabbatati, pero más frecuentemente inzabbatati. “Uno puede decir que eran así nombrados por la palabra hebrea Sabbath, porque ellos guardaban el Sábado en lugar del día del Señor.” (Historia General de la Denominación Bautista, Vol. 2, p. 413).

El autor papal, Bonacursus, escribió lo siguiente en contra de los “Pasagaini”: No pocos, sino muchos saben cuales son los errores de aquéllos que son llamados los Pasagaini... Primero, ellos enseñan que debemos obedecer el Sabbath. Aún más, para aumentar su error, ellos condenan y rechazan al los padres de la iglesia, y a toda la iglesia romana. (D’achery, Spicilegium I, f. 211-214; Muratory, antiq. Med. Aevi. 5, f. 152, Hahn, 3, 209).

El Siglo Trece
Ellos dicen que el bendito Papa Silvestre era el anti-Cristo de quien se hace mención en las epístolas de San Pablo, como que éste era el hijo de perdición. [Ellos también dicen], que el guardar el Sabbath tiene que llevarse a cabo. (Historia Eclesiástica de las Iglesias Antiguas de Piedmont, p. 169 [por un prominente escritor católico romano acerca de los Waldenses]).

Miles del pueblo de Dios fueron torturados hasta la muerte por la inquisición, sepultados vivos, quemados vivos o despedazados en piezas por los cruzados. Mientras destruían la ciudad de Biterre, los soldados les preguntaban a los líderes católicos cómo iban a saber quienes eran los herejes; Arnoldo, abad de Cisteaux, respondió: “Mátenlos a todos, porque el Señor sabe quien es de Él.” (Historia de la Inquisición, p. 96).

El Siglo Catorce
En 1310, doscientos años antes de las teorías de Lutero, los hermanos de Bohemia, constituían un cuarto de la población de Bohemia, y estaban en contacto con los waldenses, quienes abundaban en Austria, Lombarda, Bohemia, el Norte de Alemania, Thuringia, Branden burgo y Moravia. Erasmo señaló que tan estrictos eran los waldenses de Bohemia para guardar el séptimo día Sabbath. (Armitage, Una Historia de los Bautistas, p. 318; Cox, La Literatura de las Preguntas del Sabbath, Vol. 2, ps. 201-202).

Nosotros escribimos de los sabatistas en Bohemia, Transilvania, Inglaterra y Holanda entre 1250 y 1600 D. C. (Wilkinson, p. 309).

El Siglo Quince
El primer asunto concerniente a guardar santo el Sábado. Ha llegado al oído del arzobispo, que la gente en diferentes lugares del reino se ha atrevido a guardar santo el Sábado. Está estrictamente prohibido –está establecido- en la ley de la iglesia, a cualquiera guardar o adoptar días santos, fuera de aquéllos que el papa, el arzobispo o el obispo señalen. (Historia de la Iglesia Noruega Bajo el Catolicismo, R. Keyser, Vol. II, p. 488, Oslo: 1858).

Luís XII, rey de Francia (1498-1415), siendo informado por los enemigos de los waldenses, que habitan en la provincia de Provence, que muchos abominables crímenes fueron atribuidos a su cuenta, mandando al Señor de las Peticiones, y a cierto doctor de la Sorbona, para hacer investigaciones al respecto. A su regreso, ellos reportaron que habían visitado todas las parroquias, pero no habían podido descubrir ningún trazo de esos crímenes, por los que habían sido culpados. Por el contrario, ellos guardaban el día Sabbath, observaron la ordenanza del bautismo, de acuerdo a la Iglesia primitiva, instruyeron a sus hijos en los artículos de la fe cristiana, y los mandamientos de Dios. El rey habiendo oído el reporte de sus comisionados, dijo con un juramento, que ellos eran mejores hombres que él mismo o su pueblo. (Historia de la Iglesia Cristiana, Vol. II, ps. 71-72, tercera edición. Londres: 1818).

El Siglo Dieciséis
En el reino de Elizabeth, ocurrió a muchos concientes y libres pensadores (como lo había hecho previamente con algunos protestantes en Bohemia), que el cuarto mandamiento se les requería que observaran, no el primero, sino específicamente el ‘séptimo’ día de la semana. (Enciclopedia de Chamber, art. “Sabbath”, Vol. 8, p. 416, 1887).

Los sabatarios enseñan que el Sabbath extrínseco, i.e., el Sábado, debe seguir siendo observado. Ellos dicen que el Domingo en una invención del Papa. (Refutación del Sabbath, por Wolfgang Capito, publicado en 1599).

El Siglo Diecisiete
Podemos seguirle la pista a esas opiniones, casi sobre todo el territorio de Suecia de ese día –desde Finlandia hasta el norte de Suecia. En el distrito de Upsala, los granjeros guardaban el Sábado en lugar del Domingo. Aproximadamente en el año 1625, esta tendencia religiosa, llegó a ser tan pronunciada en estos países, que no solamente una gran cantidad de personas comunes empezaron a guardar el Sábado como el día de reposo, sino aún muchos sacerdotes hicieron lo mismo. (Historia de la Iglesia Sueca, Vol. I, p. 56).

Seguramente será mucho más seguro observar el séptimo día, de acuerdo el mandamiento expreso de Dios, que en la autoridad de conjeturas meramente humanas para adoptar el primero. (Sab. Lit. 2, 45-54, John Milton).

El Siglo Dieciocho
Él mismo dice: “No se puede mostrar que el Domingo ha tomado el lugar del Sabbath (p. 366). El Señor Dios ha santificado el último día de la semana. El anti-Cristo por otro lado, ha señalado el primer día de la semana. (K 1, Auszug aus Tennhardt’s Schriften, p. 49 [impreso en 1712].

AMERICA, 1741 (Moravian Hermano tras Zinzendorf llegado de Europa). Como un caso especial que merece ser notado que está resuelto con la iglesia de Belén para observar el séptimo día, como día de reposo (Id., p. 5 1421, 1422). Pero ante Zinzendorf y los Moravianos en Belén, es decir, empezó la observancia del Sabbath y prosperó, había un pequeño grupo de alemanes que guardaban el Sabbath en Pensilvania. (Vea Historia de Denominaciones Religiosas en los Estados Unidos de Rupp, ps. 109-123).

El Siglo Diecinueve
Pero la mayoría se trasladó a la Crimea y al Caucaso, donde ellos se mantuvieron firmes a su doctrina a pesar de la persecución hasta este presente tiempo. La gente los llamaba los Subotniki, o Sabatarios. (Sterberg, Geschichte der Juden in Polen, p. 124).

Además, ellos mantuvieron la solemne observancia de la adoración cristiana a través de todo nuestro imperio, en el séptimo día (Investigaciones Cristianas en Asia, p. 143).

El Siglo Veinte
Es bueno recordarle a los presbiterianos, los bautistas, los metodistas y a todos los otros cristianos, que la Biblia no los apoya en ninguna parte en su observancia del Domingo. El Domingo es una institución de la Iglesia Católica Romana, y aquéllos que observan el día, observan un mandamiento de la Iglesia Católica. (Sacerdote Brady, en un discurso, reportado en las Noticias de Elizabeth, Nueva Jersey, en Marzo 18 de 1903).

La evaluación del Domingo, el tradicionalmente aceptado día de la resurrección de Cristo, ha variado grandemente a través de los siglos de la era cristiana. De tiempo en tiempo ha sido confundido con el séptimo día de la semana, el Sabbath. Las personas de habla inglesa han sido los más consistentes en perpetuar la errónea suposición que la obligación del cuarto mandamiento ha pasado al Domingo. En el idioma popular, el Domingo es frecuentemente, pero erróneamente, hablado como el Sabbath. (F. M. SETZLER, Curador Principal, Departamento de Antropología, Instituto Smithsonian, de una carta fechada en Septiembre 1, 1949).

Parte 9
Preguntas acerca del Sábado

¿El Creador reposó, bendijo y santificó el Sábado? ¡Sí! ; Génesis 2:3, Éxodo 20:11. ¿Él reposó, bendijo o en algún momento santificó el Domingo? ¡No! ¿Dios ordena que se guarde el Sábado? ¡Sí! ; Éxodo 20:8-11. ¿Él ordena que se guarde el Domingo? ¡No!

¿Dios llamó al Sábado Su Día Santo y ofrece gran recompensa a aquéllos que lo guarden santo? ¡Sí! ; Isaías 58:13-14. ¿Dios llamó al Domingo Su Día Santo y ofrece recompensa a aquéllos que lo guarden santo? ¡No!

¿Será el Sabbath guardado en la Nueva Tierra? ¡Sí! ; Isaías 66:23. ¿Será el Domingo guardado en la Nueva Tierra? ¡No!

¿El guardar el Sábado santo en una señal de que adoramos al único y Dios viviente? ¡Sí! ; Ezequiel 20:20. ¿Es el guardar el Domingo santo una señal que adoramos al Dios verdadero? ¡No!

¿Deben los santos orar por el Sábado? ¡Sí! ; Mateo 24:20. ¿Deben los santos orar por el Domingo? ¡No! ¿Las mujeres santas guardaron el Sabbath de acuerdo a los mandamientos? ¡Sí! ; Lucas23:56. ¿Las mujeres santas guardaron el Domingo de acuerdo a algún mandamiento? ¡No!

¿Fue la costumbre de Cristo guardar el Sabbath? ¡Sí! Lucas 4:16. ¿Fue la costumbre del Salvador guardar el Domingo? ¡No!

¿Era la “manera” de Pablo el adorar en Sábado? ¡Sí! ; Hechos 17:2. ¿Era la “manera” de Pablo adorar en Domingo? ¡No!

¿Fue el pueblo castigado por Dios por quebrantar el Sábado? ¡Sí! ; Jeremías 17:27, Nehemías 13:17-18. ¿Fue el pueblo castigado por Dios por quebrantar el Domingo? ¡No!

¿Son aquéllos que guardan los mandamientos del Todo Poderoso bendecidos? ¡Sí! ; Apocalipsis 22:14. ¿Son aquéllos que guardan las tradiciones de los hombres bendecidos? ¡No! ; Mateo 15:3

¿Dicen las Escrituras que la Ley NO sería abolida por el Mesías? ¡Sí! ; Mateo 5:17. ¿Dios cambia Su manera de ser? ¡No! ; Malaquías 3:6.

¿Existen seis días de trabajo? ¡Sí! ; Ezequiel 46:1, ¿Pablo hizo tiendas en los seis días de trabajo? ¡Sí! ; Hechos18:3, ¿Es el Sábado uno de esos días de trabajo? ¡No! ; Éxodo 20:8-11. ¿Pablo hizo tiendas en Sabbath? ¡No! ; Hechos 18:4.

¿Es el Sábado una señal de nuestra santificación? ¡Sí! ; Ezequiel 20:12. ¿Es el Domingo una señal de nuestra santificación? ¡No!

¿Las Escrituras dicen que el Salvador es Regidor, Señor, Dueño del Sábado? ¡Sí! ; Marcos 2:28. ¿Las Escrituras dicen que Él es Regidor o Señor del Domingo? ¡No!

¿Es enseñar por doctrinas mandamientos de hombres una vana adoración? ¡Sí! ; Mateo 15;9. ¿Es enseñar por doctrinas los mandamientos del Todo Poderoso vana adoración? ¡No! ; Mateo 19:17

Ningún cristiano del Nuevo Testamento, ya sea antes o después de la resurrección, trabajaron en el séptimo día Sábado. ¿Por qué los cristianos modernos hacen lo contrario a los cristianos de la Biblia?

¿Nosotros no estamos bajo la Ley, sino bajo la Gracia? ¡Sí! ; Romanos 6:14. ¿La Gracia nos permite transgredir la Ley? ¡No! ; Romanos3:20, 6:15 ¿La fe establece la Ley? ¡Sí! ; Romanos 3:31. ¿La fe anula la Ley? ¡No!

¿Jesús dijo que no solamente debíamos observar la Ley, sino enseñarles a otros a guardarla? ¡Sí! ; Mateo 5:19. ¿Él dijo que debíamos enseñar a otros a quebrantar la Ley? ¡No!

Pablo, el apóstol de los gentiles lo llamó el “día Sabbath” aproximadamente en el año 45 d. C. (Hechos 13:27) ¿Pablo ignoraba el cambio?, ¿Debemos creer a los maestros modernos quienes afirman que el Sabbath terminó en la resurrección de Cristo?

En todas las acusaciones en contra de Pablo, no hubo una sola referente al día Sábado. ¿Por qué no lo acusaron si es que él no guardaba el Sábado? Pablo expresamente declaró que él había guardado toda la ley. “No he cometido ningún delito, ni contra la ley de los judíos, ni contra el templo, ni contra el César.” (Hechos 25:8). ¿Cómo podría ser esto cierto, si él no había guardado el Sábado?

¿Sigue siendo el Sábado llamado ‘Sabbath’ (Sabato) en el idioma griego, así como en español, portugués, italiano y otros? ¡Sí!

Cuando el Hijo de Dios vino a la tierra, Él guardó el séptimo día durante toda su vida (Lucas 4:16, Juan 15:10). Por lo tanto, Él siguió el ejemplo de Su Padre desde la creación. ¿No es más seguro para nosotros seguir el ejemplo del Padre y del Hijo?

La evidencia es insuperable, así que ¿Tú personalmente que vas a hacer acerca de esto?

Parte 10
Datos del Sábado

Después de haber trabajado los primeros seis días de la semana en la recreación de esta tierra, el Gran Dios reposó en el séptimo día (Génesis 2:1-3). Esto señaló a ese día como el día de reposo de Dios. Por lo tanto, el séptimo día debe siempre ser el día Sabbath de Dios. ¿Puede cambiar su día de nacimiento, de un día en que usted nació a un día en el cuál no nació? No, tampoco puede cambiar el día de reposo de Dios a un día en el cuál Él no reposó. Por lo tanto, el séptimo día continúa siendo el día Sabbath de Dios.

Dios santificó el séptimo día (Éxodo 20:11), desde el principio de la humanidad (Génesis 2:1-3), antes de que el hombre hubiere pecado. Por lo tanto, este nunca fue un tipo o símbolo introducido después de los hechos.

Jesús dijo que el Sábado fue hecho para el hombre (Marcos 2:27), esto es, para la humanidad, por lo tanto, es para los gentiles así como para los judíos.

El Sabbath también es un recordatorio de la creación (Éxodo 20:11, 31:17). Cada vez que reposamos en el día séptimo, como Dios lo hizo en la creación, conmemoramos ese gran evento.

El Sabbath no es judío porque fue hecho 2,300 años antes que existiera un solo judío.

La Biblia nunca se refiere como el Sábado judío, sino que siempre se refiere como “El Sábado del Señor tu Dios”. Los hombres tienen que ser muy cautelosos en como estigmatiza el día santo de reposo de Dios.

Referencia evidente es hecha en todos los Sabbaths y el séptimo día de la semana a través de la época patriarcal (Génesis 26:5). El Sábado fue guardado por todos los hombres y mujeres de Dios a través de todas las épocas. Todas esas cosas son ejemplo para nosotros (1 Corintios 10:11).

Era parte de las ley de Dios antes de la entrega de los Diez Mandamientos en el Sinaí (Éxodo 16:4, 27-29).

El Sabbath fue puesto dentro de los Diez Mandamientos de Dios (Éxodo 20:1-17). ¿Por qué tendría que haberlo puesto ahí si no es igual que los otros nueve preceptos, los cuales todos están de acuerdo que son inmutables?

El séptimo día Sabbath fue ordenado por la voz del Dios viviente (Deuteronomio 4:12-13), y después Él escribió el mandamiento con Su dedo (Éxodo 31:18).

El Sábado fue gravado en una piedra duradera (Deuteronomio 5:22), la cuál fue sagradamente guardada en el Arca del Pacto dentro del lugar santísimo (Deuteronomio 10:1-5), esto demuestra su naturaleza imperecedera.

Dios prohibió trabajar en el Sábado, aún en el tiempo de más ocupación (Éxodo 34:21).

Dios destruyó a los israelitas en el desierto porque ellos no anduvieron de acuerdo a Sus estatutos, despreciaron Sus juicios y de gran manera contaminaron Sus Sabbaths (Ezequiel 20:12, 13).

El Sabbath es la marca del verdadero Dios, por la cuál lo podemos conocer a Él y diferenciarlo de los dioses falsos (Éxodo 31:13-17, Ezequiel 20:20).

Dios prometió que Jerusalén permanecería para siempre, si ellos guardaban el Sabbath, pero ya que ellos no cumplieron, Él destruyó Jerusalén por su violación. (Jeremías 17:24-27).

Dios ha pronunciado una bendición especial sobre todos los gentiles que lo vayan a guardar. (Isaías 56:6-7).

El Sábado es parte de la profecía, la cuál se refiere enteramente al periodo del Nuevo Pacto y Dios ha prometido bendecir a todo aquél que lo guarde. (Isaías 56).

El Señor nos ha instruido que nos gocemos en el Sabbath y que lo llamemos venerable (Isaías 58:13). Cuidado con aquél que tenga placer en llamarlo como un yugo de esclavitud o cosa parecida.

Todos los grandes hombres y mujeres de la fe, los santos profetas, los apóstoles, Jesucristo y la Iglesia del Nuevo Testamento, guardaron el séptimo día.

El séptimo día, es el día del Señor (Apocalipsis1:10, Isaías 58:13, Éxodo 20:10) Jesús, es Señor del Sábado (Marcos 2:28), esto es, amarlo y protegerlo, como el marido es la cabeza de la mujer, que la ama y la aprecia. (1 Pedro 3:6).

El Sabbath es una institución misericordiosa, diseñada para el bien del hombre (Marcos 2:23-28).

En lugar de abolir el Sabbath, Jesús cuidadosamente enseñó como tiene que ser observado (Mateo 12:1-13).

Jesús le enseñó a Sus discípulos que debían hacer nada en el día Sabbath, sino excepto lo que es de ley (Mateo 12:12), y que ellos debían estar preocupados en la oración (Mateo 24:20).

Las mujeres piadosas que habían estado con Jesús, estrictamente guardaron el séptimo día Sabbath cuando Él estuvo en el sepulcro (Lucas 23:56).

Treinta años después de la resurrección de Cristo, los apóstoles continuaron con la observancia y lo llamaban “el día Sabbath” Hechos 13:14).

Lucas, el historiador cristiano inspirado, escribió en el año 62 d. C., y lo llamó el “día Sabbath”. Además, los gentiles convertidos guardaban el Sábado (Hechos 15:21).

Era la costumbre tener reuniones de oración ese día (Hecho 16:13).

Pablo leía las Escrituras en reuniones públicas como era su costumbre de predicar en el día Sábado (Hechos 17:2-3, 13:14, 44).

Nunca existió alguna disputa entre los cristianos de la Biblia y los judíos acerca del día Sábado. Esto prueba que los cristianos seguían observando el mismo día que los judíos observaban.

El Sábado es mencionado en el Nuevo Testamento aproximadamente sesenta veces y siempre con respeto, conservando el mismo título que tenía en el Antiguo Testamento “el día Sabbath”.

Ni una sola palabra se encuentra en el Nuevo Testamento, concerniente a que el Sabbath fue abolido, quitado, cambiado, o algo así por el estilo.

El séptimo día Sabbath es una parte importante de la ley de Dios, ya que salió de Su propia boca, y fue escrito por Su propio dedo sobre unas tablas de piedra en el Sinaí (Éxodo 20). Cuando Jesús empezó Su obra, Él expresamente declaró que Él no había venido a destruir o quitar alguna parte de la ley (Mateo 5:17).

Jesús condenó severamente a los fariseos como hipócritas por pretender que amaban a Dios y aboliendo uno de los Diez Mandamientos por sus tradiciones. De igual manera, el guardar el Domingo es solamente una tradición de los hombres y es equivalente a los fariseos.

Parte 11
Hechos Acerca del Primer Día

La primera cosa que fue grabada en la Biblia es el trabajo que se hizo en Domingo, el primer día de la semana (Génesis 1:1-5). Esto fue hecho por el Creador mismo. Si Dios trabajó en Domingo, ¿será una equivocación de nosotros trabajar el Domingo?

Dios nos dice que trabajemos en el primer día de la semana (Éxodo 20:8-11). Dios mismo lo llama como un “día de trabajo” (Ezequiel 46:1). ¿Nos equivocamos al obedecer a Dios?

Dios no reposó en Domingo, Dios no bendijo este día. Cristo no reposó en este día, ni tampoco lo bendijo. Ninguno de los apóstoles reposó en este día. El domingo nunca ha sido bendecido o santificado por alguna autoridad divina.

No existe una sola ley que haya sido dada para imponer el descanso en el Domingo. Por consiguiente, no es una trasgresión trabajar en este día. (Romanos 4:15, 1 Juan 3:4).

No existe ninguna regulación concerniente a como guardar el Domingo. ¿Sería esto posible si el Señor quisiera que lo guardáramos?

Nunca ha sido llamado, o siquiera insinuado que el Domingo es el día del Señor, un día de reposo, o el día Sabbath en ninguna parte de las Escrituras. Ni un título sagrado se aplica a este. Ni Dios, ni ningún hombre inspirado por Dios ha dicho una sola palabra a favor del Domingo como un día santo. Es llamado simplemente como el “primer día de la semana”

El primer día de la semana es mencionado solamente ocho veces en todo el Nuevo Testamento (Mateo 28:1; Marcos 16:2, 9; Lucas 24:1; Juan 20:1, 19; Hechos 20:7; 1 Corintios 16:2). Ninguna de estas declaraciones se refiere al Domingo como un día santo.

Pablo dirigió a los santos a ver sus asuntos profanos en el primer día de la semana (1 Corintios 16:2).

La Biblia en ninguna parte menciona que el primer día de la semana conmemora la resurrección de Cristo. Esta es una tradición de los hombres, la cual contradice la ley de Dios (Mateo 15:1-9). Es el bautismo el que conmemora el sepulcro y resurrección de Jesús (Romanos 6:3-5).

La Biblia entera está en completo silencio con respecto a cualquier cambio del día Sabbath o de cualquier cambio sacro hacia el primer día de la semana.

Parte 12
¿Puede Usted Encontrar Una Escritura?

  • ¿Qué diga al hombre que guarde el primer día de la semana santo, o que adore, o que descanse el primer día de la semana?
  • ¿Qué muestre a cualquiera de los apóstoles guardando el primer día de la semana como si fuera Sabbath?
  • ¿Qué declare que el día séptimo ya no es el Sabbath del Eterno?
  • ¿Qué llame al séptimo día el Sábado “judío” o uno que llame al primer día de la semana como el Sabbath “cristiano”?
  • ¿Qué llame al primer día de la semana como un día santo?
  • ¿Qué diga que el Sabbath fue cambiado del séptimo día al primer día de la semana?
  • ¿Qué diga que el Sabbath ha sido abolido?
  • ¿Qué nos diga que guardemos el primer día en honor a la resurrección del Salvador?
  • ¿Qué autorice a cualquiera quitar el cuarto mandamiento y observar cualquier otro día de la semana?
  • ¿Dónde un apóstol enseñe guardar el primer día de la semana como si fuera Sabbath?
  • ¿Dónde el Domingo es ahora señalado para ser guardado como el Sabbath del Nuevo Testamento o día santo?

Parte 13
El Sábado Nunca Ha Estado Perdido

4004 A. C. Génesis 2:1-3
1950 A. C. Génesis 26:5
1491 A. C. Éxodo 16:25-28
1491 A. C. Éxodo 20:8-11
1491 A. C. Éxodo 31:13-17
1451 A. C. Deuteronomio 5:12-15
1042 A. C. Salmo 92 (Encabezado)
1004 A. C. 2 Crónicas 8:13, 14
712 A. C. Isaías 56:1-8
594 A. C. Ezequiel 20:11-13, 19, 20
445 A. C. Nehemías 13:15-20

26 D. C. Lucas 23:56
53 D. C. Hechos 17:2
64 D. C. Hebreos 4:9-10 90 D. C. 1 Juan 2:3-5
96 D. C. Apocalipsis 14:12

Futuro: Isaías 66:22-23

Autor: Este folleto se publica con el permiso de los autores como un servicio educativo de interés público. No es para ser vendidos.© 2012 Iglesia de Dios Eterna ®