"Prueba" del Éxodo

PROBAR O NEGAR LA BIBLIA

Ya que me han "tagueado" y preguntado tantas veces sobre este tema de esta foto debo responsablemente responder. Aquí tenemos otro "descubrimiento" relacionado al Éxodo. A los que me han escrito, gracias por consultarme, me siento honrado en poner un granito de sal y aprecio que se inhiban de postear esta "noticia" indiscriminadamente.

Vamos a establecer un par de puntos, lo primero es que la arqueología no puede probar el Éxodo descrito en la Biblia Hebrea. Segundo, la fe es un regalo del Cielo para aquellos que la aceptan. Usted decide si va a aceptar, o creer en el relato bíblico o cualquier otro relato sobrenatural. Sus presuposiciones van a colorear (o determinar) sus resultados, ya sea que confía que el mundo funciona en base a casualidades sin propósito o diseño, o si prefiere creer que vivimos guiados por una Mano divina. Aquellos que viven en la ilusión que son “objetivos” por ser científicos naturalistas son tan fundamentalistas como los que defienden la inspiración verbal, como si la Biblia fuese un email que llegó del Cielo. Todos, científicos creacionistas o naturalistas, pensadores menos informados y hasta los analfabetas opinan basados en la cosmovisión que han elegido e interpretan su entorno en base a lo que aceptan como realidad.

En mi caso, yo he decidido creer en la experiencia transformadora que he vivido en Jesús y acepto los escritos judeocristianos como revelación divina. No pretendo imponértelo, ni convencerte, ni probártelo. Si presento las evidencias de lo que he estudiado y sinceramente creo como real es porque tengo esa libertad de expresarme y en mi contexto, creo tener una responsabilidad de compartir con quien quiera escuchar o leer lo que expreso. Nunca sería deshonesto con mi conciencia, ni con las conclusiones a las que he llegado. En mi rol de arqueólogo me dedico a ILUMINAR, a los que experimentan la vida de fe judeocristiana y dialogar de forma abierta con aquellos que han decidido no creer o tener posturas diferentes. Admito que tengo poca paciencia con los fanáticos que tratan de convencer con la "bala de plata" que Dios existe o que Dios no existe. Los evangelistas del ateísmo o del fundamentalismo no son diferentes al fin del día. El jihad de los enemigos de la Biblia, por la razón que sea (en el menor de los casos es genuinamente intelectual, en la mayoría es existencial) no es algo que pretendo juzgar. Y el proselitismo de quienes quieren obligar a otros a creer en alguna deidad, sea la que sea, desde imponer la ley shariah, la Torah, la inquisición o la ilusión de una “nación cristiana” (sinónimo a evangélica) o la razón con un régimen ateo (ejemplo China o Corea del Norte) es diferente a la libertad de expresión, genuino deseo de compartir ideas o la fe, en el caso que así sea.

Después de esa larga introducción, que espero sirva de lente para mucho mas que esta “noticia” voy a presentar algunos principios que debemos usar al estudiar materiales (especialmente si vienen del internet).

Lo primero que hace un investigador serio es evaluar la fuente de información. Con eso no quiere decir que siempre nos vamos a limitar a la “narrativa oficial” sobre los eventos. Ha habido casos cuando algunas etiquetadas “conspiraciones” han sido probadas como ciertas (ejemplo el “proyecto Manhatan”, “Iran-Contras”, casos de pedofilia, y escándalos financieros o maritales de evangelistas). Sin embargo, si todas las noticias que lees son de las “márgenes” y se convierten en tu única fuente de información, tienes un problema. Si sólo un sitio de internet tiene esa “noticia” o todos las fuentes son de sitios donde también se reporta del “chupa cabras”, los alienígenas o quienes viven en el centro de la Tierra, debes tener algo de suspicacia. Si el “presentador” es conocido por haber hecho declaraciones descabelladas, o que han sido probadas falsas, como que han encontrado el arca (cualquiera de las dos), que Juan Pablo era el sexto papa de Apoc 17, que habían guillotinas preparadas para Y2K, que el papa tiene un hermano adventista, que un Tsunami arroparía a PR, o que los mayas profetizaron el fin del mundo en el 2012… creo que puedes descartar esa fuente como no confiable.
Eso no quiere decir que las personas no se pueden equivocar, hace poco acepté en mi página una “noticia” donde había un fragmento de un historiador romano del primer siglo que describía a Jesús. Eso era emocionante, pero en menos de una hora lo bajé al hacer el debido estudio de la fuente. Pero alguien quien consistentemente hace declaraciones que se prueban falsas, aunque diga algunas cosas correctas, no debe ser considerado una fuente confiable. Debo aclarar, que tengo amigos, honestos y serios que creen sinceramente en los descartados “descubrimientos” de Ron Wyatt, y los aprecio (a los amigos). Estamos de acuerdo en estar en desacuerdo sobre esos temas, pero nos respetamos y no atacamos a las personas, discutimos los argumentos. Eso no es lo mismo que individuos que viven de la paranoia, que se lucran de lo “diferente” y que hacen dinero de sus declaraciones sensacionalistas. Esos mercaderes de la paranoia, no tienen mi simpatía (es lo menos que puedo decir).

Después de estudiar las fuentes, debes pesar los argumentos, la evidencia. Eso de que “el perro se la comió”, bueno, que un primo que tiene acceso secreto, o documentos que nadie tiene…no funciona. Si la cámara de video no grabó, si no podemos ir a visitar el lugar donde está la evidencia o verla…eso es un problema. Si el documento es tardío (como en el caso de los “evangelios perdidos”), no es prueba de veracidad. Puede ser histórico, antiguo, pero no necesariamente verdadero, sólo prueba que había gente que creía en eso siglos después de la vida del Jesús histórico. Pero no prueba su contenido. Los relatos mas antiguos de Jesús no lo describen casado, o con hijos, y esos primeros creyentes creían en la divinidad de Jesús (como lo expresan esos primeros relatos) al igual que muchos de nosotros hoy (sin temor a ser juzgado por mi honestidad).

Tercero, cuando el “descubrimiento” es basado en alguna “decodificación” de algo que es claro, pero el autor ve algo escondido entre líneas y que sólo algunos iluminados lo pueden “descubrir” eso es sospechoso.

Si siguen estos principios me ahorran tiempo a mi y a ustedes. En mi caso, es central la oración. Creo que la razón puede ser guiada por el Cielo, así que aunque de manera honesta peso toda la evidencia y acepto las conclusiones donde quiera que me lleven (aunque sea difícil de aceptar), creo que recibo dirección espiritual en el trabajo que hago, no es mi sabiduría, es un don de Dios, al igual que la fe.

Bueno, después de esa segunda introducción (si es que todavía estas leyendo o te preguntas cuando vamos a presentar el tema de esta “noticia”), aquí va mi análisis.

  1. La fuente no es confiable, no es que sólo vamos a creer en los “expertos” pero esta “noticia” se difundió hace varios años y fue descartada como un hoax. Ya eso deber ser suficiente, pero vamos a darle mas.

  2. Sobre la posibilidad de encontrar huesos, o material orgánico después de 3,500 años sumergidos en el agua salada, imposible. Menos en lagos, que aunque son muy profundos, tienen suficiente oxigeno en esos niveles como para que los restos humanos desaparezcan por completo.

  3. La cantidad de metal que había en los carruajes egipcios era mínima, en su mayoría eran de madera (por cierto, ruedas de 6 “patas” en la Dinastía VIII). Aunque habría posibilidad de encontrar algunos restos de metal, se debe subrayar que los egipcios en ese tiempo no usaban armadura o “cascos” excepto por el faraón o algunos oficiales (usualmente no en batalla, eran mas ceremoniales [aunque así se presentaban en algunas representaciones]).

  4. Algo importante sobre donde “encontraron” los hallazgos es que buscaron en el lugar correcto. Aquellos que creemos en la Biblia, notamos el itinerario de la salida de los hebreo. En la Biblia se mencionan lugares específicos a la salida de los hebreos (ejemplo: Pi-ha-hirot, Migdol y Baal Zefón). Todos esos lugares han sido identificados cerca de los lagos salados en lo que conocemos como “Mar Rojo” (la Biblia le llama “mar de juncos”). Es que en hebreo sólo hay una palabra para mucho agua (yam), por eso hablamos del “mar” de Galilea (un lago) o “mar” Muerto (otro lago salado). Cerca de Pi-ha-hirot, Migdol y Baal Zefón tenemos los lagos salados, inmensos, capaces de ahogar a miles de personas por su profundidad y extensión. Pero no tan profundos como para que se requirieran elevadores para subir de un lado al otro. Los que defienden el “puente” entre el Sinaí y la moderna Arabia deben leer los mapas náuticos por ellos mismos (use google y no dejarse llevar por lo que me dijeron), la profundidad es abismal. Por si acaso, “Arabia” era como se le llamaba a toda esa región, incluyendo el Sinaí en los tiempos romanos (cuando Pablo escribió).

  5. El periodo citado, el siglo XIV a.C. está equivocado.
    Conclusión, me encantaría que se encontraran los restos de los ejércitos de faraón, creo que algo se podría encontrar. Pero hasta ahora no hemos encontrado fuentes confiables que confirmen eso. Yo he visitado los principales museos y universidades del mundo para investigar de primera mano de lo que hablo con autoridad. He nadado en las profundidades de la costa del Sinaí en dirección a Arabia Saudita (donde hay muchos corales que parecen ruedas). ¿Dónde está la evidencia que presentan los “descubridores” de las teorías que se han presentado? Tenemos evidencia directa de la historicidad de los hebreos (ej. Estela de Mernepta) y circunstancial sobre los relatos del Éxodo sobre Moisés (Hatshepsut, Tutmoses III, su nieto y demás). Hay suficiente como para hacer una reconstrucción histórica, pero eso no prueba que Dios le habló a Moisés en una zarza o que hubo plagas sobrenaturales. Por eso es que la arqueología no puede probar la Biblia. No estoy seguro donde queda exactamente el Sinaí, ni las coordenadas del cruce de los hebreos en medio de las aguas. Pero si estoy seguro de los efectos de creer en Dios en mi vida. La paz que siento, libertad, y dirección a una vida sana y emocionante es algo que no cambio por nada. Tengo suficiente evidencia racional también para tener una fe inteligente.

Esta es mi postura, la presento humildemente, sin deseo de humillar a nadie, hacerte sentir mal o calumniar a nadie. La evidencia es la evidencia y lo que no es, no es. Te deseo paz en tu peregrinar intelectual y espiritual (todos estamos en eso, aunque lo queramos negar), es un placer caminar a tu lado en este viaje de la vida. Yo se a la dirección que voy, es un placer habernos encontrado en estos caminos, caminante, yo sigo a la meta, mi éxodo ha sido salir de una vida vacía a una con sentido. Voy a la Canaán Celestial, estas invitad@ a acompañarme.

Autor: Dr. Efraín Velázquez (Cariñosamente el Profe) | Arqueólogo


DA

Peregrinos y Extranjeros

comments powered by Disqus