Preguntas y Respuestas: Pr. Ted Wilson P. 1

Bereshit Lab

Pregunta 1

Pregunta: ¿Pastor Wilson, cuál es su versículo favorito y por qué?

Respuesta: Tengo muchos versículos favoritos, pero Joel 2:21 es especial. Dice: “Tierra, no temas; alégrate y regocíjate, porque Jehová hará grandes cosas”. Este versículo nos da la gran esperanza que Dios está al control. Puedo confiar y descansar en Cristo y su justicia. ¡Dios siempre está haciendo grandes cosas para su preciosa iglesia, y para ti y para mi!


Pregunta 2


Pregunta: Algunas personas dicen que el Congreso de la Asociación General en San Antonio de julio de 2015 fue el último que se reunirá. ¿Qué piensa usted acerca de esto?

Respuesta: Aunque nadie más que Dios conoce el tiempo exacto de la Segunda Venida de Cristo, Jesús nos dice que “Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas [señales del fin], sabed que está cerca, a las puertas” (Mat. 24:33). Mientras observamos como suceden los eventos mundiales, no es difícil ver que la profecía está siendo cumplida ahora mismo. ¿Creo con todo mi corazón que Jesús está viniendo muy pronto!

Sin embargo, esto no significa que no debamos planear para el futuro. La iglesia mundial continua hacia adelante en un período de cinco años, conocido como quinquenio. Nuestros líderes de la iglesia mundial han trazado planes que impulsarán a la iglesia en su misión por los siguientes cinco años. Ya se han llevado a cabo planes para el Congreso de la Asociación General número 61 que se llevará a cabo en Indianápolis, Indiana, en 2020, ¡a menos que Jesús venga antes!

Mientras tanto, seámosle fieles y compartamos las maravillosas noticias del pronto regreso de Jesús y de su importantísimo mensaje de los tres ángeles.


Pregunta 3

Pregunta: En el Congreso de la Asociación General del 2015 en San Antonio, usted mencionó algo llamado “Todos los Miembros Involucrados” [Total Member Involvement]. ¿Puede explicar qué es eso?

Respuesta: ¡Si! En realidad, todos los miembros involucrados no es nada nuevo. Comenzó con Jesús dando la Gran Comisión (que se encuentra en Mateo 28) a sus seguidores. Por muchos siglos, los cristianos se han tomado esta comisión en serio y personalmente para alcanzar a las personas individualmente. Solo en el último siglo la idea de que solo los pastores profesionales y asalariados deben cumplir la importante misión de ganar las almas. Pero en ningún lugar de la Biblia encontramos esa idea. A todo seguidor de Cristo se le da la responsabilidad de alcanzar las personas, individualmente, con la esperanza que nosotros mismos hemos encontrado en un Salvador que pronto regresara. Por más detalles sobre Todo Miembro Involucrado, los animo a leer mi artículo “Dispel the Darkness: Let Your Light Shine,” en el número de Octubre de la revista Adventist World.


Pregunta 4


Pregunta: Hay tantas señales y rumores acerca del tiempo de fin y estoy estresado acerca de la persecución. Por favor, ¡ayuda!
-Un adventista del séptimo día de Zimbabwe.

Pregunta: Nosotros creemos que Jesús está viniendo muy pronto. Vemos que la profecía se está cumpliendo. Estamos orando por el Espíritu Santo y la lluvia tardía cada día. No sé lo que usted piensa, pero yo tengo miedo del tiempo del fin. Tengo tantos deseos de estar preparada, pero aun así siento que nunca voy a lograrlo.
-La esposa de un pastor y una joven madre de Canadá.

Pregunta: Sinceramente tengo miedo a lo que vendrá. Oro e intento pasar tiempo con Dios, pero mi mente y mi corazón no parecen tener paz… Estoy asustada por mi esposo que se niega a aceptar a Dios… Tengo miedo de no saber cuando el tiempo llegue y tenga de defender lo que creo… Me siento terrible porque pienso que le estoy fallando a Jesús al no confiar en él un 100 por ciento. ¿Debería continuar intentando alcanzar mis metas y sueños? Me pregunto a mí misma, ¿vale la pena terminar mi maestría? ¿Debería planear tener un bebe y comprar un hogar? No sé qué hacer
-Una miembro de iglesia de los Estados Unidos.

Respuesta: Mientras pensamos en los escenarios del tiempo del fin, permítanme animarlos a recordar algunas de las maravillosas promesas bíblicas, asegurándonos que “Dios es nuestro refugio y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones” (Salmo 46:1). Y en Isaías 41:10 leemos esta maravillosa promesa: “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te fortalezco; siempre te ayudaré; siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”.

En el sermón del monte Jesús nos aseguró que nuestro Padre celestial conoce nuestras necesidades, y nos invita a “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas (Mateo 6:32). Luego, Él concluye con este importante consejo: “Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su propio afán. Basta al día su propio mal” (Mateo 6:33).

Cuando nos sintamos tentados a temer el futuro, recordemos que nuestra fortaleza proviene de Dios, no de nosotros mismos. Ahora es el tiempo de desarrollar una relación más profunda y confiable con nuestro Señor y Salvador, Jesucristo. Pasa tiempo leyendo la Palabra de Dios y orando cada día. Mientras aprendemos a confiar en Él y seguirlo en los desafíos diarios de la vida, será mucho más fáciles tener fe cuando desafíos mayores surjan. Mientras lees libros de Elena de White como “El Conflicto de los Siglos”, presta atención a las increíbles maneras en que Dios ayudó a su pueblo en el pasado, y la seguridad de liberación en el futuro. Aprovecha cada oportunidad que puedas para edificar tu fe.

Acerca de planes para el futuro, como terminar una carrera educativa, tener hijos, comparar una cosa, y así en adelante, Jesús nos dice en Lucas 19:13, “Negociad entre tanto que vuelva”. Esto significa que debemos avanzar en la vida, llevando a cabo la obra que Dios nos ha dado para que realicemos, hasta que Él regrese. Lo que esto significa específicamente para ti está entre tu y el Señor, pero Él promete sabiduría para quienes lo buscan con fe (ver Santiago 1:5, 6).

Finalmente, mientras miramos el futuro, reclamemos la maravillosa promesa de Dios: “he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Mateo 28:20).


Pregunta 5

Pregunta: Soy un adventista de tercera generación y tengo 24 años de edad. Crecí en la iglesia. He tenido buenos y malos momentos, pero he intentado mantenerme cerca de Dios. He tenido muchas decepciones con la comunidad de mi iglesia. Ahora siento un gran llamado de Dios para hacer algo para Él, pero no tengo idea de cómo empezar. Mi hermano dejó la iglesia dos años atrás. Me gustaría verlo regresar, involucrado en la iglesia; me gustaría estar involucrado en algo. Pero no sé qué puedo hacer. Veo que mi pastor intenta hacer algunos cambios, pero a la mayoría de las personas no les gusta. Sigo orando, estudiando, asisto casi todos los sábados. Pero no estoy haciendo nada para salvar a otros. ¿Tienes algo para decirme?
-Évelin, de Brasil.

Respuesta: Évelin, en vez de enfocarte en la frustración de observar a otros miembros de la iglesia y su falta de entusiasmo por las actividades de la iglesia, encuentra uno o dos miembros que quieran estar activos en el evangelismo y decidan qué es lo que pueden hacer para traer una influencia positiva. Sometan su vida al Señor, pidiéndole que trabaje a través de ustedes y luego comiencen con algunos métodos simples de interactuar con otros para compartir sus experiencias diarias y caminatas con el Señor. Dios bendecirá enormemente su testimonio por Él y los ayudará a entusiasmar a otros para hacer lo mismo. Por ejemplo, formen un grupo pequeño para visitar un hogar para ancianos y cantar para ellos, darles un abrazo y orar por ellos. Encuentren un orfanato donde tu y tus amigos puedan alentar a jóvenes con algunos regalos simples y buenas canciones, y lecturas de la Biblia para jóvenes. Tome una hora y compartan alguna maravillosa literatura adventista del séptimo día acerca del amor de Dios durante los últimos días o algún otro tema importante.

Hay muchos otros aspectos prácticos de alcanzar a otros en Todos los Miembros Involucrados. Pídele a tu hermano que se una a ti en tus actividades especiales compartiendo el amor de Cristo. Pídele a Dios que suavice el corazón de tu hermano y le de paz. Una vez que comiences a hacer algo por otros te sentirás más feliz y otros se unirán a ti en esta obra maravillosa. Mientras trabajas para otros con algunos de tus amigos puedes compartir con ellos la importancia de ser positivos al responder a los buenos cambios que tu pastor está intentando hacer; generalmente esto será bien recibido. Sinceramente pídele al Señor en oración que les de una experiencia positiva en ayudar a toros y encontrarás que esto elevará tu vida a nuevos niveles de plenitud y felicidad cristiana.


Pregunta 6

Pregunta: Fue bautizado, pero he tropezado. Ahora me gustaría regresar a Dios. Estoy realizando lecciones diarias de estudios bíblicos y he estado asistiendo a la iglesia últimamente. Sin embargo, me siento un poco afligido en mi vida y después de alejarme de Dios cometí actos terribles. Todavía me siento afligido y no sé qué hacer. ¿Qué es lo que usted piensa que es lo mejor que debo hacer?
-N. K. de Papua Nueva Guinea

Respuesta: Estimado amigo, deseo alentarte a regresar a Dios, que te ama tanto que ha muerto por ti. Ríndete tu vida completa y enteramente a Él. Confiésale tus pecados y pídele perdón. No hay nada demasiado horrible que Él no pueda perdonar. Reclama la promesa que “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:9). También te aliento a leer (o re-leer) ese maravilloso libro titulado “Camino a Cristo”, de Elena G. de White. En este pequeño libro que ha vendido millones de copias y ha sido publicado en más de 165 idiomas, encontrarás un gran aliento, como esta gema:

“Cuando veáis la enormidad del pecado, cuando os veáis como sois en realidad, no os entreguéis a la desesperación, pues a los pecadores es a quienes Cristo vino a salvar… Por su tierno amor está atrayendo a sí los corazones de sus hijos errantes. Ningún padre según la carne podría ser tan paciente con las faltas y los yerros de sus hijos, como lo es Dios con aquellos a quienes trata de salvar… Cuando Satanás acude a decirte que eres un gran pecador, alza los ojos a tu Redentor y habla de sus méritos. Lo que te ayudará será mirar su luz. Reconoce tu pecado, pero di al enemigo que “Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores,” (1 Tim. 1:15) y que puedes ser salvo por su incomparable amor” (p. 35).

Puedes descargar una version en pdf de este libro en EGW Writings.

Finalmente, te aliento a buscar a alguien en tu iglesia que sea espiritualmente fuerte -tal vez tu pastor o un anciano de tu iglesia- que te aliente en tu caminata espiritual. Y recuerda pasar tiempo con Jesús cada día mediante el estudio de la Biblia y la oración. Una manera de hacer esto es mediante nuestra iniciativa mundial de estudio bíblica y oración “Reavivamiento y Reforma”, “Cree en sus Profetas” y “Unidos en Oración”. Puedes obtener gratuitamente lecturas bíblicas en Reavivamiento y Reforma.


Pregunta 7

Pregunta: Pastor Wilson, ¿cuál es tu recuerdo favorito de la Escuela Sabática?, y ¿has tenido un maestro favorito de Escuela Sabática?

Respuesta: Mis recuerdos favoritos son de personas que invirtieron mucho tiempo en nuestras vidas jóvenes. Mi momento favorito era en el Departamento Junior de la Iglesia Adventista del Séptimo Día de Tahoma Park. Teníamos personas que nos ayudaban con proyectos de inversión y donando dinero para ayudarnos. Teníamos una orquesta de Escuela Sabática en la cual muchos de nosotros participábamos cada sábado a la mañana.

Mi momento favorito era el estudio de la lección de Escuela Sabática que era enseñada por un maestro magistral, mi favorito, Harry Baerg. Él era un artista en la editorial Review and Herald, que se especializaba en la naturaleza y en historias ilustradas de animales. Tenía ilustraciones maravillosas de la naturaleza que usaba en nuestro estudio de la lección y provocó un gran impacto en mi vida joven. Le agradezco a Dios por los dedicados maestros de Escuela Sabática que están invirtiendo en las vidas de los jóvenes… una inversión que no es olvidada y le damos la gloria a Dios por estos maravillosos maestros que comparten sus talentos cada sábado.


Pregunta 8

Pregunta: ¿A qué hora duermes a la noche? ¿a qué hora te despiertas? ¿Cuántos vasos de agua bebes cada día? Considerando tu trabajo, ¿cuántos e-mails e invitaciones recibes cada día? ¿Tu los respondes a todo?
-Kenneth, un filipino de 27 años que trabaja en Tailandia.

Respuesta: Kenneth, es importante intentar vivir una vida equilibrada, obtener el reposo adecuado, ejercitarse y nutrirse. Esta es una responsabilidad hacia Dios, vivir de acuerdo a sus planes. Desafortunadamente, viajes, reuniones agendadas, y otras presiones disrumpen este ideal, pero estos son buenos objetivos para apuntar, dado que Dios nos pide que vivamos de acuerdo a sus leyes físicas y morales para una bendición óptima.

Yo intento tener siete y ocho horas de descanso a la noche, generalmente evito los postres y los alimentos dulces, intento comer simple y modestamente, beber una cantidad apropiada de agua comenzando en el comienzo del día y a lo largo de toda la jornada, y camino tres kilómetros cada día. El desafío es intentar vivir saludablemente cuando hay muchas limitaciones de tiempo.

Acerca de los e-mails e invitaciones, no las he contado, ¡pero son un montón! Respondo muchas de ellas yo mismo, pero tengo miembros de staff que me ayudan, especialmente con las muchas invitaciones que vienen.

Acerca de un estilo de vida saludable, reconozco plenamente que nuestros cuerpos son el templo del Espíritu Santo (1 Co. 6:19-20), que todo lo que comamos o bebamos deberíamos hacerlo para la gloria de Dios (1 Co. 10:31) y que Dios quiere que tengamos buena salud física así como quiere que tengamos buena salud espiritual (3 Juan 1:2). Esto es parte de vivir una vida justificada y santificada, todo a través de la gracia y el poder de Cristo y su justicia. Esto es parte del Ministerio Integral de Salud, que es el brazo derecho del evangelio, viviendo y compartiendo la manera de Dios para vivir una vida plena mediante el poder del Espíritu Santo cada día.

Fuente: Perspectives Adventist


Pregunta 9

Pregunta: ¿Los escritos de Elena de White son simplemente consejos o son doctrina? ¿Está mal estudiar los escritos de Elena de White y seguir los estándares presentados ante nosotros? Como un joven que desea aprender más, estoy desesperado por respuestas. Por favor, ayúdame.
-Genalyn, de las Filipinas.

Respuesta: Los escritos de Elena G. de White, también conocidos como el Espíritu de Profecía, son un maravilloso don que Dios le ha dado a su iglesia remanente del tiempo del fin. Tal como se declara en nuestra Creencia Fundamental No. 18, “Uno de los dones del Espíritu Santo es la profecía. Este don es una marca identificatoria de la iglesia remanente y fue manifestada en el ministerio de Elena G. de White. Como mensajera del Señor, sus escritos son una fuente continua y autoritativa de verdad que proporciona consuelo, guía, instrucción y corrección a la iglesia. También dejan en claro que la Biblia es la norma por la cual toda enseñanza y experiencia debe ser probada (Joel 2:28, 29; Hechos 2:14-21; Hebreos 1:1-3; Apocalipsis 12:17; 19:10).

Para conocer más de este don maravilloso, te invito a observar o lee mi sermón “Crean en sus profetas: Porque acepto el ministerio profético de Elena G. de White” que di en la Iglesia Pioneer Memorial en Andrews University. Aquí está el sermón en un formato de pregunta y respuesta.

Fuente: Perspectives Adventist


Pregunta 10

Pregunta: He recibido un pedido de alguien en Facebook que afirma ser Ted Wilson y pide dinero para ayudar a un orfanato. ¿Era realmente usted?
-Eric, Josué y otros.

Respuesta: No, esta es mi única página de Facebook, y les aseguro que nunca le solicitaré a nadie dinero, ni tampoco envío pedidos de amistad o mensajes.

Fuente: Perspectives Adventist


Pregunta 11

Pregunta: ¿Cómo puedo ser una adventista relevante cuando la religión, especialmente en Europa, está decayendo? ¿Cómo puedo mostrar a Cristo a los ateos y agnósticos que no quieren escuchar acerca de Dios?
-Tinahse, del Reino Unido.

Respuesta: Tinashe, tu no estás sola al preguntarte esto. Muchas personas se preguntan si ellas, o el adventismo, son relevantes en la sociedad cada vez más secularizadas de hoy. Puedes estar segura que tú, y el mensaje adventista, son relevantes y oportunos. Dios te conocía antes de que nacieras. Él te ama y tiene un propósito muy importante para ti actualmente: compartir con otros la esperanza que Él te ha dado.

En un mundo azotado con desastres, violencia, angustia e incertidumbre, ¿qué puede ser más relevante que la esperanza que tenemos en el pronto regreso de Jesucristo? Cuando vemos al bien y al mal luchando en el escenario mundial, así como en las vidas privadas, ¿qué puede ser más relevante que el gran conflicto? Cuando 38 millones de personas están muriendo cada año de enfermedad no infecciosas como ataques cardíacos, apoplejías, cáncer y diabetes, ¿qué puede ser más relevante que nuestro mensaje adventista de salud que Dios nos ha dado?

Entonces, ¿cómo compartes tu fe con otros? En tus acciones diarias muéstrales a las personas que tu te preocupas genuinamente acerca de ellas. Construye amistades y haz lo que puedas para satisfacer sus necesidades. Ora por oportunidades para compartir la “razón de la esperanza que hay en ustedes… con gentileza y respeto” (1 Pedro 3:15-16 NVI), y sean sensibles a la guía del Espíritu Santo.

Aunque fue escrito hace más de un siglo atrás, el siguiente pasaje suena con relevancia y claridad actualmente:

“En todas partes hay corazones que claman por algo que no poseen. Suspiran por una fuerza que les dé dominio sobre el pecado, una fuerza que los libre de la esclavitud del mal, una fuerza que les dé salud, vida y paz. Muchos que en otro tiempo conocieron el poder de la Palabra de Dios, han vivido en lugares donde no se reconoce a Dios y ansían la presencia divina.

El mundo necesita hoy lo que necesitaba mil novecientos años atrás, esto es, una revelación de Cristo. Se requiere una gran obra de reforma y sólo mediante la gracia de Cristo podrá realizarse esa obra de restauración física, mental y espiritual.

Sólo el método de Cristo será el que dará éxito para llegar a la gente. El Salvador trataba con los hombres como quien deseaba hacerles bien. Les mostraba simpatía, atendía a sus necesidades y se ganaba su confianza. Entonces les decía: “Seguidme.”

Es necesario acercarse a la gente por medio del esfuerzo personal. Si se dedicara menos tiempo a sermonear y más al servicio personal, se conseguirían mayores resultados. Hay que aliviar a los pobres, atender a los enfermos, consolar a los afligidos y dolientes, instruir a los ignorantes y aconsejar a los inexpertos. Hemos de llorar con los que lloran y regocijarnos con los que se regocijan. Acompañada del poder de persuasión, del poder de la oración, del poder del amor de Dios, esta obra no será ni puede ser infructuosa”. (El Ministerio de curación, p. 102)

Fuente: Perpectives Adventist


Pregunta 12

Pregunta: ¿Cómo hace uno para darles sus problemas y preocupaciones a Dios y olvidarse de ellas? Admito que he fracasado miserablemente en esta área.
-Shirl

Respuesta: Todos nosotros enfrentamos desafíos y problemas de vez en cuando, y a veces puede ser tentador estresarse y preocuparse, especialmente acerca de problemas que están fuera de nuestro control. Dios nos invita en Mateo 11:28, “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar”.

Pero las dificultades provienen cuando no confiamos completamente en Dios con nuestros problemas, sino que intentamos resolverlos nosotros mismos.

Te invito a leer (o releer) el capítulo “Los dos lenguajes de la providencia” en ese maravilloso libro “Camino a Cristo. Aquí está una de las muchas gemas que se encuentran allí:

“Si tan sólo queremos escuchar, las obras que Dios creó nos enseñarán preciosas lecciones de obediencia y confianza. Desde las estrellas que en su carrera sin huella por el espacio siguen de siglo en siglo los derroteros que les asignó, hasta el átomo más diminuto, las cosas de la naturaleza obedecen a la voluntad del Creador. Y Dios cuida y sostiene todo lo que creó. El que sustenta los innumerables mundos diseminados por la inmensidad, también tiene cuidado del gorrioncillo que entona sin temor su humilde canto. Cuando los hombres van a su trabajo, o están orando; cuando se acuestan por la noche o se levantan por la mañana; cuando el rico se sacia en el palacio, o cuando el pobre reúne a sus hijos alrededor de su escasa mesa, el Padre celestial vigila tiernamente a todos. No se derraman lágrimas sin que Él lo note. No hay sonrisa que para El pase inadvertida. Si creyéramos implícitamente esto, desecharíamos toda ansiedad indebida. Nuestras vidas no estarían tan llenas de desengaños como ahora; porque cada cosa, grande o pequeña, se dejaría en las manos de Dios, quien no se confunde por la multiplicidad de los cuidados, ni se abruma por su peso. Entonces nuestra alma gozaría de un reposo que muchos desconocen desde hace largo tiempo.”

Fuente: Perspectives Adventist

Autor: Pastor Ted Wilson, Presidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día | Agradecemos por los permisos otorgados para publicar las columnas en Español | Traducido por Eric Richter

Nota de DA: Todas las preguntas y respuestas puedes encontrarla en su idioma original desde la Fan Page del Pastor Wilson. Si hay una pregunta y respuesta que te interesa que publiquemos en español, solo envíanos un email o un mensaje privado a través de nuestra Fan Page indicando la Pregunta y Respuesta.


DA

Peregrinos y Extranjeros

comments powered by Disqus