La lectura de la Biblia

Juegos & Apps

¿Tanto leer la Biblia vuelve loco?

Cuando era niño, en varias ocasiones, escuché los relatos de algunas personas, que supuestamente, tanto leer la Biblia, se habían vuelto locos. Pero también hace algunos años visité y conversé con un joven que tenía este problema. Él decía algunas cosas incoherentes y de las supuestas luchas que tenía en las noches con una serpiente inmensa. Su familia y amigos me decían que sus locuras comenzaron tiempo después que comenzó a estudiar las Escrituras.

Sé que si hiciera una encuesta o preguntara si conoce o escuchado el caso de personas que se han vuelto locos de tanto leer la Biblia. Muchos me responderían con un certero Si. Y quizás algunos me contarían experiencias de familiares o conocidos. Pero hasta ahora vale la pena preguntarnos:

¿En verdad vuelve loco tanto leer la Biblia?

Busquemos respuestas:
Primero debemos entender que la Biblia es la Palabra de Dios. La Biblia no es como cualquier libro de texto escolar o universitario, no es un libro de historia o biología. La Biblia es el libro por medio del cual Dios se acerca al hombre y le expresa su amor y deseo de salvarle.

Jesús dijo:

“Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí;” (Juan 5:39)

El apóstol Pablo dijo:

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra” ( 2Timoteo 3:16,17)

Si la Biblia es la Palabra de Dios y por medio de ella revela al su amor y salvación y nos hace enteramente preparados para toda buena obra, pero además Dios nos santifica(“Santifícalos en tu verdad, tu palabra es verdad“ Juan 17:17) entonces ¿Cómo es que hay gente que se vuelve loca de tanto leerla?

El libro de Proverbios 2:6 dice:

“Porque el Señor da la sabiduría y de su boca provienen el conocimiento y el entendimiento”

Si de la boca del Señor(su Palabra) provienen el conocimiento y el entendimiento; entonces no podemos decir que la Biblia vuelva loca a las personas. Si fuera así entonces mas de la mitad de la población humana que diariamente lee la Biblia estaría loca o sufriría ciertos trastornos. Si fuera así no nos transformaría y haría nuevas y .mejores personas(2 Cor 5:17).

¿Entonces por qué muchos se vuelvan locos?
Entendiendo locura como trastorno o perturbación patológica de las facultades mentales. En términos clínicos puede ser entendida como una forma de esquizofrenia e incluso como un sinónimo.

La respuesta la encontramos en otros factores o la combinación de varios de ellos y no necesariamente por culpa de las Escrituras.

a) Antecedentes genéticos:

De acuerdo a Healthychildren.org en su publicación titulada “Trastornos mentales hereditarios” Debemos entender; para que influyan los antecedentes genéticos y se origine un trastorno (Perturbación que altera la normalidad en la vida de una persona o en su estado de ánimo y modifica sus hábitos o su forma de ser) este factor va acompañado de factores ambientales.

“La mayoría de los trastornos mentales son provocados por una combinación de múltiples factores genéticos y ambientales. Esto se denomina herencia multifactorial”

Entre los factores ambientales están los traumas físicos, sexuales y emocionales de la infancia, desastres naturales, perdida de un ser querido, acoso escolar, exposición y uso de alcohol, tabaco, drogas ilegales, etc.

Entre los factores genéticos se encuentran la regulación de la epigenética. Esta es la forma como una persona reacciona a los factores ambientales y que puede llevar a un trastorno mental.

Pero también se encuentran los polimorfismos genéticos (variante genética en la secuencia del ADN). Puede no tener efecto si se localiza en una región no codificante, pero si se localiza en una región codificante es probable que se generen consecuencias o también puede ser por la combinación de varios polimorfismos que desencadenen en trastornos mentales.

Este factor nos permite determinar que cuando un lector de la Biblia enloquece no podemos emitir un juicio y establecer que es por causa de ella. Hay millones de personas que han sufrido múltiples traumas de infancia y aun en su adultez y han hallado paz y seguridad en la Palabra de Dios. Pero hay factores genéticos que van a desencadenar en trastornos mentales dependiendo de la respuesta a los factores ambientales.

b) Los largos y mal manejados ayunos:

Los ayunos mal manejados o sin ningún criterio médico afectan el funcionamiento cerebral debido a las deficiencias alimenticias como lo veremos mas adelante (Este factor está relacionado con el siguiente).

Hace años visité a una joven que estaba recién asistiendo a una iglesia, de las tantas que se hacen llamar cristianas, la madre me decía que hablara con la hija para hacerla entrar en razón porque llevaba 8 días ayunando pero sin probar absolutamente nada mas que agua. Este tipo de ayuno sin control médico y desorganizado es base para una descompensación alimenticia que poco tiempo después va a derivar en una enfermedad relacionada con desnutrición o un problema mental como la esquizofrenia.

En este caso podemos establecer que la locura no sería causada por tanto leer la Biblia sino por la descompensación alimenticia con largos y mal manejados ayunos.

c) La mala alimentación:

Según el diario ABC de España publicado el 27 de febrero de 2006: La Fundación para la Salud Mental y la organización Sustain de Inglaterra publicaron un estudio sobre los efectos de la mala alimentación en el cerebro y como influye en el desarrollo de la esquizofrenia.

Sobre las dietas pobres y estados de ánimo:

Los investigadores reconocen que en la aparición de las enfermedades mentales influyen importantes factores biológicos, sociales, psicológicos y medioambientales, pero también indican que la dieta es un elemento cada vez más presente.

«Los alimentos pueden tener un inmediato y duradero efecto en la salud mental y en la conducta, por la manera en que afectan a la estructura y el funcionamiento del cerebro»

Deficiencias en grasas esenciales y en vitaminas antioxidantes también se consideran un factor que contribuye a la esquizofrenia.

La esquizofrenia es el nombre genérico de un grupo de enfermedades mentales que se caracterizan por alteraciones de la personalidad, alucinaciones y pérdida del contacto con la realidad.

De acuerdo a MedlinePlus en un artículo publicado en su pagina define: “La esquizofrenia es una enfermedad cerebral grave. Las personas que la padecen pueden escuchar voces que no están allí. Ellos pueden pensar que otras personas quieren hacerles daño. A veces no tiene sentido cuando hablan...”

La nutricionista Adriana Ruiz en un artículo publicado el 24/03/2015 en diario El Universal de Cartagena, Colombia señaló que una alimentación desequilibrada puede producir apatía, desgano, nerviosismo, cansancio, falta de atención, problemas de memoria, de concentración e incluso depresión...”

Los largos ayunos y la mala alimentación pueden derivar en que una persona que lee demasiado termine con problemas mentales.

Esto se aplica, no solo para quienes leen la Biblia, sé de otras personas que, fueron muy inteligentes, pero que tanto leer libros, terminaron con problemas mentales. Gentes que leían libros de Derecho, filosofía, etc. Literalmente terminaron locos.

d) La obra demoniaca

En la Biblia aparece el ejemplo de un joven loco o lunático que se encontraba loco por causa de un demonio.

“Señor, ten misericordia de mi hijo, que es lunático, y padece muchísimo; porque muchas veces cae en el fuego, y muchas en el agua. Y reprendió Jesús al demonio, el cual salió del muchacho, y éste quedó sano desde aquella hora”(Mateo 17:15, 18)

En este caso lo que quiero destacar es que la posesión demoniaca causa locura.

La expresión lunático del hebreo “seleniazomai” significa: loco, lunático o epiléptico. Algunas traducciones bíblicas como la Kadosh Israelita Mesiánica traduce “epilepsia” pero debemos tener en cuenta que Jesús no trató el caso como si se tratara de una enfermedad, sino como una posesión.

La posesión de este joven tuvo otras causas y no fue por supuestamente leer tanto la Biblia, que es el tema que estamos tratando, pero lo que quiero destacar es que la posesión demoniaca derivó en una locura. Comúnmente siempre pensamos de alguien que está poseído como alguien que esta loco. Habla locuras, viste descuidadamente, piensa y actúa sin coherencia y hasta en ocasiones tiene cambios repentinos de animo cargadas de ira o rabia, etc.

Un principio básico en el estudio de la Biblia es siempre orar y pedir la guía del Espíritu Santo. Es él quien nos guía y enseña(Juan 16:13). Es el Espíritu quien toca nuestros corazones y enseña las verdades, es él quien transforma nuestras vidas. Pero cuando se lee la Biblia sin oración y sin la guía del Espíritu Santo se esta expuesto a caer en las interpretaciones personales, se está expuesto a no entender lo que ella dice o se esta expuesto a recibir influencia del enemigo.

Cuando no se ora para estudiar la Biblia, es el diablo quien aprovecha para sembrar cizaña. Es por esa razón que hay tantas iglesias que enseñan algo de verdad, pero mezclada con el error del enemigo. Recordemos que el diablo conoce la Biblia. En el momento de tentar a Jesús la citó (Mateo 4:1-11).

Pero cuando una persona no es guiada por el Espíritu Santo y queda a merced del enemigo, pueden haber varios factores influyentes, que a la postre llevaran a una posesión demoniaca.

La Biblia no es la que ha llevado a esa persona a la locura, es el diablo para apoderarse de esa persona y sembrar en las mentes seculares la idea de culpar a las Escrituras para desprestigiarla.

Pero en este factor también influye el hecho, que en muchas iglesias evangélicas, pentecostales y carismáticas, sus cultos manejan espíritus. No todos terminan poseídos con un espíritu de locura, pero si sucede. Es de notar, por no decir todos, pero casi todos los cristianos que terminan con problemas mentales pertenecen principalmente a estas iglesias.

Diferencias entre un esquizofrénico y un endemoniado:

Existe una línea muy delgada en el comportamiento de ambos y muchos podrían llegar a confundir un esquizofrénico con una endemoniado. Aquí solo queremos destacar algunos aspectos.

Lo primero que debemos comprender es que uno es el resultado de una enfermedad mental generada por múltiples factores. Mientras que la otra es el resultado de la obra o posesión satánica.

Mientras que un esquizofrénico utiliza un lenguaje incomprensible de su entorno, de su vida o familia o trabajo y con poca fluidez. Un endemoniado habla con mucha fluidez y en ocasiones palabras impías y blasfemias, y aun citando o cosas de la Biblia.

Mientras que un esquizofrénico oye voces y ve caras, personas o cosas que no existen y hasta habla con ellas. Un endemoniado habla de visiones o revelaciones supuestamente de origen divino. Pero también tiene alucinaciones de animales como serpientes, leones, tigres, etc. o personas que le visitan y quieren hacerle daño, razón por la que lucha con ellos.

Mientras que un esquizofrénico no sabe tomar decisiones y está desligado de la realidad. Un endemoniado si sabe las cosas que suceden a su alrededor y el demonio le guía en lo que debe hacer.

Mientras que un esquizofrénico escucha y se le puede controlar y suministrar un medicamento ya sea por parte de un vecino o familiar de confianza a la que escucha y obedece. El endemoniado no. Para controlar a este se requiere de 3 a 4 o mas personas fuertes que le sujeten porque éste posee una fuerza sobre humana que lo torna incontrolable.

Mientras que un esquizofrénico requiere tiempo y tratamiento médico. Un endemoniado solo requiere de una liberación espiritual de parte de alguien preparado instantáneamente queda sana.

Mientras que en el caso de un esquizofrénico el afectado es solo la persona. En el caso de un endemoniado los afectados pueden ser sino todos alguno de los asistentes cuando se hace un exorcismo o liberación.

e) El fanatismo religioso

Otro factor que puede llevar a la locura a una persona es el fanatismo religioso. Entendiendo bien esta expresión y aplicándola correctamente. Muchos son fanáticos pero no todos tienen ni llegaran a tener problemas mentales. Muchos son fanáticos y quieren vivir una vida farisea, aparentemente son santos a la fuerza, pero caen en el legalismo. Pero no es a ellos a quien me refiero.

El otro caso de fanatismo al que me refiero es a ese que experimenta cierta ansiedad y que deriva en una locura.

Entendiendo ansiedad como la respuesta de anticipación involuntaria del organismo frente a estímulos que pueden ser externos o internos, tales como pensamientos, ideas, imágenes, etc., que son percibidos como amenazantes y/o peligrosos.

En este caso la persona aplica textos bíblicos donde no corresponde, experimenta cierto delirio de persecución, ve y escucha cosas en las noches, siente y cree que el fin del mundo es inminente, cree que debe vivir aparte, en ocasiones tiene explosiones de ira, ve a la familia o ciertas personas como el enemigo o pecadoras y hasta en las noches libra batallas con el diablo, entre otras cosas mas.

Este factor está estrechamente ligado con el anterior. Cuando la persona se convierte en un fanático está expuesto a ser presa fácil de una posesión demoniaca y terminar hablando y haciendo locuras.

¿Vuelve loco tanto leer la Biblia?

La respuesta es no. Decir que la Biblia vuelve loco; es una mentira inventada por el enemigo para desprestigiarla y hacer ver mal a Dios. Hay diferentes razones y factores que influyen para que una persona llegue a ese estado.

La Biblia es la palabra de Dios y en ella solo encontramos el inmenso amor del Padre que estuvo dispuesto a entregar a su hijo para darnos la salvación(Jn. 3:16).

La lectura de la Biblia nos trae paz, consuelo y esperanza (Rom. 15:4). El ser humano puede inventar miles de técnicas de relajación, puede descubrir mil métodos para consolar y ayudar al necesitado. Pero nunca podrá dar esa paz y esa esperanza que solo se halla en Jesús y en la lectura de su Palabra.

Por medio de su Palabra Dios se auto reveló y se da a conocer a la humanidad. Solo en la Biblia el ser humano puede encontrar paz, tener un propósito por el cual vivir y metas que alcanzar. La Biblia es la guía dejada por Dios para llegar al cielo.

La lectura de la Biblia no nos hace volver locos o esquizofrénicos; por el contrario aumenta nuestras capacidades mentales y nos muestra de donde venimos y hacia donde vamos. La Biblia nos hace mas inteligentes y nos ayuda a tomar mejores decisiones.

La lectura de la Biblia nos enseña y ayuda a comprender el gran conflicto que existe entre el bien y el mal y nos ayuda a comprender que todo lo malo que existe a nuestro alrededor no es obra de Dios; sino de nuestro enemigo, el diablo.

Leer la Biblia, mucho o poco, no vuelve loco, son otras las razones por las que una persona puede llegar a ese extremo, la lectura de la Biblia transforma corazones y nos convierte en nuevas criaturas (2Cor. 5:17). Somos millones las personas que hemos sido transformados en nuevas criaturas, por el poder de Dios, cuando leemos su palabra.

Agradecimiento: Dagoberto Guerra, Psicólogo, Universidad Nacional Abierta y a Distancia, Colombia.

Autor: Deneris Torres | Colombia

Referencias:


Diario abc.es de España 27 febrero 2006.
Medlineplus.gov en español “esquizofrenia”.
Diccionario Bíblico Strong.
Santa Biblia Reina Valera 1960.
Healthychildren.org Trastornos mentales hereditarios.
Diario El Universal, Colombia 24 marzo 2015.

Juegos & Apps

DA

Peregrinos y Extranjeros

comments powered by Disqus