La danza bíblica

Bereshit Lab

El problema existente en muchas iglesias con respecto a los bailes y las danzas no tiene el sustento ni la evidencia bíblica adecuada. Mucho menos atribuir tales cosas al Espíritu Santo tiene apoyo en la Biblia. Estas danzas nunca ocurrieron en los cultos oficiales al Señor en el Antiguo Testamento, es decir en relación al Santuario, no dentro de sus puertas. Tampoco lo vemos en las iglesias (sinagogas) del Nuevo Testamento y en las Iglesias Primitivas de los primeros cristianos.

Analicemos las palabras hebreas y griegas para danzas y observemos si tienen la connotación del presente:

1 - חָגַג (kjagág)

Se da este caso en 1 Samuel 30:16:

“Lo llevó, pues; y he aquí que estaban desparramados sobre toda aquella tierra, comiendo y bebiendo y haciendo fiesta, por todo aquel gran botín que habían tomado de la tierra de los filisteos y de la tierra de Judá”. (RV60)

“En la Biblia en Portugués Na RC (Revisada y Corregida) fue traducida por “Danzando”, en la Biblia en Portugués RA (Revisada y Actualizada) por “Haciendo Fiesta” y en la Biblia de Jerusalén por “Festejando“

El diccionario Strong nos dice: “propiamente moverse en círculo, i.e. (específicamente) marchar en procesión sagrada, observar un festival; por implicación estar alegre”

Por lo tanto dicha expresión no implica ni indirectamente los bailes y danzas ni mucho menos dentro del templo ni ligadas al Espíritu Santo.

2 - חוּל (kjul); o חִיל (kjíl)

“y estad atentos; y cuando veáis salir a las hijas de Silo a bailar en corros, salid de las viñas, y arrebatad cada uno mujer para sí de las hijas de Silo, e idos a tierra de Benjamín” (Jueces 21:21)

La palabra para “bailar en coros” significa según los diccionarios, danzar en círculos” o “dar vueltas circulantes”.

Luego se da el mismo caso en Jueces 21:23:

“Y los hijos de Benjamín lo hicieron así; y tomaron mujeres conforme a su número, robándolas de entre las que danzaban; y se fueron, y volvieron a su heredad, y reedificaron las ciudades, y habitaron en ellas”.

Es interesante notar que estas “danzas circulares” ocurrieron afuera del templo. Las fiestas y todas las cosas realizadas por los antiguos israelitas estaban centradas en la religión y por tales razones muchas veces se lo caracteriza haciéndolo para “Jehová”. Todas las fiestas folklóricas y ceremoniales estaban orientadas para Jehová y la religiosidad. Aquellos que buscan apoyo para los bailes de hoy en día, no saben la astronómica diferencia entre las danzas modernas y las danzas antiguas de Israel.

3 - רָקַד (racád)

Tenemos estos casos en 1Cró. 15:29; Job 21:11; Ecc 3:4; Isa 13:21:

“Pero cuando el arca del pacto de Jehová llegó a la ciudad de David, Mical, hija de Saúl, mirando por una ventana, vio al rey David que saltaba y danzaba; y lo menospreció en su corazón”.

“Salen sus pequeñuelos como manada, Y sus hijos andan saltando."

“tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de endechar, y tiempo de bailar;”

“sino que dormirán allí las fieras del desierto, y sus casas se llenarán de hurones; allí habitarán avestruces, y allí saltarán las cabras salvajes”.

Como podemos notar claramente, la palabra que casi siempre se traduce por “saltar o saltarán” es la misma que a veces se traduce por danzar, especialmente en el caso de David. David “saltaba de alegría” y como dice el diccionario: “estampar, i.e. saltar por frenéticamente o de alegría”. No hay el menor indicio de una danza sensual ni mucho menos en el templo.

4 - מָחוֹל (makjól)

Se deriva de una raíz que significa simplemente voltear. Puede significar girar alegremente en una vuelta. También puede ser flauta que toca en volteos.

“Has tornado mi endecha (lamento) en baile, desataste mi saco, y ceñísteme de alegría.” (Salmos 30:11. )

"Alaben su nombre con corros (danza, alegres giros circulares), con adufe [flauta] y arpa a Él canten!" (Salmos 149:3)

"!Alabadlo con pandero y danza!!Alabadlo con cuerdas y flauta!" (Salmos 150:4)

“Entonces la virgen se alegrará en la danza junto a los jóvenes y los ancianos. Cambiaré su lamento en gozo y les daré consuelo y alegría después de su dolor.” (Jeremías 31:13 )

“Cesó el gozo de nuestro corazón; y se convirtió en lamentación nuestra danza” (Alegres giros en una vuelta). (Lamentaciones 5:15)

La danza está en unos contextos interesantes. Podemos notar primeramente los lamentos, especialmente en el caso de Jeremías y Lamentaciones. Esto no tiene nada que ver con la adoración ni menos con el templo.

Los otros casos, los más famosos de todos ocurren con David y sus Salmos. La lectura de la RV se apoya en el contexto de los Salmo 149:3 y 150:4, donde el makjól ocurre en el contexto de una lista de instrumentos que se utilizarán para alabar al Señor. En el Salmo 150, la lista incluye ocho instrumentos: trompeta, salterio, arpa, pandero, instrumentos de cuerda, órganos, címbalos y platillos. Dado que el salmista hace una lista de todos los posibles instrumentos que se utilizarán para alabar al Señor, es razonable suponer que makjól también es un instrumento musical, sea cual sea su naturaleza.

Otra consideración importante es el lenguaje figurativo de estos dos salmos, que no permite una interpretación literal de la danza en la Casa de Dios como suponen algunas personas. El Salmo 149:5 anima a la gente a alabar al Señor en sus “camas”. En el versículo 6, la alabanza que hay que hacer con “espadas de dos filos en las manos.” En los versículos 7 y 8, el Señor debe ser alabado por castigar a los infieles con la espada, “aprisionar a sus reyes con grillos, y a sus nobles con cadenas de hierro”. Es evidente que el lenguaje es figurativo, porque es difícil de creer que Dios espera que la gente le alabe por estar de pie o saltar en las camas o mientras golpea con un arma de doble filo. Lo mismo ocurre con el Salmo 150, que habla de alabar a Dios, de una manera muy figurativa. El salmista invita a la gente de Dios para alabar al Señor “por sus proezas” (v. 2) en todos los lugares posibles y con cada instrumento musical disponible. ¿Podemos creer que el salmista tenía en mente la desorganización presente en muchas iglesias y las danzas que ocurren hoy día como muestra del Espíritu? La respuesta es no. (Nota: Los últimos dos párrafos fueron parafraseados del libro: La música Rock y el Cristiano, Págs. 230, 231. Mañana publicaremos ese tema en DA.)

5 - מְחֹלָה (mekjolá)

Es la forma femenina de mechôwlâh: Girar alegremente dando vueltas.

“Entonces María… tomó el tamboril en su mano, y todas las mujeres salieron detrás de ella con tamboriles y con danza." (esto es, alegres giros en vueltas) (Éxodo 15:20)

"… y viendo el becerro (de oro) y las danzas encendiose el furor de Moisés…" (Éxodo 32:19)

“Cuando Jefté volvía a su casa en Mizpa, su hija salió a recibirlo con adufes y danzas." (esto es, alegres giros en vueltas) (Jueces 11:34)

“Estad atentos, y cuando las hijas de Silo salen a bailar en rueda…" (esto es, alegres giros en vueltas) (Jueces 21:21)

“Cuando David había vuelto de matar al filisteo, habían salido las mujeres de todas las ciudades de Israel cantando, con danzas (esto es, alegres giros en vueltas) y panderos, con alegrías y sonajas a recibir al rey Saúl” (1 Samuel 18:6)

“¿No es éste el David, el rey del país? ¿No es éste de quién cantaban en las danzas (esto es, alegres giros en vueltas)?" (1 Samuel 21:11)

“¿No es éste aquel David de quien unos a otros respondían en las danzas? (esto es, alegres giros en vueltas), diciendo: Saúl hirió a sus miles, y David a sus diez miles” (1 Samuel 29:5)

“La palabra hebrea “mekjolá” que se traduce como “danza” aparece siete veces. En cinco de los siete casos, la danza es realizada por las mujeres en la celebración de una victoria militar (I Samuel 18:6, 21:11, 29:5, Jueces 11:34, Éxodo 15:20). María y las mujeres bailaban para celebrar la victoria sobre el ejército de Egipto (Éxodo 15:20). La hija de Jefté bailaba para celebrar la victoria de su padre sobre los amonitas (Jueces 11:34). Las mujeres bailaban para celebrar la masacre de los filisteos por David (I Samuel 18:6, 21:11, 29:5).En otros dos casos, mekjolá se utiliza para describir la danza de los israelitas en torno al becerro de oro (Éxodo 32:19) y la danza de las hijas de Silo en los viñedos (Jueces 21:21). En ninguno de estos ejemplos, la danza es parte de un servicio de adoración”.

En ninguno de estos casos se apoya la danza dentro del templo. Además notemos que la danza ocurrida por el becerro de oro tuvo grandes efectos trágicos para el pueblo y estaba ligado a la falsa adoración.

6 - כָּרַר (karár)

Significa literalmente “Torcer, voltear (así por extensión, puede ser danzar)”.

“Y David, vestido de un efod de lino, saltaba (también significa danzaba, es decir daba vueltas) con toda su fuerza delante del Señor” (2 Samuel 6:14).

“Cuando el Arca del Señor llegó a la ciudad de David, Mical hija de Saúl, mirando desde una ventana, vio al rey David que saltaba (también significa danzaba, es decir daba vueltas) con toda su fuerza ante le Señor, y lo menospreció” (2 Samuel 6:16).

Nos dice el Comentario Bíblico Adventista (CBA):

“La danza de David fue un acto de solemne y santo gozo. Para una persona del Cercano Oriente de entonces, esa era una manera natural de expresarse por extraña que nos parezca hoy. De ese modo David expresó su alabanza de agradecimiento y así honró y glorificó el santo nombre de Dios. No había nada en la danza de David que pudiera ser comparable con las danzas modernas o que las justifique. Mediante el baile actual común, nadie se acerca a Dios ni recibe la inspiración de pensamientos más puros para llevar una vida santa. Degrada y corrompe. Descalifica a la persona para la oración o el estudio de la Palabra de Dios, y la aparta de la rectitud induciéndole a francachelas. La moral se corrompe; no sólo se malgasta el tiempo sino que se lo emplea mal y, con frecuencia, se sacrifica la salud (ver PP 766)”.

Al igual que los énfasis anteriores, la danza que David hacía era “saltar” literalmente o dar vueltas. Fue tanto así que Mical lo despreció. Pero lo más importante de todo es que, tales actos ocurrieron en un momento de intensa alegría al encontrar y traer de nuevo el Arca del Pacto. No hay indicios dentro del templo ni mucho menos el tipo de danza que se ofrece hoy día descontroladamente en algunas iglesias.

7 - פָּסַח (pasákj)

Significa literalmente “danzar como quien está cojeando”

“y (los profetas de Baal) danzaban, sobre el altar que habían hecho” (1 Reyes 18:26)

Es un tipo de danza ocurrido en un contexto pagano y por lo tanto no tiene alguna connotación para la adoración a Dios.

8 - ὀρχέομαι (orjéomai)

"Significaba probablemente levantar de los pies; de ahí, saltar con un movimiento regular. Se usa siempre en voz media (Mt 11.17; 14.6; Mc 6.22; Lc 7.32). La actuación de la hija de Herodías es el único ejemplo claro de danza artística, forma esta introducida por las costumbres griegas."

(W.E. Vine, Vine diccionario expositivo de palabras del Antiguo y del Nuevo Testamento exhaustivo (Nashville: Editorial Caribe, 1999).)


“Les dicen: “Os tocamos la flauta y no bailasteis, os endechamos y no lamentasteis.” (Mateo 11:17).

“Son semejantes a los muchachos sentados en la plaza, que dan voces unos a otros y dicen: “Os tocamos la flauta, y no bailasteis, os entonamos endechas, y no llorasteis”. (Lucas 7:32)

“Cuando se celebró el cumpleaños de Herodes, la hija de Herodías danzó (sensual y pecaminosamente) ante todos y agradó a Herodes” Mateo 14:6

“Cuando la hija de Herodías danzó (sensual y pecaminosamente) , agradó , a Herodes… (Marcos 6:22)

En dos de estos casos la danza fue hecha por la hija de Herodías, y claramente fue un tipo de baile sensual que era común en aquella comunidad romana. Los otros dos casos no indican alguna danza sino simplemente “saltar de alegría” casos parecidos a los de David y en otras partes del Antiguo Testamento. ¿Nos da cabida esto para las danzas en la iglesia o para alabar a Jehová?

9 - χορός (Choros/coros)

"Denotaba en primer lugar un recinto para la danza; de ahí una compañía de bailarines y de cantantes. La suposición de que este vocablo está relacionado con orqueo por metátesis (esto es, cambio de lugar de las letras c y o) parece carecer de fundamento. Esta palabra se usa en Lucas 15.25."

(W.E. Vine, Vine diccionario expositivo de palabras del Antiguo y del Nuevo Testamento exhaustivo (Nashville: Editorial Caribe, 1999).)

En la parábola del hijo pródigo, ocurre este versículo. Claramente Jesús no tenía en mente enseñar de alguna manera indirecta los bailes y su utilización en la iglesia. Simplemente describe la situación y la alegría como lo demostraron aquellos hombres que vivían en el campo.

El CBA dice:

“Gr. sumfonía, literalmente “sonidos al unísono”; de este vocablo deriva la palabra “sinfonía”. Sumfonía puede significar música producida por varios instrumentos o por varias voces, o también puede referirse al nombre de un instrumento (ver com. Dan_3:5). Es probable que se hubieran llamado músicos profesionales para animar la fiesta. Es evidente que el padre no ahorró esfuerzos para hacer que el regreso de su hijo, perdido por tanto tiempo, fuera la ocasión de celebrar un gran festejo, cuya noticia atestiguaría ante todos los vecinos que el hijo había sido reincorporado a la familia”.

Conclusión

  • En los 26 pasajes que analizamos no encontramos referencias a la danza junto con el ritmo de la música como ocurre hoy día, especialmente en muchas iglesias.

  • “Aproximadamente de las 120 referencia en la Biblia de la música solo en dos ocasiones se asocia la palabra danza con música. María en Éxodo y David entrando el Arca”.

  • La mayoría de estas referencias son del Antiguo Testamento. La iglesia primitiva, la cual es el modelo más cerca de las iglesias y su liturgia, no dieron cabida a ningún tipo de danza.

  • La mayoría de los casos de la danza fueron ocasiones de alegría y saltos y no daban lugar a la euforia que vemos hoy día.

Por lo tanto es sano concluir que la danza sensual hecha hoy día, los bailes atribuidos al Espíritu Santo y otras manifestaciones extrañas que ocurren en muchas iglesias son el “espíritu de mentira” que engañan a las masas con la ignorancia reinante en torno a las Escrituras.



comments powered by Disqus