Análisis Textual y Extructural del Mensaje de los Tres Ángeles | Parte II

Bereshit Lab

Anteriormente vimos cómo el mensaje triangélico se relacionaba en la macro estructura de Apocalipsis. Nuestro estudio pudo reflejar que estos mensajes especiales están en el centro del libro, por ende, su función y comprensión es importantísima. Además se vio que “la paciencia de los santos” apunta a un sufrimiento y perseverancia (14:12), pues ellos son los que están encomendados a poner en pie los mandamientos de Dios (11:19; 12:17). La terminología involucrada en estos mensajes, apunta a que sus oráculos deben comprenderse y proclamarse mucho más que antes, ya que debemos darle un “sonido certero” a la profecía.

Jon_Paulien_Sefer_Olam_Adventista_Apocalipsis

Ahora bien, en el siguiente estudio intentaremos analizar detalladamente cada mensaje, examinando su estructura interna y viendo cuál es la trama central de cada uno de ellos; proveyendo un nuevo enfoque de estos ángeles que claman en contra de los “poderes malvados”.

ANÁLISIS DEL TEXTO

Primer Ángel

Texto griego:

A.- φοβήθητε τὸν θεὸν καὶ δότε αὐτῷ δόξαν,
B.- ὅτι ἦλθεν ἡ ὥρα τῆς κρίσεως αὐτοῦ,
A.- καὶ προσκυνήσατε τῷ ποιήσαντι τὸν οὐρανὸν καὶ τὴν γῆν καὶ τὴν θάλασσαν καὶ πηγὰς ὑδάτων

Traducción:
A.- Temed a Dios dadle gloria,
B.- porque ha llegado la hora de su juicio,
A’.-y adorad al que hace el cielo, la tierra y el mar y las fuentes de las aguas. [Nota del editor: Las traducciones de los pasaje indicados, son responsabilidad exclusiva del autor de este artículo.]

El mensaje del primer ángel estructurado de esta forma, pone “la hora del juicio” en el centro, ya que la parte A sólo nos insta a reconocer a Dios, mientras que su paralelismo, A’, nos explica el por qué hay que temer a Dios y darle gloria; pues es menester adorarlo como un Creador en el contexto de la terminología del cuarto mandamiento. De esa forma, “la hora del juicio, es en efecto, el punto clave del mensaje del primer ángel. De hecho, la primera vez que Juan usa en Apocalipsis la palabra κρίσεως, “juicio”, es en 14:7, luego sus ocurrencias se extienden hacia la parte escatológica de Apocalipsis, por ejemplo, 16:17 nos dice:

También oí a otro, que desde el altar decía: Ciertamente, Señor Dios Todopoderoso, tus juicios son verdaderos y justos.

Aquí vemos que el sustantivo κρίσις (juicio) está en plural, porque los “juicios de Dios” ya están presentes, debido a que las plagas se han derramado; pues el ministerio de Cristo en el Santuario Celestial ha terminado (15:1-4) y “la copa de la ira” ha sido vaciada a los que “adoran a la bestia y a su imagen”.

Otro ejemplo lo vemos en 18:10b:

“¡Ay, ay, de la gran ciudad de Babilonia, la ciudad fuerte; porque en una hora vino tu juicio!”

La sintaxis griega, ὅτι μιᾷ ὥρᾳ ἦλθεν ἡ κρίσις σου, “porque en una hora ha venido tu juicio”, se contrapone con la sintaxis del mensaje del primer ángel, ὅτι ἦλθεν ἡ ὥρα τῆς κρίσεως αὐτοῦ, “porque ha venido la hora de su juicio”. Las únicas diferencias textuales que se encuentran, son que 18:10b habla en una forma idiomática anunciando el inminente juicio contra Babilonia, “en una hora” (μιᾷ ὥρᾳ), mientras que 14:7 habla de la cercanía presente de “la hora del juicio” (ἡ ὥρα τῆς κρίσεως), no de “una hora”; 14:7 usa el artículo definido ἡ “la”, el cual indica no un punto temporal en el espacio tiempo, sino un evento en él; mientras que 18:10b usa el adjetivo μιᾷ, “una”, para indicar lo inminente de la “venida” del juicio de Babilonia.

Además de esto, vemos que en 18:10b se habla de “tu [Babilonia] juicio” mientras que 14:7 habla de “su [Dios] juicio”. La primera frase, el sujeto es afectado por el κρίσις mientras que el segundo es el sujeto quien realiza la acción del κρίσις, convirtiéndose éste en el Juez.

El último ejemplo lo vemos en 19:10a:

“porque sus juicios son verdaderos y justos.”

En el contexto que se usa el sustantivo κρίσις, es en el de la alabanza de los santos en el cielo después de haber sido rescatados por la sangre del Cordero. Kenneth Strand llama a esta sección “El juicio nal de Dios” (ver artículo anterior). Es interesante, por otro lado, que este vocablo nuevamente esté en plural, “sus juicios”, apuntando claramente a las siete postreras plagas.

La única vez fuera de 14:7 que κρίσις se usa en singular es en 18:10b, para anunciar el juicio a Babilonia. Sin embargo, 14:7 lo usa en el contexto del “temor de Dios” y de adorarlo como creador. El mensaje, claramente apunta a los fieles de Dios, un juicio que se dirige a los que adoran a Dios; en definitiva, a los fieles que restauran las verdades de la ley (11:19; 12:17; 13:7). Así, concluimos que el juicio anunciado en el mensaje del primer ángel, de acuerdo al contexto inmediato, es para los seguidores del Cordero.

Segundo Ángel

Texto griego:
A.- ἔπεσεν, ἔπεσεν Βαβυλὼν ἡ μεγάλη,

B.- ἣ ἐκ τοῦ οἴνου τοῦ θυμοῦ τῆς πορνείας αὐτῆς
A’.- πεπότικεν πάντα τὰ ἔθνη.

Traducción:

A.- ha caído, ha caído Babilonia la grande,
B.- el cual del vino de la ira de su fornicación,

A’.- ha dado a beber a todas las naciones.

El orden sintáctico del mensaje del segundo ángel en griego, es distinto a cómo lo traduce la RV60, si leyéramos tal y como el texto griego pone las palabras, sería en el orden que se ha propuesto. Por ende, se ha presentando un orden textual y sintáctico para poner como centro el “vino de la ira de su fornicación”. De ese modo, Βαβυλὼν, “Babilonia” (A), es paralela a ἔθνη, “naciones” (A’).

Es interesante que Βαβυλὼν aparezca por primera vez en Apocalipsis mencionado en el mensaje del segundo ángel.

Todas las veces que se menciona en Apocalipsis es para anunciar su caída, pero sólo un texto nos indica quién es Babilonia. En efecto, 17:5 hablando de la prostituta sentada sobre una bestia, nos advierte que ella en su frente:

llevaba escrito un nombre misterioso: LA GRAN BABILONIA MADRE DE LAS PROSTITUTAS Y DE LAS ABOMINABLES IDOLATRÍAS DE LA TIERRA.

Es decir, la clave para dilucidar quién es Babilonia se encuentra en el cap.17 de Apocalipsis. Sin embargo, no es nuestra intención interpretar quién es Babilonia y cuál es su función dentro del contexto apocalíptico (pues de eso nos encargaremos en la parte dos de esta revista y quién escribe está encargado de ello; para eso, los invitamos a estar atentos a la segunda parte de nuestro volumen del “Mensaje de los Tres Ángeles”; y así poder saber con certeza quién es Babilonia y por qué este ángel anuncia su caída). Por el momento, sólo nos importa la evidencia textual y sintáctica de este mensaje particular.

Lo interesante, como decíamos, es que Babilonia aparece por primera vez en este mensaje, y luego se explica con detalles en el cap.17 (esto se conoce como “amplificación” apocalíptica), mostrándonos que se trata de la “madre de las prostitutas”. Por eso, además, vemos cómo el mensaje del segundo ángel pone en contexto y como centro del mensaje la causa de su condenación, debido a que del vino de la ira de su fornicación ha hecho beber a las naciones.

Así, el orden básico propuesto es que Babilonia ha caído porque ha hecho beber del vino de su fornicación.

La evidencia textual nos indica que Babilonia es un poder que ha embriagado a todas las naciones con su vino. Es interesante que la mayoría de las veces en que aparece la palabra οἴνου, “vino”, en Apocalipsis, es en relación con Babilonia, pero además de ello, apunta al juicio de Dios. Sin embargo, el contexto indica que se deba interpretar como “el vino de su fornicación”. En otras palabras, esto indica una “poción de idolatría”, o de apostasía; las bases para esto, reiteramos, se hallan en el cap.17, específicamente en el vers.2:

con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los moradores de la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación.

Es decir, la evidencia apocalíptica nos indica que “el vino de su prostitución”, es en esencia una poción de idolatría que engaña a todas las “naciones” como lo indica el mensaje del segundo ángel, ó como lo explica el cap.17 “los reyes y los moradores de la tierra”. Por ende, Babilonia, sin dudas, es un poder que engaña al mundo entero.

En conclusión, el mensaje nos da la esperanza que Babilonia ha caído y nos prepara para introducirnos en el mensaje del tercer ángel y su condenación y destrucción de nitiva.

Tercer Ángel

Texto griego:

A. – εἴ τις προσκυνεῖ τὸ θηρίον καὶ τὴν εἰκόνα αὐτοῦ, καὶ λαμβάνει χάραγμα ἐπὶ τοῦ μετώπου αὐτοῦ ἢ ἐπὶ τὴν χεῖρα αὐτοῦ,

B.- καὶ αὐτὸς πίεται ἐκ τοῦ οἴνου τοῦ θυμοῦ τοῦ θεοῦ τοῦ κεκερασμένου ἀκράτου ἐν τῷ ποτηρίῳ τῆς ὀργῆς αὐτοῦ,

C.- καὶ βασανισθήσεται ἐν πυρὶ καὶ θείῳ ἐνώπιον ἀγγέλων ἁγίων καὶ ἐνώπιον τοῦ ἀρνίου.

B’.-καὶ ὁ καπνὸς τοῦ βασανισμοῦ αὐτῶν εἰς αἰῶνας αἰώνων ἀναβαίνει, καὶ οὐκ ἔχουσιν ἀνάπαυσιν ἡμέρας καὶ νυκτός,

A’.- προσκυνοῦντες τὸ θηρίον καὶ τὴν εἰκόνα αὐτοῦ, καὶ εἴ τις λαμβάνει τὸ χάραγμα τοῦ ὀνόματος αὐτοῦ.

Traducción:

A.- Si alguno adora a la bestia y a su imagen y recibe la marca sobre su frente o sobre su mano,

B.- beberá también del vino de la ira de Dios que ha sido vaciado en el cáliz de su ira,
C.- y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y delante del cordero.

B’.- Y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos y no tienen reposo ni de día ni de noche,

A.- los que adoran a la bestia y a su imagen ni nadie que reciba la marca de su nombre.

El mensaje del tercer ángel es el más extenso debido a que es el último que se une a los demás mensajes. La estructura propuesta quizás pueda reflejarse en la temática y además en algunas conexiones lingüísticas. Por ejemplo la parte A, habla de los que “adoran” a la “bestia” y a su “imagen”, los que reciben la “marca” en su “cabeza” o en su “mano”; mientras que la A’ menciona las mismas palabras, “adorar”, “bestia” e “imagen”. Sin embargo la sección B, habla “del vino de la ira de Dios” para la “bestia” y sus seguidores; y así, la sección B’ nos muestra cómo esa “ira” ha sido derramada y los seguidores son atormentados eternamente y “no tienen descanso día y noche”. Por ende, el centro del mensaje del tercer ángel, apunta a la condenación de la bestia y de los seguidores, pues ellos serán atormentados delante de los santos ángeles y Cristo.

Vemos que la primera parte del mensaje del tercer ángel, se dirige al problema envuelto en el cap.13, precisamente a los vers. 16-17. El problema envuelto en dichos versículos apunta a la adoración de la imagen de la bestia. Pero ya en el mensaje del tercer ángel, vemos cómo Dios actúa por medio de un mensaje para establecer la seguridad de su condenación.

De hecho, vemos que los vocablos χάραγμα (marca), θηρίον (bestia), y εἰκόνα (imagen), son usados en el resto de Apocalipsis; todas las veces en que aparecen se relacionan íntimamente como un todo. Además de especificar el castigo que recibirán en el mensaje del tercer ángel, vemos cómo se sucede después en la parte escatológica del libro:

Vi también como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios. (15:2)

Fue el primero, y derramó su copa sobre la tierra, y vino una úlcera maligna y pestilente sobre los hombres que tenían la marca de la bestia, y que adoraban su imagen. (16:2)

Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre. (19:20)

Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años. (20:4)

El anuncio de la condenación a la bestia y a su imagen, evidentemente parte con el mensaje del tercer ángel y se expande a lo largo del libro, así vemos cómo el oráculo angelical se relaciona íntimamente con todo el resto del libro.

Por ende, la parte central del mensaje del tercer ángel, es decir, su condenación definitiva “y será atormentado con fuego y azufre”, se cumple en la segunda venida de Cristo y frente al gran juicio final (19:20), pues por haber engañado al mundo entero con su fornicación serán atormentados delante de Dios, los santos ángeles y del Cordero (20:4).

CONCLUSIÓN

Se ha analizado la micro-estructura y la forma interna del mensaje de los tres ángeles para mirarlos de un ángulo distinto, y de esa forma poder interpretarlos de manera correcta en estudios posteriores. Pudimos darnos cuenta cómo cada mensaje tiene un centro; a pesar de ello, cada estructura es propuesta por quien escribe y claramente está expuesta a críticas y correcciones futuras. Sin embargo, el intento del autor fue establecer el punto clave de cada oráculo; así, el mensaje del primer ángel nos advierte que “la hora del juicio ha llegado”; el segundo que Babilonia, fue juzgada por haber dado a beber “del vino de su fornicación” a las naciones; y el tercero, que será condenada “delante de los santos ángeles y del Cordero”.

El mensaje de los tres ángeles se relaciona como un todo, cada uno de ellos da un enfoque distinto y temporal del último mensaje de amonestación. Estructuralmente hablando, Apoc.14 es la antítesis del cap.13 el cual habla de los poderes malvados; así en el primero, vemos cómo triunfan los seguidores de la bestia y del falso profeta, mientras que en el cap. 14 vemos cómo están en pie los vencedores en Cristo (14:1), para luego introducirnos en la condenación (14:7-12) a los impíos del cap.13.

El mensaje de los tres ángeles, tanto textual como micro estructural, nos arroja una luz especial que nos ayuda a comprender de una forma distinta cómo Dios actúa en favor de “los que guardan los mandamientos de Dios y tienen la fe de Jesús” (14:12).

BIBLIOGRAFÍA

Aland, Kurt, Matthew Black, Carlo M. Martini et al., e Greek New Testament, Fourth Revised Edition (With Morphology). Deutsche Bibelgesellscha , 1993; 2006.

Metzger, Bruce Manning and United Bible Societies, A Textual Commentary on the Greek New Testament, Second Edition a Companion Volume to the United Bible Societies’ Greek New Testament (4th Rev. Ed.) London; New York: United Bible Societies, 1994.

Tischendorf, Constantinus. Novum Testamentum graece: ad Antiquissimos Testes Denuo Recensuit Apparatum Criticum Omni Studio Perfectum apposuit Comentationem Isagogicam praetexuit, ed. George C. Yale, 3 vol. Leipzig: Hinrichs, 1894.



comments powered by Disqus