¿Son infalibles los profetas?

INTRODUCCIÓN

Importancia
Para los adventistas del séptimo día y para la mayoría de denominaciones cristianas la Biblia es la regla suprema de fe, y se considera infalible; muchos deducen que como la Escritura es Infalible, los escritores también lo fueron, y que no tuvieron errores a la hora de transmitir el mensaje de Dios.

Objetivo
Después de la lectura de este documento, quien lo analice quedará en la capacidad de definir que tipo de infalibilidad poseen los escritos proféticos, también a la luz de ejemplos Bíblicos, notar si afecta o no el comportamiento del profeta, a los escritos sin perder la inspiración divina.

BREVE DEFINICIÓN DE INFALIBILIDAD
Seguramente muchos de nosotros cuando escuchamos la palabra infalible, inmediatamente la relacionamos con la iglesia romana, la cual afirma que no se equivoca y que jamás ha cometido errores1, ese es el concepto que hemos tenido de infalibilidad, que según la real academia española sería alguien que no puede errar2, con estos conceptos claros tal vez recordamos a los persas quienes se consideraban infalibles, y que una vez decretaban un edicto, no había ningún poder que lo pudiese deponer, como fue el caso de Asuero o Jerjes en época de Ester3, y de Darío en tiempos de Daniel, este imperio aplicó la infalibilidad para decir que sus leyes no se pueden revocar bajo ninguna circunstancia4.

LA BIBLIA INFALIBLE
Como Cristianos, tenemos a la Palabra de Dios como regla suprema, que fue dada a los hombres por medio de los profetas, y mi propósito no es entrar a hablar de la función de la Biblia y sus características, pero es claro que la mayoría de cristianos la aceptamos como norma suprema e incluso regla infalible para la salvación, sin embargo cabe hacernos la siguiente pregunta, ¿son infalibles los profetas? ¿Son los escritos de los profetas infalibles en temas como historia o ciencia?

Lo que el profeta verdadero dice se cumple
Un texto bastante conocido a la hora de hablar del don profético es Deuteronomio 13:1-4, aquí encontramos un principio fundamental cuando hablamos de la infalibilidad de un profeta: Cuando se levante en medio de ti un profeta o soñador de sueño, y te anuncie una señal o un prodigio, si se cumple la señal o el prodigio que él te anuncio, y te dice: “Vayamos tras dioses ajenos- que tú no conoces- y sirvámoslos” , no escucharás las palabras de tal profeta ni de tal soñador de sueños, porque Jehová, vuestro Dios, os está probando para saber si amáis a Jehová, vuestro Dios, con todo vuestro corazón y con toda vuestra alma. A Jehová, vuestro Dios, seguiréis y a él temeréis, guardaréis sus mandamientos y escucharéis su voz, a él serviréis y a él le seréis fieles” es el famoso principio de la profecía cumplida, se trata de ver si el tiempo confirma lo que dice el profeta, o sencillamente si muestra que estaba equivocado, también Jeremías dice que al cumplirse la palabra de un profeta, será reconocido como profeta verdadero5.

Principio de la profecía condicional
El problema aquí es que muchas veces no se puede dejar pasar el tiempo para confirmar si un profeta es verdadero o no, porque los fariseos siempre estuvieron esperando cierta cantidad de tiempo por una señal majestuosa de parte de Jesús, sin embargo no se las ofreció6, más allá de esto, de la cantidad de tiempo que se espere para confirmar lo que dice el profeta, es ver si lo que predice o profetiza se cumple totalmente al pie de la letra, tal vez para algunos resulte consecuente creer que sí, pero debemos ver que información arroja la Biblia en este punto y nos encontramos con cuestiones aparentemente difíciles de explicar, como por ejemplo saber que Jonás predijo que Nínive sería destruida en cuarenta días, no obstante eso no ocurrió7(), o que Isaías presenta una cantidad de profecías en las cuales Israel será un gran reino que gobernará a todas las naciones y les enseñará el camino del Señor, pero finalmente el destino de Israel fue su rechazo como pueblo escogido8, Jeremías aclara esta inconsistencia, a la que llamamos “profecía condicional” dice el escritor bíblico que El Señor es autónomo para hablar a los impíos y advertirles que los va destruir, pero si se arrepienten y desisten del mal, El Señor también desistirá del mal que pensaba traer, pero si no oyen su voz, ciertamente se cumplirá la predicción.9

Hebert Douglass afirma que “la profecía condicional o incertidumbre controlada es un principio Bíblico aplicado a declaraciones de una naturaleza predictiva, que afectan o implican las respuestas de los seres humanos, por tanto siempre que el desarrollo dependa de la elección humana, el cumplimiento es condicional”10. De manera que notamos que todo lo que un profeta dice no siempre se cumple, y no porque sea profeta falso, sino porque el resultado final va depender de la elección del hombre, esto es importante ya que comenzamos a ver desde otra perspectiva la infalibilidad de los profetas.

Las escrituras contienen errores
Sin embargo a veces se suele creer que a pesar de que hay profecías condicionadas y su cumplimiento va estar determinado por la decisión humana, y que toda escritura profética tiene que estar desprovista de errores pues es una escritura inspirada, y que por consiguiente los datos que se mencionen bien sean históricos, científicos, cronológicos, etcétera también son completamente verdaderos. Pero es suficiente leer a Mateo cuando afirma que fue Jeremías quien predijo lo de las treinta monedas de plata, cuando en realidad fue Zacarías11; o notar que 1 de Samuel 16:10 nos enseña que David fue el octavo hijo de Isaí, mientras que 1 Crónicas 2:16 dice que fue el Séptimo, para hacer la lista corta finalicemos diciendo que La misma Biblia afirma que el sol gira en torno a la tierra, y los que esperan que la biblia sea un libro de datos o de ciencia se frustran, pues como vemos las escrituras evidentemente contienen errores entonces surge una nueva pregunta ¿si la Biblia no es infalible, por qué debemos confiar en ella? Para responder esta incógnita hay que comprender cuál es la función de la escritura, el apóstol Juan dice que es una guía para la vida eterna y dan testimonio de Jesús12. La autora norteamericana Elena de White afirma: La Biblia está escrita por hombres inspirados, pero no es la forma del pensamiento y de la expresión de Dios, sino la del hombre13, es decir, Dios inspira a los hombres, inspira ideas, más no palabras, y como las palabras son humanas pueden contener errores, no obstante, la inspiración está dada para proveer recursos que lleven a la salvación, los datos históricos o científicos no cuentan pues es la percepción del escritor, más no palabras divinas, el doctor George R. Knight nos comenta que los escritos de los profetas de Dios son infalibles como guía para la salvación, pero no están desprovistos de error14... La obra de los profetas de Dios no es infalible en todos sus detalles, pero es infalible a la hora de revelar la voluntad de Dios15. Nos damos cuenta de que, los escritos proféticos contienen errores que en realidad no tienen importancia a la hora de decidir la salvación del hombre, por eso esos escritos son infalibles como guía para alcanzar la eternidad pues toda escritura es inspirada por Dios, pero escrita por manos humanas, y en diversidad de estilos que muestran la individualidad de cada escritor16.

EL COMPORTAMIENTO DEL PROFETA NO ES INFALIBLE
De manera personal, durante un tiempo vi a los personajes bíblicos como súper hombres, y grandes héroes, al fin de cuentas hebreos los llama los héroes de la fe, y muchos de nosotros vemos a los profetas como semidioses desprovisto de errores, es una utopía pretender que un profeta no tenga falencias, Jesús mismo llamó a Juan el Bautista, el mayor de los profetas17, cuando Juan vio a Cristo a la orilla del Jordán dio sin ninguna duda y con entusiasmo : “ He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo”18, pero estando en una situación adversa, envió mensajeros a Jesús a preguntarle: Eres tú el que ha de venir o demos de esperar a otro19, es natural de un ser humano, sentirse débil y albergar pensamientos desalentadores, y los profetas no fueron la excepción, todos sin duda alguna mostraron su humanidad, al enfrentar un momento difícil, como Elías cuando huía de Jezabel20, temía caer en las manos de los impíos a pesar de que días antes había sido el estandarte divino para acabar con la idolatría en Israel.

Los profetas se equivocaban en decisiones prácticas
También salen a flote rasgos de carácter que no han sido santificados, Pedro el apóstol tuvo que ser amonestado cuando actuaba de una manera ante los gentiles, y ante los judíos era diferente21, algunos de ellos dieron consejos que creían que estaban bien, pero después tuvieron que cambiarlos el profeta Natán dio su opinión personal a David para que hiciera todo lo que estuviera en su corazón y edificara casa al Señor, sin embargo al día siguiente tuvo que volver a contrariar su palabra22, estos pocos ejemplos son suficientes para ver que el comportamiento del profeta no era infalible, sino humano, como cualquier otra persona, Isaías se sintió miserable al recibir una visión, algo similar vivió Juan el revelador, sin embargo el contenido del mensaje si es “infalible” en su función plena, que es guiar a las almas a la eternidad, dar testimonio de Jesús (Juan 5:39, 2 Timoteo 3:16).

El verdadero profeta
Un profeta se reconoce como verdadero, no porque su palabra se cumpla al pie de la letra, no porque nunca se equivoque, no porque no cometa errores a la hora de escribir, sino porque Dios lo llama, y se puede identificar de la siguiente manera.

  • A la ley y al testimonio Isaías 8:20
  • Predicciones cumplidas (Jeremías 28:9), (Deuteronomio 18:22)
  • Lealtad al Cristo encarnado y a sus enseñanzas 1 Juan 4:2
  • Por sus frutos los conoceréis Mateo 7:16-2023

CONCLUSIÓN
Basados en los textos expuestos, siendo consecuentes con las ideas propias, y de otros autores que la respaldan, concluimos que los profetas no son infalibles, y que sus escritos lo son meramente en el sentido de libros inspirados, libros de fe cuya finalidad es guiar a las mentes a la salvación, en ningún momento es el propósito de los escritos proféticos, formar, ni informar, mucho menos enseñar, por eso en esos aspectos son no son infalibles, ya que es la forma de pensar de hombres que pueden errar.


Referencias

  1. CMRI

  2. RAE

  3. Ester 5, 9

  4. Daniel 6:8

  5. Jeremías 28:9

  6. Mateo 16:1-4

  7. Jonás 3:4-10

  8. Comentario Bíblico Adventista tomo IV (1985):145-147;877-879.

  9. Jeremías 18:7-10

  10. Douglass Herbert E. La mensajera del Señor (2000):30 Asociación Casa Editora Suramericana

  11. Mateo 27:9-10; Zacarías 11:12-13

  12. Juan 5:39

  13. White Hellen, Mensajes Selectos Tomo 1 (1964):34 pacific press public association.

  14. Knigth George, Como leer a Elena de White (2004):121.

  15. Knigth George, Como leer a Elena de White (2004):122.

  16. White Hellen, El Conflicto de los Siglos(2006):7 Asociación Publicadora Interamericana.

  17. Lucas 7:28

  18. Juan 1:29

  19. Mateo 11:3

  20. 1 Reyes 19:3

  21. Gálatas 2:12

  22. 1 Crónicas 17:2;4

  23. White State La orientación Profética en el movimiento Adventista (1964)

Bibliografía

Douglass, Herbert E. Mensajera del Señor Asociación Casa Editora Suramericana (2000).

Knigtth George, Como leer a Elena de White, Miami Asociación Publicadora Interamericana (2004).

White State, La orientación Profética en el movimiento adventista Pacific Press Publication Asociation (1964).

Comentario Bíblico Adventista Tomo 4 Pacific Press Publication Asociation (1985).

Comentario Bíblico Adventista Tomo 6 Asociación Casa Editora Suramericana (1996).

White Elena, El conflicto de los Siglos Florida, Asociación Publicadora Interamericana (2006).