Sello de Piedra del Siglo X a.C. es descubierto por el Proyecto de Cribado del Monte del Templo

Este hallazgo único es atribuido al tiempo de David y Salomón

Un antiguo sello de piedra datado del siglo X a.C. ha sido encontrado en suelo tomado del Monte del Templo de Jerusalén, de acuerdo a un comunicado emitido recientemente por el Proyecto de Cribado del Monte del Templo el cual está actualmente investigando el sitio. El Dr. Gabriel Barkay, codirector del Proyecto de Cribado del Monte del Templo, y Zachi Dvira atribuyen el sello al tiempo de David y Salomón en la Biblia hebrea.

El sello encontrado por el Proyecto de Cribado del Monte del Templo. El agujero en la parte de arriba hubiera permitido que este sello sea portado como un amuleto para un acceso más fácil por parte de su usuario.

El sello es una pequeña pieza de caliza cuyo propósito probablemente era el de sellar documentos. Las fotografías publicadas por el Proyecto de Cribado del Monte del Templo muestran que tiene forma de cono, con una superficie circular de sellado de un tamaño similar al de un pulgar. Las figuras grabadas en él muestran a un animal arriba de otro, posiblemente su presa. El sello está perforado, para que una cuerda pueda ser insertada y usada para colgarlo alrededor del cuello de una persona.

Un dibujo de la impresión del sello. Un animal es representado arriba de otro, tal vez su presa.

El sello fue encontrado por un niño ruso de diez años llamado Matvei Tcepliaev, que estaba visitando Jerusalén y se ofreció como voluntario para trabajar en el sitio. El Proyecto de Cribado ha estado en funcionamiento por 11 años y ha visto 170.000 voluntarios de todo el mundo que vienen a cribar los escombros del Monte del Templo.

Al describir la importancia del hallazgo, Gabriel Barkay y Zachi Dvira dijeron: “El sello es el primero de su clase en ser encontrado en Jerusalén... La datación del sello corresponde al período histórico de los jebuseos y la conquista de Jerusalén por el Rey David, así como a la construcción del Templo y el compuesto real oficial de su hijo, el Rey Salomón”.

“[L]o que hace que este descubrimiento sea particularmente significativo es que se originó del Monte del Templo mismo”, agregaron los codirectores.

De acuerdo a los arqueólogos, otros sellos similares encontrado en Israel en sitios como Tel Beth Shemesh, Tel Gezer y Tel Rehov, han sido datados en el siglo XI y X antes de Cristo; y otros hallazgos del Templo del Monte y otros sitios de Jerusalén sugieren que la descripción bíblica de la Jerusalén de ese tiempo “puede, de hecho, ser auténtica”. El sello indica que “actividades administrativas... se llevaron a cabo en el Monte del Templo durante estos tiempos”.

Sin embargo, algunos especialistas han cuestionado si David y Salomón fueron realmente personajes históricos o si Jerusalén pudiera haber sido el centro de un vasto imperio, tal como es descrito en la Biblia hebrea. Algunos arqueólogos argumentan que los descubrimientos en la Ciudad de David apoyan el relato bíblico de David. Otros reconocen que hay un poco de evidencia extra-bíblica para la historicidad de David, pero sugieren que en el siglo X a.C: Jerusalén no puede haber sido la capital de un gran imperio, sino solo un pequeño asentamiento montañoso, y que las grandes obras monumentales atribuidas a Salomón en el siglo X a.C. fueron en realidad la obra de reyes del siglo IX a.C. incluyendo a Acab.i

Algunos incluso han advertido que no debería darse demasiado importancia en un solo sello. Lenny Wolfe, un coleccionista de antigüedades, le dijo al Times of Israel que el hecho de que un sello pueda ser tan fácilmente movido de un lugar a otro significa que pudo haber sido llevado a Jerusalén en cualquier momento y ser olvidado”.

“La importancia de un sello individual es muy limitada” dijo Wolfe.

Gabriel Barkay, sin embargo, explicó a Times of Israel que el contexto del sello debe ser entendido como el Monte del Templo.

El Proyecto de Cribado del Monte del Templo es dirigido por la Universidad de Bar-Ilan con el apoyo de la Fundación Ciudad de David. Su propósito es cribar montones de materiales que fue removido ilegalmente del Monte del Templo en 1999 por el Waqf Islámico sin supervisión arqueológica.

Los participantes del proyecto también han descubierto una punta de flecha de bronce que se cree que está datada en el siglo X a.C. –el tiempo de David y Salomón- basada en sus características, así como numerosos fragmentos de cerámica datados en el mismo período.

Sobre la importancia del Proyecto de Cribado del Monte del Templo, Gabriel Barkay y Zachi Dvira explicaron en el comunicado del proyecto que “los antiguos artefactos recuperados en el Proyecto de Cribado proveen información valiosa y previamente inaccesible. Las muchas categorías de hallazgos están entre las más variadas y extensas alguna vez encontradas en Jerusalén”. Una de las razones para esto es que “el Monte del Templo nunca ha sido excavado”.

El Monte del Templo, de hecho, fue mapeado en el siglo XIX por Charles Wilson, y en 1867, Charles Warren comenzó una serie de exploraciones del Monte del Templo y sus alrededores para el Fondo de Exploración de Palestina. Teniendo prohibido excavar dentro de los terrenos de Haram al-Sharif por las autoridades otomanas (el Santuario Noble, de donde los musulmanes creen que el Profeta Mahoma ascendió al cielo), Warren hundió ejes hasta los muros externos subterráneos del Monte del Templo, excavó en y cerca de los muros, hizo observaciones profundas, dibujos y tomó fotografías de los detalles externos de los muros. Más tarde, después de la Guerra de Seis Días en 1967, Benjamin Mazar, un prominente arqueólogo israelita, llevó a cabo excavaciones en los muros meridionales y suroccidentales del Templo del Monte, las cuales más tarde fueron publicadas en dos volúmenes por su nieta Eilat Mazar. Dos prominentes arqueólogos han notado que estas excavaciones no presentaron evidencia de Salomón.ii Sin embargo, algunos argumentan que no se ha encontrado evidencia de Salomón porque el Monte del Templo no puede ser accedido libremente para ser excavado, y un especialista afirmó una vez que excavaciones anteriores mostraron que un muro del Monte del Templo en realidad perteneció al Templo de Salomón. Al hablar del hecho de que los artefactos examinados por el Proyecto de Cribado del Monte del Templo han sido removidos de su contexto original, Gabriel Barkay y Zachi Dvira dijeron: “Incluso aunque hubieran sido extraídos de su contexto arqueológico, la mayoría de los artefactos pueden ser identificados y datados al compararlos con los que han sido encontrados en otros sitios”.

“En años recientes, usando metodologías estadísticas y tecnologías desarrolladas recientemente” Barkay y Dvira continuaron “nos hemos arreglado para superar el safío de tener hallazgos sin un contexto exacto, dado que no fueron recuperados en una excavación arqueológica apropiada”.

Los codirectores del Proyecto de Cribado notaron que el proyecto ahora tiene una significativa reserva de hallazgos –que rivaliza con el tamaño de muchas colecciones de museos- que espera ser procesados.

Ellos dijeron que el proyecto “ha concentrado sus esfuerzos en la enorme tarea de procesar y estudiar los hallazgos y prepararlos para publicaciones científicas. En la actualidad, más de un millón y medio de hallazgos están esperando ser procesados y analizados en nuestro laboratorio”.

Para ayudar a financiar el Proyecto de Cribado del Monte del Templo, se ha establecido una campaña internacional de recaudación de fondos en el sitio israelí www.half-shekel.org.

Autor: Henry Curtis Pelgrift | Traducido por Eric Richter para DA


Referencias

  1. Eric H. Cline, Biblical Archaeology: A Very Short Introduction (New York: Oxford University Press, 2009), pp. 63–65; Israel Finkelstein y Neil Asher Silberman, The Bible Unearthed: Archaeology’s New Vision of Ancient Israel and the Origin of Sacred Texts (New York: Simon & Schu

  2. Finkelstein and Silberman, The Bible Unearthed, p. 128.