¿Se contradice la Biblia?

Contradicción #1
¿Quién incitó a David a contar los hombres aptos para la guerra de Israel?

a) Dios lo hizo. (2 Samuel 24:1)
b) Satanás lo hizo. (1 Crónicas 21:1)

Respuesta:
En la cultura judía era común declarar como obra de Dios cualquier cosa que Él no impidiera. Un claro ejemplo de esto se encuentra en las palabras de Job: “Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito” (Job 1:21). Sin embargo, al leer el primer capítulo del libro de Job podemos saber que fue el Diablo, y no Dios, quien le provocó a Job tantas desgracias. Jehová simplemente permitió que sucediera.

En el caso de David fue Satanás quien incitó a David a realizar este censo. ¿Por qué lo hizo?

Este censo tenía propósitos militares. El objetivo era saber cuántos hombres adultos había en Israel capaces de ir a la guerra. Cuando David inició este censo demostró abiertamente tener más confianza en sus ejércitos que en el Dios de Israel. Pensó que serían sus soldados, y no Jehová, quien lo ayudaría en sus campañas militares. Él olvido lo que estaba escrito: “Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos.” (Éxodo 14:14)

Contradicción #2
¿En aquel censo, cuántos hombres aptos fueron?

a) Ochocientos mil (2 Samuel 24:9)
b) Un millón cien mil (1 Crónicas 21:5)

Respuesta:
Aquí no hay una contradicción, sino una mala comprensión de los relatos históricos. Samuel dice: “y fueron los de Israel ochocientos mil hombres fuertes que sacaban espada” (2 Samuel 24:9) Mientras que en Crónicas se dice:"Y había en todo Israel un millón cien mil que sacaban espada" (1 Crónicas 21:5)

Samuel menciona a los “hombres fuertes” que había en Israel, mientras que en Crónicas se menciona a “todo Israel”. Esta diferencia se debe a que el censo tenía como objetivo saber cuántos hombres había disponibles como reservas militares. Es decir, no se contaban los soldados permanentes.

El rey tenía 12 divisiones de 24 hombres cada una, que servían en turnos mensuales (1 Crónicas 27:1-15). En total había 288.000 soldados permanentes que, si se los redondea, son 300.000. Estos hombres no fueron contados por Samuel.

En Crónicas, al contrario, aparece el número de “todo Israel”, es decir, los soldados permanentes (300.000) y las reservas (800.000), que son 1.100.000 hombres en total.

Contradicción #3
¿Cuántos hombres aptos para la guerra fueron encontrados en Judah?

a) Quinientos mil (2 Samuel 24:9)
b) Cuatrocientos setenta mil (1 Crónicas 21:5)

Respuesta:
Como ya dijimos, el Autor de Crónicas redondeo el número de los soldados en servicio de 288.000 a 300.000. Lo mismo sucede aquí. En número real de los soldados de Judá es de 470.000, lo que sucede es que Samuel redondea este número a 500.000. No hay contradicción.

Contradicción #4
¿Dios envió a Su profeta para que amenazara a David con cuántos años de hambruna?

a) Siete (2 Samuel 24:13)
b) Tres (1 Crónicas 21:12)

Respuesta:
Esto no es una contradicción, sino un error de algún copista. El número correcto es “tres años”, tal como aparece en Crónicas. El texto hebreo en 2 Samuel 24:13 dice “siete”, pero la Septuaginta (la versión griega del AT) dice “tres” en el mismo versículo: “Y entró Gad a David, y anuncióle y díjole: «Elige qué se te haga; si ha de venirte, tres años, hambre en tu tierra...” (Septuaginta)

Contradicción #5
¿Cuál era la edad de Ahazia cuando comenzó a reinar en Israel?

a) Veintidós años (2 Reyes 8:26)
b) Cuarenta y dos años (2 Crónicas 22:2)

Respuesta:
Nuevamente nos encontramos con el error de los escribas y no con una contradicción. Ocozías (Ahazia) tenía veintidós años cuando asumió el poder, no podía tener cuarenta y dos porque su padre había muerto a los cuarenta (2 Crónicas 21:20).

El texto hebreo de Crónicas fue cambiado accidentalmente por un escriba. La Septuaginta (texto griego del AT) declara que Ocozías tenía veintidós años cuando comenzó a reinar. “Ocozías tenía veintidós años cuando comenzó a reinar y gobernó un año en Jerusalén. Su mamá se llamaba Atalía, la cual era hija de Omrí, rey de Israel.” (2 Crónicas 22:2 Septuaginta)

Contradicción #6
¿Cuál era la edad de Joachin cuando se convirtió en rey de Jerusalén?

a) Dieciocho años (2 Reyes 24:8)
b) Ocho años (2 Crónicas 36:9)

Respuesta:
De nuevo nos encontramos con el error de un copista. En realidad, Joachin tenía 18 años al ascender al trono.

El texto hebreo de 2 Crónicas 36:9 dice que tenía ocho, pero el mismo versículo en la Septuaginta y en la Siríaca dicen 18. No hay contradicción.

Contradicción #7
¿Cuánto tiempo duró su reinado sobre Jerusalén?

a) Tres meses (2 Reyes 24:8)
b) Tres meses y diez días (2 Crónicas 36:9)

Respuesta:
Aquí no hay una contradicción, sino que el escritor de Reyes redondeo el número. Realmente Joachin reinó tres meses y diez días. Como Reyes y Crónicas tienen autores distintos, es de esperarse que cuenten la misma historia haciendo hincapié en lo que a cada uno le pareció más importante. En este caso, el autor de Reyes prefiero redondear el número, mientras que el de Crónicas prefirió dar el número exacto.

Contradicción #8
¿Cuántos hombres mató de una sola vez el capitán de los poderosos soldados de David con su lanza?

a) Ochocientos (2 Samuel 23:8)
b) Trescientos (1 Crónicas 11:11)

Respuesta:
Nuevamente nos encontramos con un error de los escribas. El texto de Crónicas dice “trescientos” tanto en hebreo como en griego, pero la versión siríaca (un dialecto del arameo) dice “ochocientos”.

Además podemos deducirlo por el contexto de la declaración: “Y Abisai, hermano de Joab, era jefe de los treinta, el cual blandió su lanza contra trescientos y los mató, y ganó renombre con los tres. Fue el más ilustre de los treinta, y fue el jefe de ellos, pero no igualó a los tres primeros.” (1 Crónicas 11:21)

Abisai era el líder de los treinta y además había matado a trescientos hombres, pero aun así no había superado a los “tres valientes”, entre los cuales estaba “el capitán de los poderosos soldados de David”, del cual se habla en 2 Samuel 23:8 y 1 Crónicas 11:11. Eso quiere decir que los “tres primeros” habían hecho hazañas mayores que la de matar a trescientos hombres.

Contradicción #9
¿Cuándo trajo David el Arca del Pacto a Jerusalén? ¿Antes o después de derrotar a los Filisteos?

a) Antes (2 Samuel 5-6)
b) Después (1 Crónicas 13-14)

Respuesta:
Aquí no hay una contradicción, sino una mala comprensión de los textos.

Debemos recordar que tanto Samuel como Crónicas tienen distintos autores, por lo que no debemos esperar que relaten las mismas cosas exactamente igual. Yendo al punto en cuestión: David llevó el Arca desde Quiriat-Jearim hasta Jerusalén en dos etapas.

  1. Primero, David sacó el Arca del Pacto de Quiriat Jearim y comenzó el camino a Jerusalén en medio de una caravana de festejos. Sin embargo, Uza tocó irrespetuosamente el Arca provocando así su propia muerte. David, entristecido por esto, decidió detener el traslado y dejo el Arca en la casa de un hombre llamado Obed-Edom.
  2. Tres meses después, David regresó por el Arca y la llevó a Jerusalén.

El relato de Samuel presenta la guerra contra los filisteos y después el traslado del Arca a Jerusalén. Crónicas, en cambio, presenta a David sacando el Arca de Quiriat Jearim, después la guerra contra los filisteos, y finalmente llevando el arca desde la casa de Obed-Edom hasta Jerusalén.

El orden correcto es el de Crónicas, y que la guerra contra los filisteos sucedió entre los tres meses entre el primer y el segundo traslado del Arca. El escritor de Samuel, al ser un libro de más carácter religioso que histórico, debe haber cambiado a propósito el orden de los sucesos para que la importante narración del traslado del Arca esté unida y no dividida.

El orden correcto, concluimos entonces, es el expuesto en Crónicas:
1. Traslado del Arca desde Quiriat-Jearim hasta la casa de Obed- Edom.
2. Guerra contra los filisteos.
3. Traslado del Arca desde el hogar de Obed-Edom hasta Jerusalén.

Contradicción #10
¿Cuántos pares de animales puros le ordenó Dios a Noé colocar en el Arca?

a) Dos (Génesis 6:19-20)
b) Siete (Génesis 7:2).

Pero a pesar de ésta última instrucción, sólo dos pares fueron introducidos en el Arca (Génesis 7:8-9).

Respuesta:
Antes del diluvio Dios le dio a Noé instrucciones para evitar la extinción de los animales. Las instrucciones divinas dividían a los animales en dos clases: los puros y los impuros (leer Levíticos 11 para saber cuáles son limpios y cuáles no). De los animales puros debían entrar siete parejas y de los impuros solo una pareja: “De todo animal limpio tomarás siete parejas, macho y su hembra; más de los animales que no son limpios, una pareja, el macho y su hembra.” (Génesis 7:2).

El texto de Génesis 6:19-20 muestra a Dios dándoles instrucciones generales a Noé: de todos los animales debían entrar como mínimo una pareja. Más tarde Dios le dio a Noé explicaciones más específicas. Finalmente, el pasaje bíblico de Génesis 7:8-9 muestra como los animales entraron en el arca. Ellos entraron de forma ordenada, de una pareja a la vez: “De los animales limpios, y de los animales que no eran limpios, y de las aves, y de todo lo que se arrastra sobre la tierra, de dos en dos entraron con Noé en el arca; macho y hembra, como mandó Dios a Noé.” (Génesis 7:8-9)

Contradicción #11
¿Cuando David derrotó al rey de Soba, cuántos jinetes capturó?

a) Mil setecientos (2 Samuel 8:4)
b) Siete mil (1 Crónicas 18:4)

Respuesta:
Aquí no hay una contradicción, sino un error por parte de los copistas.

El número correcto es siete mil. El texto hebreo masorético en Samuel dice “mil setecientos”, pero la Setuaginta y los textos hebreos de Qumram (del siglo I d.C) dicen “siete mil”.

Contradicción #12
¿Cuántos establos poseía Salomón?

a) Cuarenta mil (1 Reyes 4:26)
b) Cuatro mil (2 Crónicas 9:25)

Respuestas:
Nuevamente nos encontramos ante el error de algún copista.

Si bien el texto hebreo dice que había “cuarenta mil” caballerizas en 1 Reyes 4:26, la Septuaginta dice en el mismo pasaje “cuatro mil”. No hay ninguna contradicción.

Contradicción #13
¿En cuál año del reinado del Asa murió Baasa, rey de Israel?

a) Vigésimo sexto año (1 Reyes 15:33 y 16:8).
b) Baasa aún estaba vivo durante el trigésimo sexto año (2 Crónicas 16:1).

Respuesta:
En realidad el texto de Crónica habla del año de la dinastía a la cual Asa pertenecía, y no al año de reinado de Asa.

Fue en el año 36 de la dinastía davídica y el año 16 del reinado de Asa cuando esta guerra sucedió. El versículo de 2 Crónicas 15:19 también habla de la dinastía davídica y no del reinado de Asa.

Contradicción #14
¿Cuántos capataces designó Salomón para los trabajos de construcción del Templo?

a) Tres mil seiscientos (2 Crónicas 2:2)
b) Tres mil trescientos (1 Reyes 5:16)

Respuesta:
No hay ninguna contradicción. La diferencia se debe a que los autores de Cronicas y Reyes utilizaron distintas formas de definir a un “capataz”. Reyes: en este libro se dice que había 3.300 (cap. 5:16) capataces y 550 “jefes y vigilantes” (cap. 9:23). En total 3850 funcionarios. Crónicas: este libro declara que había 3.600 capataces (cap. 2:2) y 250 “gobernantes” encargados de la construcción (cap. 8:10). En total 3850 funcionarios.

Como pudimos ver, Salomón colocó a 3850 encargados de la construcción del Templo. Estos hombres estaban divididos en varias jerarquías, y eso provocó la diferencia en el conteo entre Reyes y Crónicas.

Contradicción #15
¿Cuantos baños tenía el edificio que construyó Salomón?

a) Dos mil (1 Reyes 7:26)
b) Tres mil (2 Crónicas 4:5)

Respuesta:
Para empezar, la pregunta es errónea, en esos textos no se está hablando de un edificio, sino de una “fuente”.

Esa fuente no tenía “baños”, sino que le cabían cierta cantidad de “batos”, que es una medida hebrea de líquidos equivalentes a 22 litros.

Aquí no hay una contradicción, sino una mala traducción del texto hebreo al español. La Reina Valera dice: “El grueso del mar era de un palmo menor, y el borde era labrado como el borde de un cáliz o de flor de lis; y cabían (kul) en él dos mil batos.” (1 Reyes 7:26)

“Y tenía de grueso un palmo menor, y el borde tenía la forma del borde de un cáliz, o de una flor de lis. Y le cabían (chazaq) tres mil batos.” (2 Crónicas 4:5)

En el versículo de Reyes se usa el verbo “kul” que significa “mantener”. Mientras que en Crónicas se usa el verbo “chazaq” que significa “caber”. Es decir, en esa fuente cabían como máximo 3.000 batos, pero solo mantenía dentro 2.000, o sea, la fuente normalmente no estaba llena hasta su totalidad.

Contradicción #16
¿De entre los israelitas liberados del cautiverio en Babilonia, cuántos eran hijos de Pahath-moab?

a) Dos mil ochocientos doce (Esdras 2:6)
b) Dos mil ochocientos dieciocho (Nehemías 7:11)

Respuesta:
Las listas (no censos) de Esdras capitulo 2 y Nehemías capitulo 7 tienen una diferencia de casi cuarenta años, es de esperarse que haya diferencias productos de nacimientos, muertes, mudanzas, migraciones, etc.

En conclusión, ambos datos son correctos, por lo que no hay una contradicción.

Contradicción #17
¿Cuántos eran los hijos de Zattu?

a) Novecientos cuarenta y cinco (Esdras 2:8)
b) Ochocientos cuarenta y cinco (Nehemías 7:13)

Respuesta:
Por favor, leer la respuesta al punto 16.

Contradicción #18
¿Cuántos eran los hijos de Azgad?

a) Dos mil doscientos veintidós (Esdras 2:12)
b) Dos mil trescientos veintidós (Nehemías 7:17)

Respuesta:
Por favor, leer la respuesta al punto 16.

Contradicción #19
¿Cuántos eran los hijos de Adin?

a) Cuatrocientos cincuenta y cuatro (Esdras 2:15)
b) Seiscientos cincuenta y cinco (Nehemías 7:20)

Respuesta:
Por favor, leer la respuesta al punto 16.

Contradicción #20
¿Cuántos eran los hijos de Hasum?

a) Doscientos veintitrés (Esdras 2:19)
b) Trescientos veintiocho (Nehemías 7:22)

Respuesta:
Por favor, leer la respuesta al punto 16.

Contradicción #21
¿Cuántos eran los hijos de Beth-el y Hai?

a) Doscientos veintitrés (Esdras 2:28)
b) Ciento veintitrés (Nehemías 7:32)

Respuesta:
Por favor, leer la respuesta al punto 16.

Contradicción #22
Esdras 2:64 y Nehemías 7:66 coinciden en que el número total de toda la congregación era 42.360. Aún así, la suma de las cantidades mencionadas por ambos no se acerca a este total.

El total de la suma en cada libro es el siguiente:
a) 29.818 (Esdras)
b) 31.089 (Nehemías)

Respuesta:
Como ya dijimos en la respuesta del punto 16, ambas cifras son correctas, ya que reflejan la cantidad de integrantes del pueblo de Israel en momentos históricos distintos. La lista genealógica de Nehemías fue hecha varias décadas después de la de Esdras, por eso cuenta con cerca de 1500 personas más. El número de 42.360 es el de “toda la congregación”, mientras que el de las listas es de “los varones del pueblo de Israel”. Es decir que los extranjeros y mujeres estaban incluidos en ese número.

Contradicción #23
¿Cuántos cantantes acompañaban a la congregación?

a) Doscientos (Esdras 2:65)
b) Doscientos cuarenta y cinco (Nehemías 7:67)

Respuesta:
Por favor, leer la respuesta al punto 16.

Contradicción #24
¿Cuál era el nombre de la madre del rey Abías? (a) Michaía, hija de Uriel de Gabaa (2 Crónicas 13:2) (b) Maacha, hija de Absalom (2 Crónicas 11:20) Pero Absalom tuvo solamente una hija y su nombre era Thamar (2 Samuel 14:27).

Respuesta:
Antes de nada, hay que hacer una aclaración. Para los judíos cualquier descendiente de una persona era su “hijo”. Esta palabra se usa no solo para el hijo biológico, sino para cualquier descendiente.

Con los nombres hay otros problemas. El hebreo antiguo no tenía vocales, sino solo consonantes. Por lo cual la traducción de las palabras se hace agregando las vocales. De modo que “Absalon” y “Abisalom” son el mismo nombre. Aunque tiene diferentes vocales, poseen exactamente las mismas consonantes en el mismo orden.

Lo mismo sucede con los nombres de Michaía y Maacha.

Siendo que Absalón solo tuvo una hija llamada Tamar (2 Samuel 14:27), Michaía debió ser la nieta de Absalón, hija de Tamar y Uriel de Gabaa. Concluyendo, no hay contradicción.

Contradicción #25
¿Capturaron, Josué y los israelitas, a Jerusalén?

a) Sí (Josué 10:23 y 40)
b) No (Josué 15:63)

Respuesta:
El pasaje bíblico de Josué 10:23 relata como Josué derroto al Rey de Jerusalén en batalla. Más tarde logró capturarlo y ejecutarlo. Sin embargo, en ningún lugar de la Biblia se cuenta que Josué haya conquistado la ciudad de Jerusalén. Simplemente él no logró realizarlo.

En el texto de Josué 10:40 al 43 se mencionan varias regiones que Josué conquistó, pero no se menciona a Jerusalén. No hay ninguna contradicción.

Contradicción #26
¿Quién fue el padre de José, el esposo de Mara?

a) Jacobo (Mateo 1:16)
b) Helí (Lucas 3:23)

Respuesta:
Las genealogías de Mateo y Lucas no son iguales debido a que una es la de José (Mateo) y otra la de Maria (Lucas). Esto significa que, tanto por su madre como por su padre político, Jesús era descendiente de la familia real israelita.

Entonces, ¿Por qué no se menciona a María en la genealogía de Lucas?

Es muy interesante notar que en la genealogía de Mateo sí se nombra algunas mujeres como ascendientes de Jesús (Mateo 1:5, 6 y 16), pero en la de Lucas solo se mencionan a hombres. La razón de esto es desconocida (quizás el machismo de la época), pero hace muy lógico que Lucas omite el nombra de María.

¿Entonces por qué se dice que José es el “hijo” de Eli?́ En la cultura judía era una tradición muy común llamar como “hijo” o “hija” a un yerno o nuera respectivamente. Veamos un ejemplo: “Y Noemí dijo a sus dos nueras: Andad, volveos cada una a la casa de su madre; Jehová haga con vosotras misericordia, como la habéis hecho con los muertos y conmigo. Os conceda Jehová que halléis descanso, cada una en casa de su marido. Luego las besó, y ellas alzaron su voz y lloraron, y le dijeron: Ciertamente nosotras iremos contigo a tu pueblo.

Y Noemí respondió: Volveos, hijas mías; ¿para qué habéis de ir conmigo? ¿Tengo yo más hijos en el vientre, que puedan ser vuestros maridos?” (Rut 1:8-11)

Concluyendo podemos decir que la genealogía de Lucas le pertenece a Maria. Se menciona a José como el “hijo de Elí” (aunque en realidad era su yerno), siguiendo las costumbres judías. En definitiva, no hay ninguna contradicción.

Contradicción #27
¿De cuál hijo de David desciende Jesús?

a) Salomón (Mateo 1:6)
b) Nathán (Lucas 3:31)

Respuesta
Como ya vimos anteriormente, la genealogía de Lucas es la de Maria y la de Mateo, la de José. Esto significa que biológicamente Jesús es hijo de Natań , pero políticamente de Salomón.

Contradicción #28
¿Quién fue el padre de Salathiel?

a) Jechonías (Mateo 1:12)
b) Neri (Lucas 3:27)

Respuesta:
Como ya dijimos, ambas genealogías son distintas, por lo tanto, se esta hablando de un “Salatiel” diferente en cada ocasión. No hay contradicción.

Contradicción #29
¿Cuál hijo de Zorobabel fue el ancestro de Jesucristo?

a) Abiud (Mateo 1:13)
b) Resa (Lucas 3:27)

Pero los siete hijos de Zorobabel son los siguientes: Mesullam, Hananías, Selomith, Hasuba, Ohel, Berequías, Hasadías y Jusabhesed (1 Crónicas 3:19-20). Los nombres Abiud y Resa no encajan en ningún lugar.

Respuesta:
Nuevamente debemos recordar que las genealogías son distintas. Esto significa que en Mateo 1:13 y Lucas 3:27 se está hablando de distintas personas llamadas Zorobabel. El tercer Zorobabel no es ninguno de los ascendientes de Jesús registrados en sus genealogías.

Contradicción #30
¿Quién fue el padre de Uzzías?

a) Joram (Mateo 1:8)
b) Amasías (2 Crónicas 26:1)

Respuesta:
Como ya hemos dicho, para los judíos la palabra “hijo” es equivalente de “descendiente”.

En realidad, el padre de Uzias es Amasias. Joram es su tatarabuelo.

Joram engendró a Ocozías (2 Crónicas 22:1), este a su vez tuvo a Joás (2 Crónicas 22:11; 24:1), quien fue el padre de Amasias (2 Crónicas 24:27), de quien nació Uzías (2 Crónicas 26:1). Concluyendo, no hay contradicción alguna.

Contradicción #31
¿Quién fue el padre de Jechonías?

a) Josías (Mateo 1:11)
b) Joacim (1 Crónicas 3:16)

Respuesta:
Tal como en el caso anterior, no hay una contradicción.

El padre de Jeconías fue Joacim (1 Crónicas 3:16), y el padre de Joacim fue Josías (1 Crónicas 3:15). Esto significa que Josías era el abuelo de Jeconías.

Contradicción #32
¿Cuántas generaciones hubo desde la deportación a Babilonia hasta Cristo?

a) Mateo dice que fueron catorce (Mateo 1:17)
b) Pero un cuidadoso conteo de las generaciones revela sólo trece (Ver Mateo 1:12-16)

Respuesta:
Efectivamente solo hay trece nombres. Esto se debe a un error por parte de los copistas. En los manuscritos más antiguos aparece el nombre de Joacim entre Joaquín y Jeconías. Probablemente el parecido entre los nombres “Joaquín” y “Joacim” haya hecho que los copistas omitieran el segundo nombre accidentalmente.

De modo que con Joacim se completa el numero de nombres entre el periodo desde David hasta la deportación, y Jeconias es quien comienza los nombres que van desde la Deportación hasta Jesús.
No hay contradicción.

Contradicción #33
¿Quién fue el padre de Sala? (

a) Cainán (Lucas 3:35-36)
b) Arphaxad (Génesis 11:12)

Respuesta:
Aquí no hay una contradicción. Lo que sucede es que la mayoría de las Biblias actuales están basadas en el texto hebreo masorético.

Mientras que Lucas utilizó el texto griego llamado Septuaginta para su genealogía.

Realmente Cainán fue el padre de Sala, mientras que Arfaxad fue su abuelo.

La causa de la omisión de Cainań en el texto hebreo es desconocida, probablemente el error de un copista.

Contradicción #34
¿Era Juan el Bautista Elías, que había de venir?

a) Sí (Mateo 11:14, 17:10-13)
b) No (Juan 1:19-21)

Respuesta:
El profeta Elías fue llevado vivo al cielo (2 Reyes 2:11-12) y según una profecía regresaría en el tiempo del fin (Malaquías 4:4). Los judíos interpretaban literalmente esa profecía, por eso le preguntaron a Juan el Bautista si era Elías que había regresado del Cielo.

“Este es el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron de Jerusalén sacerdotes y levitas para que le preguntasen... ¿Qué pues? ¿Eres tú Elías? Dijo: No soy.” (Juan 1:19-21)

Juan respondió la verdad al decir que él no era Elías. Pero Jesús aclaró que, aunque eĺ no era Elías que había bajado del cielo, si tenía el mismo poder y misión que el Elías original, tal como un ángel lo profetizó:

“Pero el ángel le dijo: Zacarías, no temas, porque tu oración ha sido oída, y tu mujer Elisabet te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Juan... Y hará que muchos de los hijos de Israel se conviertan al Señor Dios de ellos. E irá delante de él con el espíritu y el poder de Elías,” (Lucas 1:13, 16-17)

Contradicción #35
¿Habría Jesús de heredar el trono de David?

a) Sí. Así lo dijo el ángel (Lucas 1:32)
b) No, ya que es un descendiente de Joacim (ver Mateo 1:11 y 1 Crónicas 3:16). Joacim fue maldecido por Dios, de manera que ninguno de sus descendientes pudiera sentarse en el trono de David (Jeremías 36:30 y 23:30)

Respuesta:
Como ya dijimos antes, la genealogía de Mateo le pertenece a José, mientras que el de Lucas es de Maria. Esto significa que biológicamente Jesús tenía sangre real en sus venas y no era descendiente de Joacim. Esto le permitió heredar el Trono de David.

Contradicción #36
¿Sobre cuantos animales montó Jesús al entrar en Jerusalén?

a) Uno-un pollino (Marcos 11:7; cf. Lucas 19:35). “Y trajeron el pollino a Jesús, y echaron sobre él sus vestidos, y se sentó sobre él”.
b) Dos-un pollino y un asno (Mateo 21:7). “Y trajeron el asno y el pollino, y pusieron sobre ellos sus mantos; y se sentó sobre ellos”.

Respuesta:
En este caso no hay más que un malentendido debido a los pronombres utilizados.

Primero que nada, es obvio que una persona no puede montar a dos animales a la vez. Además, ninguno de los otros evangelios sugiere que Jesús montó a dos animales en su entrada a Jerusalén. Lo que si nos dicen es que Cristo y sus discípulos pusieron sus mantos sobre el pollino Y que luego Jesús se sentó sobre el pollino (Marcos 11:7; Lucas 19:35).. Es decir, Jesús estaba sentado sobre los vestidos.

De modo que el versículo debe ser interpretado de esta forma: “Y trajeron el asno y el pollino, y pusieron sobre ellos (el asno y el pollino) sus mantos; y se sentó sobre ellos (los mantos)”. Concluyendo, no hay una contradicción.

Contradicción #37
¿Cómo supo Simón Pedro que Jesús era el Cristo?

a) Por medio de una revelación de los cielos (Mateo 16:17)
b) Su hermano Andrés le dijo (Juan 1:41)

Respuesta:
Para empezar, debemos aclarar que los versículos hablan de sucesos distintos que acontecieron con mucho tiempo de diferencia Cuando. Andrés conoció a Jesús, inmediatamente lo aceptó como el Mesías (Juan 1:41), pero la Biblia no dice que Pedro también haya reconocido a Jesús como el Cristo prometido en ese momento. Pero luego de muchos viajes, de escuchar sermones y observar milagros, Pedro aceptó que Jesús era el Mesías Hijo de Dios (Juan 6:68-69). Al decir esto Pedro demostró la Fe que tenía en Jesús, y como la Fe es dada por Dios (Romanos 12:3) no hay nada erróneo en decir que esa declaración fue una revelación celestial.

Contradicción #38
¿Dónde encontró Jesús por primera vez a Simón Pedro y Andrés?

a) Andando junto al mar de Galilea (Mateo 4:18-22)
b) En el río Jordán (Juan 1:42). Después de esto, Jesús decide ir a Galilea (Juan 1:43).

Respuesta:
Al igual que en el caso anterior, no hay una contradicción, ya que se trata de dos eventos distintos.

Juan 1:42 relata a Jesús inmediatamente luego de su bautismo (leer Juan 1:32 al 43). Mientras que Mateo 4:18-22 presenta a Jesús después de su bautismo, la tentación en el desierto, su regreso a galilea y su viaje a Nazaret y a Capernaum, donde se encontró nuevamente con Pedro y Andrés (leer Mateo 3:13-17 y 4:1-23). Concluyendo, Jesús se encontró dos veces con Simón Pedro y Andrés, la primera vez fue luego de su bautismo (registrado en Juan 1:42) y la segunda luego de una serie de viajes por Galilea y Capernaum (registrado en Mateo 4:18-22). No hay una contradicción.

Contradicción #39
Cuando Jesús se encontró con Jairo, ¿ya estaba su hija muerta?

a) Sí. Mateo 9:18 lo cita diciendo: “Mi hija acaba de morir...”
b) No. Marcos 5:23 lo cita diciendo: “Mi hija está agonizando...”

Respuesta:
Todos los evangelios declaran que Jairo dijo “Mi hija está agonizando”, y que luego un mensajero de su casa le comunicó que su hija ya estaba muerta. Mateo, en cambio, declara que Jairo dijo “Mi hija acaba de morir”, y no menciona al mensajero. Simplificando, de ese modo, la historia.

Esta omisión es completamente coherente con el estilo literario de Mateo, quien prefiere la fluidez y simplicidad antes que la exactitud histórica. Esta licencia literaria que Mateo utiliza no contradice el sentido de los Evangelios. Los evangelistas no tenían como objetivo crear un registro histórico detallado de la vida de Jesús, sino enseñar que Cristo era el Mesías mediante sus palabras y hechos.

Contradicción #40
¿Les permitió Jesús a sus discípulos llevar un bordón para el camino?

a) Sí (Marcos 6:8)
b) No (Mateo 10:9 y Lucas 9:3)

Respuesta:
El Bordón era una especie de bastón utilizado para caminar, pero también era un símbolo de autoridad. Por eso no todos tenían un bordón, sino solo los hombres adultos. Los apóstoles adultos como Mateo sin duda poseían uno, pero los discípulos más jóvenes, como Juan, no tenían ninguno.

La orden de Jesús era que aquellos que tuvieran bordón lo llevaran, porque sin duda lo necesitan para viajar. Pero aquellos apóstoles que carecieran de uno no debían procurarse un bordón solo para esa ocasión. Concluyendo, no hay contradicción.

Contradicción #41
¿Pensó Herodes que Jesús era Juan el Bautista?

a) Sí (Mateo 14:2 y Marcos 6:16)
b) No (Lucas 9:9)

Respuesta:
La respuesta a esta supuesta contradicción se halla en Lucas 9:7: “Herodes el tetrarca oyó de todas las cosas que hacía Jesús; y estaba perplejo,” o como también dice la Reina Valera 200: “y tenía dudas”. Herodes realmente no sabía quién era Jesús ni cómo realizaba sus milagros. Algunos de sus cortesanos le sugirieron que Jesús podía ser Juan el Bautista. El creyó no creyó esto al principio (Lucas 9:9), pero como “estaba perplejo” y “tenía dudas” no es extraño que después haya cambiado de opinión. En definitiva, no hay una contradicción.

Contradicción #42
¿Reconoció Juan el Bautista a Jesús antes de su bautismo?

a) Sí (Mateo 3:13-14)
b) No (Juan 1:31-32-33)

Respuesta:
El Evangelio de Juan no declara que el Bautista desconocía a Jesús, al contrario: “El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.” (Juan 1:29). No hay contradicción alguna.

Contradicción #43
¿Reconoció Juan el Bautista a Jesús después de su bautismo?

a) Sí (Juan 1:32-33)
b) No (Mateo 11:2)

Respuesta
El Evangelio de Mateo muestra claramente a Juan el Bautista reconociendo el mesianismo de Jesús: “Entonces Jesús vino de Galilea a Juan al Jordán, para ser bautizado por él. Mas Juan se le oponía, diciendo: Yo necesito ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí Pero Jesús le respondió: Deja ahora, porque así conviene que cumplamos toda justicia. Entonces le dejó. Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él. Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia.” (Mateo 3:13-17)

Ante todos estos hechos es imposible que Juan dudara de Jesús. Sin embargo, sus discípulos si dudaban de Jesús (Mateo 9:14). Es por esto que el Bautista decidió enviarlos para que vean por sí mismos lo que Jesús hacía y decía.

Concluyendo, lo que Juan hizo no fue producto de la incredulidad, sino el deseo de que sus propios discípulos aceptaran a Jesús como el Mesías. No hay contradicción alguna en la Biblia respecto a este tema.

Contradicción #44
Según el Evangelio de Juan, ¿qué fue lo que Jesús dijo acerca de dar testimonio de sí mismo?

a) “Si yo doy testimonio de mí mismo, mi testimonio no es verdadero” (Juan 5:31).
b) “...Aunque yo doy testimonio de mí mismo, mi testimonio es verdadero...” (Juan 8:14)

Respuesta Realmente no hay una contradicción si se estudia el contexto de ambas afirmaciones. La declaración de Juan 5:31 se produjo cuando los fariseos negaron el testimonio de Jesús sobre sí mismo. Esto se debió a que la tradición judía no permitía que alguien de testimonio de sí mismo: “Nadie puede testificar acerca de sí mismo” (Mishnah Kethuboth 2. 9). Jesús repitió esa idea y declaró que también Dios Padre daba testimonio de El mediante los milagros (leer Juan 5:32-38). El testimonio de Dios Padre debería convencer a los judíos, quienes rechazaban a Jesús.

Pero no hay que olvidarnos que Cristo si podía dar testimonio de sí mismo y ser veraz al mismo tiempo, porque El es Dios (Isaías 9:6, Juan 1:1, 2 Pedro 1:1, Hebreos 1:8, etc) y un Ser Divino no puede mentir (Tito 1:2).

Contradicción #45
Cuando Jesús entró en Jerusalén, ¿purificó el Templo ese mismo día?

a) Sí (Mateo 21:12)
b) No. Él entró en el Templo y miró alrededor, pero como era muy tarde no hizo nada. En vez de eso, se fue a Bethania con sus discípulos a pasar la noche, y regresó la mañana siguiente para purificar el Templo (Marcos 11:1-17)

Respuesta:
Mateo no dice que Jesús purificó el Templo el mismo día en que entró a Jerusalén. Simplemente coloca el relato de la purificación del Templo después de la entrada a Jerusalén sin dar detalles de cuanto tiempo paso entre ambos episodios. Concluyendo, no hay ninguna contradicción.

Contradicción #46
Los evangelios dicen que Jesús maldijo a una higuera. ¿Se secó la misma inmediatamente?

a) Sí (Mateo 21:19)
b) No. Se secó por la noche (Marcos 11:20)

Respuesta: Como hemos visto en otras ocasiones, el Evangelio de Mateo es el más sintético, simple y fluido. Leví Mateo utiliza varios recursos literarios para crear un Evangelio dinámico y fácil de entender. Sin embargo, al hacer esto, él suele evitar dar datos cronológicos exactos. Por ejemplo, Mateo no dice cuanto tiempo pasó entre la maldición de la higuera (Mateo 21:19) y el diálogo entre Jesús y sus discípulos acerca de la fe (Mateo 21:20-22). Pero el Evangelio de Marcos si nos da datos cronológicos.

Concluyendo podemos decir que la cronología de los sucesos sería ésta: Jesús encuentra una higuera sin frutos y la maldice (Mateo 21:19; Marcos 11:13).

La higuera se secó de inmediato (Mateo 21:19; Marcos 11:14)  Al día siguiente los discípulos vieron [por segunda vez] a la higuera seca y se preguntaron cómo sucedió. Jesús les habló de la fe (Mateo 21:20-22; Marcos 11:20-26). En definitiva, no hay una conclusión.

Contradicción #47
¿Besó Judas a Jesús?

a) Sí (Mateo 26:48-50)
b) No. Judas no pudo acercarse lo suficiente a Jesús para besarlo (Juan 18:3-12)

Respuesta:
En el evangelio de Juan no se dice que “Judas no pudo acercarse lo suficiente a Jesús para besarlo”. Sencillamente no se menciona el episodio del beso. Sin embargo, si se cuenta los mismo que los demás evangelios: que Judas era un traidor (Juan 18:2) y que fue eĺ quien guió a los soldados hasta Jesús (Juan 18:3).

Que un evangelista omita datos que otro si da es normal, ya que cada uno le presta atención a los detalles que considera más importantes según su propio criterio. Concluyendo, no hay contradicción.

Contradicción #48
¿Qué es lo que Jesús dijo acerca de la negación de Pedro?

a) “No cantará el gallo de ninguna manera hasta que me hayas repudiado tres veces” (Juan 13:38)
b) “...Hoy tú, sí, esta noche, antes de que un gallo cante dos veces, hasta tú me repudiarás tres veces” (Marcos 14:30). Cuando el gallo cantó una vez, las tres negaciones aun no habían sido completadas (ver Marcos 14:72). Por lo tanto la predicción (a) falló.

Respuesta:
El Evangelio de Marcos fue escrito por Juan Marcos a partir de los dichos de Pedro, de quien era discípulo. Debido a que Simón Pedro es el protagonista de este suceso sin duda él debió recordar más detalles, los cuales le fueron transmitidos a Marcos. Por lo que el Evangelio de Marcos es el más fidedigno en esta historia.

Juan Marcos escribió en su evangelio que el gallo no cantará dos veces antes de que Pedro negara a Jesús tres veces. Los otros evangelistas escribieron que el gallo no cantará [dos veces] antes de que Pedro negara a Jesús tres veces.

La parte entre corchetes es el dato que los evangelistas, excepto Marcos, omitieron. Dicho sea de paso, la expresión “de ninguna manera”, no aparece en el texto griego original de Juan.

Como ya dijimos, los evangelios tienen un propósito didáctico y no histórico. Por lo tanto, esta clase de omisiones no son “errores” o “contradicciones”, sino recursos literarios. Por otra parte, cada evangelio da información que otro no da complementándose mutuamente, de modo que podemos recrear la historia verdadera con asombrosa precisión.

Contradicción #49
¿Cargó Jesús su cruz?

a) Sí (Juan 19:17)
b) No (Mateo 27:31-32)

Respuesta:
El estudio de los cuatro relatos evangélicos nos permiten determinar que Jesús salió del Tribunal de Pilato cargando con su cruz (Juan 19:16-17). Pero debido a los atroces castigos que Jesucristo sufrió, no pudo realizar mucho del trayecto llevando la pesada cruz, por lo que los soldados obligaron a Simón de Cirene, un transeúnte, a llevar la cruz (Marcos 15:20-21; Lucas 23:24-26; Mateo 27:31-32). No hay contradicción.

Contradicción #50
¿Murió Jesús antes que se rasgara el velo del Templo?

a) Sí (Mateo 27:50-51 y Marcos 15:37-38).
b) No. Después que el velo se rasgara, Jesús, clamando a gran voz, dijo: “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”. Y habiendo dicho esto, expiró (Lucas 23:45-46).

Respuesta:
El velo se rasgó́ al mismo tiempo que en que Jesús murió. Debido a que con su muerte, Cristo “abrió un camino nuevo y vivo a través del velo. Por lo que tenemos libertad para entrar al santuario” (Hebreos 10:19-20)

Los motivos por los que los evangelistas relatan este suceso antes o después de la muerte de Jesús son puramente literarios y no cronológicos.

Contradicción #51
¿Dijo Jesús algo en secreto?

a) No. “...y nada he hablado en oculto” (Juan 18:20)
b) Sí. “Y sin parábola no les hablaba; mas a sus discípulos en particular declaraba todo” (Marcos 4:34). Sus discípulos le dijeron: “¿Por qué les hablas por parábolas? Y él respondiendo, les dijo: Por que a vosotros es concedido saber los misterios del reino de los cielos; mas a ellos no es concedido” (Mateo 13:10-11).

Respuesta:
Aquí no hay una contradicción. Jesús les predicaba a las personas mediante parábolas, pero a sus discípulos les decía lo mismo en forma directa. Jesús no les decía una cosa a los apóstoles y otras a sus oyentes, sino que les decía lo mismo, pero de diferente manera.

Contradicción #52
¿Dónde se encontraba Jesús durante la sexta hora el día de la crucifixión?

a) En la cruz (Marcos 15:23)
b) En el tribunal de Pilato (Juan 19:14)

Respuesta:
En la Palestina del Siglo I d.C. había dos formas de computar el tiempo: La forma romana: que contaba las horas desde la medianoche (00:00 o 12:00 p.m. para nosotros).

La forma judía, que contaba las horas desde el amanecer (6 de la mañana para nosotros aproximadamente).

En el versículo de Juan 19:14 se está utilizando el computo romano del tiempo, mientras que en Marcos se utiliza el judío. No hay contradicción.

Contradicción #53
Los evangelios nos dicen que dos ladrones fueron crucificados junto con Jesús. ¿Se burlaron ambos ladrones de él?

a) Sí (Marcos 15:32)
b) No. Uno de ellos se burló de él, el otro defendió a Jesús (Lucas 23:43)

Respuesta:
Las más antiguas tradiciones cristianas aseguran que ambos criminales se burlaban en un principio de Jesús. Pero uno de estos ladrones, al ver como Jesús resistía los castigos y burlas tan mansamente, se convenció de que era el Mesías. Concluyendo, no hay contradicción.

Contradicción #54
¿Ascendió Jesús al Paraíso el mismo día de la crucifixión?

a) Sí. Él le dijo al ladrón que lo defendió: “De cierto te digo, que hoy estarás conmigo en el paraíso” (Lucas 23:43).
b) No. Él le dijo a María Magdalena dos días más tarde: “Deja de colgarte, porque aún no he ascendido al Padre” (Juan 20:17).

Respuesta:
Aquí no hay una contradicción, sino una mala traducción del texto griego.

En Lucas 23:43 no esta la palabra “que” y los signos de puntuación fueron agregados por los editores. Es decir, la traducción literal del texto griego seria: “Y [Jesús le] dijo a él ciertamente a ti te estoy diciendo hoy conmigo estarás en el paraíso.”

Como el “paraíso” es la morada de Dios en el Cielo (2 Corintios 12:2- 4) y Jesús dijo después de resucitar que no había estado con su Padre (Juan 20:17), la traducción correcta seria:

Y [Jesús le] dijo a él: “ciertamente a ti te estoy diciendo hoy, conmigo estarás en el paraíso”. Por lo tanto, no hay ninguna contradicción.

Contradicción #55
Cuando Pablo se encontraba camino a Damasco, vio una luz y escuchó una voz. ¿Escucharon la voz quienes estaban con él?

a) Sí (Hechos 9:7)
b) No (Hechos 22:9)

Respuesta:
El versículo de Hechos 22:9 no dice que los acompañantes de Pablo no oyeron la voz, sino que la oyeron, pero no entendieron lo que decía: “Los que me acompañaban vieron la luz, pero no percibieron la voz del que me hablaba.”

Lo que sucede es que algunas versiones bíblicas traducen equivocadamente este versículo como “no escucharon”.

Contradicción #56
Cuando Pablo vio la luz cayó al suelo. ¿Cayeron también sus compañeros de viaje?

a) Sí (Hechos 26:14)
b) No (Hechos 9:7)

Respuesta:
En hechos 9:7 no se dice que Pablo y sus compañeros cayeron al suelo, pero si se dice que “se pararon atónitos”. El verbo traducido como “pararon” es ístemi, que significa “pararse”, “ponerse en pie”, “levantarse”, etc. Obviamente, para ponerse en pie es necesario caerse primero. No hay contradicción.

Contradicción #57
¿Le dijo la voz a Pablo en el acto cuál sería su deber?

a) Sí (Hechos 26:16-18)
b) No. La voz le ordenó a Pablo entrar en la ciudad de Damasco y que allí se le haría saber que debía hacer. (Hechos 9:7 y 22:10)

Respuesta:
En Hechos 26:16-18 Pablo está contando en forma resumida su conversión. En esta ocasión Pablo no menciona lo sucedido en Damasco y pone todas las palabras importantes en la boca de Jesús.

Esto no es más que un recurso literario muy común. También Mateo solía utilizarlo. No hay contradicción.

Contradicción #58
Cuando los israelitas estuvieron en Sittim, fornicaron con las hijas de Moab. Dios los azotó con una plaga. ¿Cuántas personas murieron en dicha plaga?

a) Veinticuatro mil (Números 25:1 y 9)
b) Veintitrés mil (1 Corintios 10:8)

Respuesta:
La diferencia se encuentra en que en Números se encuentra la cifra de todos los que fallecieron por la mortandad. Mientras que Pablo solo menciona a quienes murieron “en un día”: “Ni forniquemos, como algunos de ellos fornicaron, y cayeron en un día veintitrés mil.” (1 Corintios 10:8)

Contradicción #59
¿Cuántos miembros de la casa de Jacob vinieron a Egipto?

a) Setenta almas (Génesis 46:27)
b) Setenta y cinco almas (Hechos 7:14)

Respuesta:
Realmente los que entraron a Egipto fueron 66 hombres (Génesis 46:26). En Génesis 46:27 se cuenta también a José, su esposa y sus dos hijos, aunque ellos ya estaban en Egipto.

Cuando Esteban dijo que habían entrado a Egipto 75 personas lo hizo citando el texto griego (la Septuaginta) de Génesis 46. En el texto hebreo no se mencionan a los demás descendientes de José, solo a sus dos hijos. Pero en el texto griego aparecen otros cinco descendientes de José cuyos nombres también se encuentran en Números 26:35 y 1 Crónicas 1:7.
Concluyendo, no hay contradicción.

Contradicción #60
¿Qué hizo Judas con las piezas de plata que recibió por traicionar a Jesús?

a) Compró un campo (Hechos 1:18)
b) Arrojó todas las piezas de plata en el Templo y se marchó. Los sacerdotes no pudieron echarlas en el tesoro del mismo porque era precio de sangre, así que las utilizaron para comprar un campo para enterrar a los extranjeros (Mateo 27:5).

Respuesta:
Lo que Mateo declara es completamente cierto. Judas, sintiéndose culpable, arrojo las monedas delante de los sacerdotes y se suicidó en un campo. Con el dinero de Judas los sacerdotes compraron un campo.

La declaración de Hechos 1:18 fue hecha en forma retórica. Es decir, que no se trataba de una afirmación con el propósito de ser histórica exacta. Ya que fue el dinero de Judas el que compró el campo, no está mal decir que él fue quien lo adquirió. Concluyendo, no hay contradicción.

Contradicción #61
¿Cómo murió Judas?

a) Después de arrojar las piezas de plata en el Templo fue y se ahorcó (Mateo 27:5)
b) Después de adquirir un campo con el salario de su iniquidad, cayó de cabeza reventando ruidosamente por en medio, y todos sus intestinos quedaron derramados* (Hechos 1:18) --- La Reina Valera (RV1909) no hace mención de la caída de Judas, y más bien aumenta la frase “...y colgándose, reventó por medio...”.

Respuesta:
No hay una contradicción, sino una complementación. Lo que ambos relatos dicen es que Judas se ahorcó, (la cuerda o rama en la cual estaba colgado se rompió), cayó de cabeza y se reventó por el medio. No hay ninguna contradicción.

Contradicción #62
¿Por qué se llama a ese campo “Campo de Sangre”?

a) Porque los sacerdotes lo compraron con precio (dinero) de sangre (Mateo 27:8)
b) Debido a la sangrienta muerte de Judas acaecida allí (Hechos 1:19)

Respuesta:
No existe ninguna razón válida por la cual un sitio no pueda ser llamado de la misma forma por dos razones distintas. Así como algunos lo llamaron así por la muerte de Judas, otros lo hicieron por la muerte de Jesús. Esto no es una contradicción.

Contradicción #63
¿Quién es un rescate para quién?

a) “Porque el Hijo del hombre [sic.] vino para... y dar su vida en rescate por muchos” (Marcos 10:45). “...Jesucristo hombre; el cual se dio a sí mismo en precio del rescate por todos...” (1 Timoteo 2:5-6)
b) “El rescate del justo es el impío; y por los rectos, el prevaricador” (Proverbios 21:18)

Respuesta:
El texto bíblico de 1 Timoteo 2:5-6 es el que mejor explica el papel redentor de Cristo. Pero, aunque Cristo vino a salvar a todos, no todos quieren ser rescatados. Por eso en Marcos 10:45 no se habla de “todos”, sino de “muchos”.

El versículo de Proverbios no habla de salvación, sino de cómo la dificultad de la cual el justo es librado recae sobre los que rehúsan el camino de la salvación. Comparar con Proverbios 11:8. En definitiva, no hay una contradicción.

Contradicción #64
¿Es la ley de Moisés útil?

a) Sí. “Toda Escritura es...útil...” (2 Timoteo 3:16)
b) No. “...El mandamiento precedente, cierto se abroga por su flaqueza e inutilidad...” (Hebreos 7:18)

Respuesta:
Estos versículos no pueden ser entendidos sin su contexto. El primer pasaje bíblico dice: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,” (2 Timoteo 3:16) Ese versículo es completamente correcto. Toda la Biblia (incluyendo los mandamientos) es útil para enseñar, pero no es útil para salvar. Hebreos 7:18 habla de cómo el mandamiento no podía salvar a las personas. Es decir, el mandamiento es útil para enseñar, pero inútil para salvar. Concluyendo, no hay una contradicción.

Contradicción #65
¿Cuáles fueron las palabras exactas del escrito en la cruz?

a) “Este es Jesús, el rey de los Judíos” (Mateo 27:37)
b) “El rey de los Judíos” (Marcos 15:26)
c) “Este es el rey de los Judíos” (Lucas 23:38)
d) “Jesús Nazareno, rey de los Judíos” (Juan 19:19)

Respuesta:
Los antiguos títulos (también llamados “causas”) que se les colocaba a los crucificados decían tres cosas:

El nombre del crucificado.
Su lugar de origen.
Su crimen.

Como podemos ver, solo el Evangelio de Juan presenta un título que cumpla todos los requisitos: “Jesús (nombre) Nazareno (lugar de origen), rey de los Judíos (crimen, sedición contra Roma) (Juan 19:19)”. Los demás evangelios presentan resúmenes del tit́ ulo, tal como los sacerdotes judíos hicieron cuando conversaron con Pilato: “Dijeron a Pilato los principales sacerdotes de los judíos: No escribas: Rey de los judíos; sino, que él dijo: Soy Rey de los judíos. Respondió Pilato: Lo que he escrito, he escrito.” (Juan 19:21-22). No hay ninguna contradicción.

Contradicción #66
¿Deseaba Herodes matar a Juan el Bautista?

a) Sí (Mateo 14:5)
b) No. Era Herodías, la esposa de Herodes, quien deseaba matarlo. Pero Herodes sabía que Juan era un varón justo y recto, a quien respetaba y mantenía a salvo (Marcos 6:20)

Respuesta:
Herodes, al igual que Herodías, estaba enojado por los dichos de Juan el Bautista y deseaba matarlo, tal como está escrito en Mateo 14:5. Por este motivo lo hizo arrestar ya que por miedo a la gente no se atrevía a matarlo (Mateo 14:5). Mientras Juan estuvo en prisión Herodes comenzó a escucharlo (Marcos 6:20) y quedó impresionado por él. Sus deseos de matarlo desaparecieron, pero no los de Herodías. (Marcos 6:19). Finalmente, ella consiguió la muerte del profeta mediante su hija.

Contradicción #67
¿Quién era el décimo discípulo de Jesús en la lista de los doce?

a) Tadeo (Mateo 10:1-4 y Marcos 3:13-19)
b) Judas [hijo] de Santiago* (Lucas 6:12-16) ---La Reina Valera (RV1909) dice “...Judas, hermano de Jacobo...”

Respuesta:
En los tiempos apostólicos tener más de un nombre era algo común. Por ejemplo, Juan Marcos (Hechos 12:12), Simón Pedro (Hechos 10:5), José Bernabé (Hechos 4:36), etc. Por lo tanto, Tadeo también se llamaba Judas.
No hay que confundirse con esto, simplemente era una costumbre judía. Tal como dijo San Agustín: “¿Quien le prohíbe a un hombre tener dos o tres nombres?”

Contradicción #68
Jesús vio a un hombre sentado en la oficina del recolector de impuestos y lo llamó para que sea su discípulo ¿Cuál era su nombre?

a) Mateo (Mateo 9:9)
b) Leví (Marcos 2:14 y Lucas 5:27)

Respuesta:
Como ya vimos, en la antigüedad era muy común que las personas tuvieran dos nombres o más, ese es el caso de Mateo, también llamado Leví.

Contradicción #69
¿Cuándo fue crucificado Jesús, la mañana antes de la comida de Pascua o la mañana después de ella?

a) Después (Marcos 14:12-17)
b) Antes. Antes de la fiesta de Pascua (Juan 13:1), Judas salió de noche (Juan 13:30). Los otros discípulos pensaron que él estaba yendo a comprar lo necesario para la comida de Pascua (Juan 13:29). Cuando Jesús fue arrestado, los judíos no entraron en el pretorio de Pilato debido a que querían estar limpios para comer la Pascua (Juan 18:28). Cuando el veredicto en contra de Jesús fue pronunciado, era cerca de la sexta hora del día de Preparación para la Pascua (Juan 19:14)

Respuesta:
Jesús fue crucificado un viernes 15 de Nisán, es decir, un día después de la Pascua (jueves 14 de Nisán). La supuesta contradicción entre Juan y los demás evangelios se produce porque la Fiesta de los panes sin levadura que seguía inmediatamente después a la Pascua, también era llamada como “Pascua” (aunque eran fiestas diferentes): “Estaba cerca la fiesta de los panes sin levadura, que se llama la pascua.” (Lucas 22:1).

Las menciones que el Evangelio de Juan hace de la pascua son, en realidad, referencias a la Fiesta de los Panes sin Levadura. En Juan 13:1 se está diciendo que los eventos sucedieron antes de la Fiesta de los Panes sin Levadura. En Juan 13:29-30 se habla de los preparativos para la Fiesta de los Panes. En Juan 18:28 se menciona la imposibilidad de comer los panes sin levadura en caso de contaminarse. Finalmente, en Juan 14, se está hablando del día viernes (llamado por los judíos como “preparación” o “día de preparación”) y no de la “preparación para la fiesta de la pascua”. Dicho sea de paso, en el texto griego no aparece la palabra “para”. Sino que se dice: “Era el día de preparación (viernes) de la pascua”. Concluyendo, podemos decir que no hay ninguna contradicción.

Contradicción #70
¿Oró Jesús al Padre para prevenir la crucifixión?

a) Si (Mateo 26:39, Marcos 14:36 y Lucas 22:42).
b) No (Juan 12:27).

Respuesta:
Juan 12:27 dice: “Ahora mi alma está turbada. Y ¿que voy a decir? ¡Padre, líbrame de esta hora! Pero ¡si he llegado a esta hora para esto!”

Jesús sabía que había venido a este mundo a salvar a los seres humanos caídos de sus pecados. Sin embargo, su propia humanidad se resistía al terrible tormento que le esperaba. Pero, Jesús nunca oró para no librarse de su misión, sino para realizarla evitando la crucifixión si eso era posible (Lucas 22:49). Como la respuesta de su Padre fue negativa, Él aceptó la voluntad divina y fue al calvario. No hay contradicción.

Contradicción #71
Según los evangelios que dicen que Jesús oró para evitar la cruz, ¿Cuántas veces se apartó él de sus discípulos para orar?

a) Tres (Mateo 26:36-46 y Marcos 14:32-42)
b) Una. Jesús se retiró a orar una sola vez y cuando volvió encontró a sus discípulos dormidos, y mientras les recriminaba esto, llegaron sus captores (Lucas 22:39-46)

Respuesta:
En su evangelio, Lucas no le presta atención a la cantidad de veces que Jesús se retiro para orar cuando estaba en el Monte de los Olivos, simplemente dice que se apartó para orar. En cambio, Lucas le presta más atención a la visita del ángel y otros detalles que los demás evangelios no cuentan (Lucas 22:43-44). Sin embargo, los demás evangelistas si cuentan la cantidad de veces que Jesús se retiró a orar: un total de tres veces.
Aquí no hay una contradicción, sino que cada Evangelio le da más atención a algo que los demás no, complementándose mutuamente.

Contradicción #72
Mateo y Marcos coinciden en que Jesús se apartó y oró tres veces ¿Cuáles fueron las palabras de su segunda oración?

a) Marcos no menciona cuales fueron las palabras, pero dice que eran las mismas de la primera oración (Marcos 14:39)
b) Mateo las menciona, y podemos ver que no son las mismas de la primera oración (Mateo 26:42)

Respuesta:
Las expresión “mismas palabras” en la Biblia no se refiere a las mismas palabras literales, sino a la idea central de las palabras. Por ejemplo: “Cuando vio ella que le había dejado su ropa en sus manos, y había huido fuera, llamó a los de casa, y les habló diciendo: Mirad, nos ha traído un hebreo para que hiciese burla de nosotros. Vino él a mí para dormir conmigo, y yo di grandes voces; y viendo que yo alzaba la voz y gritaba, dejó junto a mí su ropa, y huyó y salió.

Y ella puso junto a sí la ropa de José, hasta que vino su señor a su casa.

Entonces le habló ella las mismas palabras, diciendo: El siervo hebreo que nos trajiste, vino a mí para deshonrarme.” (Génesis 39:14-17).

La esposa de Potifar les hablo “las mismas palabras” a sus sirvientes y luego a su esposo, pero podemos ver que no son exactamente las mismas, aunque si comunican el mismo mensaje, la misma idea. Del mismo modo, cuando Marcos dice que Jesús oró “las mismas palabras”, se está refiriendo a que oró una oración con el mismo mensaje que la anterior. Eso lo podemos constatar en el Evangelio de Mateo. No hay contradicción.

Contradicción #73
¿Qué fue lo que dijo el centurión cuando Jesús murió?

a) “Verdaderamente este hombre era justo” (Lucas 23:47).
b) “Verdaderamente este hombre era el Hijo de Dios” (Marcos 15:39).

Respuesta:
La respuesta a esta supuesta contradicción la encontramos en la narración de Lucas: “Cuando el centurión vio lo que había acontecido, dio gloria a Dios, diciendo: Verdaderamente este hombre era justo.” (Lucas 23:47).

El original en griego dice “estaba dando gloria a Dios”, es decir, se habla de una acción que continuaba en el tiempo. Lucas también dice que el centurión dio gloria a Dios hablando de Jesús. Lo que significa que este militar dijo ambas frases (y quizás algunas mas) referentes a Cristo.

De lo que el centurión dijo, Lucas recordó la frase “verdaderamente este hombre era justo”, que recalca la inocencia de Jesús. Marcos, en cambio, recordó la frase “verdaderamente este hombre era el Hijo de Dios”, dando énfasis en el mesianismo de Jesús. No hay contradicción.

Contradicción #74
¿Cuando Jesús dijo: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?”, en qué idioma estaba hablando?

a) Hebreo: las palabras son: “Eli, Eli, ¿lama sabachtani?” (Mateo 27:46)
b) Arameo: las palabras son: “Eloi, Eloi, ¿lama sabachthani?” (Marcos 15:34)

Respuesta:
Los judíos del siglo I d.C. hablaban arameo como su lengua común aunque el Tanaj (Antiguo Testamento) era escrito y transmitido en hebreo. Por lo tanto, Jesucristo debió haber hablado en arameo cuando colgó de la cruz. Sin embargo Mateo, quien escribió su evangelio para los judíos, tradujo estas palabras al hebreo debido a que son una cita del Salmos 22:1. Con esto el mesianismo de Jesús era afirmado una vez más. No hay contradicción.

Contradicción #75
Según los evangelios ¿Cuáles fueron las últimas palabras de Jesús antes de morir?

a) “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu” (Lucas 23:46)
b) “Consumado es” (Juan 19:30)

Respuesta:
Las últimas palabras de Jesús fueron “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”. Las palabras que cita Juan fueron las sexta y penúltimas que Cristo dijo en la cruz.

Contradicción #76
Cuando Jesús entró en Capernaum curó al esclavo de un centurión. ¿Vino el centurión personalmente para pedirle a Jesús que lo cure?

a) Sí (Mateo 8:5).
b) No. Él envió a algunos ancianos judíos y amigos para que lo hagan (Lucas 7:3 y 6).

Respuesta:
Aquí no hay una contradicción, sino diferentes formas de contar un relato. Como ya hemos visto, Mateo tiene un estilo literario simple y sintético. El pone en su evangelio al Centurión las palabras de sus enviados (los ancianos de Lucas 7:3 y los amigos de Lucas 7:6). Eso no tiene nada de malo, ya que cuando una persona hace algo mandada por alguien se dice que la persona que lo mando lo hizo. Por ejemplo. En Juan 19:1 se dice que Pilato azotó a Jesús, cuando en realidad fueron los soldados romanos quienes lo hicieron siguiendo órdenes de Pilato. En definitiva no hay una contradicción.

Contradicción #77

a) Dios le dijo a Adán que si comía el fruto del árbol prohibido moriría el mismo día (Génesis 2:17)
b) Adán comió el fruto y vivió una larga vida de 930 años (Génesis 5:5).

Respuesta:
En este caso nos encontramos con una mala traducción del texto hebreo que dice: “muriendo morirás”. El texto no dice que Adán moriría el mismo día, sino que perdería su inmortalidad el mismo día. Lo cierto es que las palabras de Dios se cumplieron exactamente, porque Adán perdió el acceso al Árbol de la Vida y por lo tanto a la inmortalidad (Génesis 3:19, 22, 23). A partir de ese día su cuerpo fue envejeciendo lentamente hasta morir.

Contradicción #78

a) Dios decidió que el tiempo de vida de los humanos debía ser limitado a 120 años (Génesis 6:3)
b) Muchas personas nacidas después d e esta decisión vivieron más de 120años. Arpaxad vivió 438 años. Su hijo Sala, vivió 433 años. Su hijo Heber, vivió 464 años, etc. (Génesis 11:12-16).

Respuesta:
El texto de Génesis 6:3 esta hablando de toda la humanidad prediluviana, y no de las personas individualmente. El mundo prediluviano continúo existiendo por 120 años, durante los cuales Enoc, Noé y otros predicaron a Dios. Cuando el mensaje fue rechazado, el Diluvio arrasó con los impíos.

Contradicción #79
¿Ascendió alguien a los cielos aparte de Jesús?

a) No (Juan 3:13)
b) Sí. “...y Elías subió al cielo en un torbellino” (2 Reyes 2:11)

Respuesta:
Elías realmente subió al cielo. Pero esto no significa que haya una contradicción, porque Juan 3 está hablando de “que lo que sabemos hablamos, y lo que hemos visto, testificamos;” (Juan 3:11). Eso significa que nadie que haya estado en el cielo puede hablar con autoridad de las cosas celestiales. De modo que Jesús es el único que estuvo en el cielo y bajo para hablarnos de él, cosa que ningún otro ser humano ha hecho.

Contradicción #80
¿Quién era el sumo pontífice cuando David entró en la casa de Dios y comió el pan consagrado?

a) Abiathar (Marcos 2:26)
b) Ahimelech (1 Samuel 21:1 y 22:20)

Respuestas:
En 1 Samuel 21:1 se llama a Ahimelech como “sacerdote” que en hebreo sería “kohen” y no como “sumo sacerdote” (del hebreo “kohen ha-gadól”). Esto significa que Jesús tuvo razón al decir que Abiatar era el sumo sacerdote.

Lo que sucedió posiblemente fue que Ahimelech haya legado algunas de sus funciones sacerdotales a su hijo Abimelec. Algo así sucedió en los tiempos de Jesús,cuando Anaś y Caifás eran sumos sacerdotes al mismo tiempo (Lucas 3:2)

Contradicción #81
¿Fue envuelto el cuerpo de Jesús en especias antes de sepultarlo, según las costumbres fúnebres judías?

a) Sí, y sus discípulas lo presenciaron (Juan 19:39-40)
b) No. Jesús fue envuelto simplemente en una sábana. Después las mujeres compraron y prepararon especias “para venir a ungirle” (Marcos 16:1)

Respuesta
Los ritos funerarios judíos constaban de varias partes: el lavamiento, el ungimiento, el embalsamiento con especias y la envoltura con lienzos mortuorios. Todos los pasos del sepelio fueron hechos, menos el del ungimiento (Juan 19:40). Las mujeres querían ungir el cuerpo de Jesús, olvidándose que El mismo había dicho que María Magdalena ya lo había ungido (Juan 12:3-7).

Contradicción #82
¿Cuándo compraron las mujeres las especias?

a) Después de que “el sábado hubo pasado” (Marcos 16:1)
b) Antes del sábado. Las mujeres “aparejaron drogas aromáticas y ungüentos”. Después, “reposaron el sábado, conforme al mandamiento.” (Lucas 23:55 y 24:1)

Respuesta:
En Marcos 16:1 se dice que las mujeres compraron especias después del sábado, mientras que en Lucas se dice que prepararon especias antes que el sábado. Es decir, se habla de dos eventos distintos, en los cuales se realizaron acciones diferentes. No hay contradicción.

Contradicción #83
¿A qué hora del día visitaron las mujeres el sepulcro?

a) “...cuando esclarecía...” * (Mateo 28:1)
b) “...ya salido el sol” (Marcos 16:2)

Respuesta:
En Mateo se habla de María Magdalena, en Marcos se habla de varias mujeres. Esto se debe a que las mujeres no fueron juntas ni al mismo tiempo al sepulcro. Para ver más sobre este tema leer la respuesta de la “contradicción” 87.

Contradicción #84
¿Con qué propósito fueron las mujeres al sepulcro?

a) Para ungir el cuerpo de Jesús con especias (Marcos 16:1 y Lucas 23:55 a 24:1).
b) Para ver el sepulcro. Nada es mencionado acerca de las especias (Mateo 28:1).
c) Sin motivo especial. En este evangelio se envolvió a Jesús en especias antes del sábado (Juan 20:1).

Respuesta:
Las mujeres fueron al sepulcro con el propósito de ungir el cuerpo de Jesús, eso lo atestiguan Marcos y Lucas. Mateo da una razón imprecisa de la visita al sepulcro, más que nada para evitar la monótona repetición de un re-embalsamiento (Mt. 27:59). En el relato de la resurrección del evangelio de Juan, el último en ser escrito, se omite esto ya que da por sentado que sus lectores lo saben. Y en su lugar, se da más espacio a las sucesivas apariciones de Jesús a sus discípulos luego de la resurrección. No hay contradicción.

Contradicción #85
Una gran piedra fue colocada en la entrada del sepulcro. ¿Dónde estaba la piedra cuando las mujeres llegaron?

a) Ellas vieron que la piedra “había sido removida” (Marcos 16:4) Ellas encontraron la piedra “removida” (Lucas 24:2).
María Magdalena vio “la piedra quitada del sepulcro” (Juan 20:1)
b) Cuando las mujeres se estaban acercando, un ángel descendió del cielo, removió la piedra y conversó con ellas. Mateo hizo que las mujeres hayan presenciado la espectacular remoción de la piedra. (Mateo 28:1-6)

Respuesta:
El Evangelio de Mateo no dice que las mujeres vieron a los guardias y a los ángeles. La conjugación de los verbos griegos en Mateo 28:2-4 es muy clara al mostrar esos eventos como anteriores a la visita de las mujeres. Realmente no hay una contradicción, sino un malentendido provocado por el estilo literario de Mateo, quien frecuentemente omite dar referencias cronológicas entre los sucesos.

Contradicción #86
¿Le dijo alguien a las mujeres qué había pasado con el cuerpo de Jesús?

a) Sí. “Un mancebo [un joven] cubierto con una larga ropa blanca” (Marcos 16:5). “Dos varones con vestiduras resplandecientes” que después son descritos como ángeles (Lucas 24:4 y 24:23). Un ángel, aquel que había movido la piedra (Mateo 16:2). En cada caso, a las mujeres se les dice que Jesús había resucitado (Mateo 28:7, Marcos 16:6 y Lucas 24:5).
b) No. María no se encontró con nadie y retornó diciendo: “Han llevado al Señor del sepulcro, y no sabemos dónde le han puesto” (Juan 20:2)

Respuesta:
Fueron dos los ángeles que hablaron con las mujeres. Uno de ellos estaba fuera del sepulcro (descrito por Mateo, Marcos y Lucas) y otro dentro del sepulcro (descrito por Lucas). María Magdalena, quien fue la primera que llegó al sepulcro (Juan 20:1), no vio a ninguno de los ángeles sino hasta su segunda visita al sepulcro.

Para comprender más este asunto por favor leer la respuesta a la “contradicción” 87. Concluyendo, no hay contradicción.

Contradicción #87
¿Cuándo se encontró María Magdalena con el Jesús resucitado? y ¿Cómo reaccionó?

a) María y las otras mujeres se encontraron con Jesús cuando volvían de su primera y única visita al sepulcro. Ellas abrazaron sus pies y le adoraron (Mateo 28:9).
b) En su segunda visita al sepulcro, María encontró a Jesús fuera del mismo. Cuando lo vió no pudo reconocerlo. Ella lo confundió con el jardinero. María todavía pensaba que el cuerpo de Jesús había sido llevado a alguna parte y demanda saber dónde. Pero cuando Jesús dijo su nombre, ella lo reconoció de inmediato, llamándolo “Maestro”. Jesús le dijo: “No me toques: porque aun no...” (Juan 20:11 a 17).

Respuesta:
Para entender la cronología de la resurrección debemos comprender que la Biblia no se contradice cuando da información diferente de un mismo suceso, sino que se complementa. Por ejemplo: si el evangelio de Lucas dice “A” y el de Mateo dice “B” la historia verdadera no sería ni A ni B, sino AB. Entendiendo esto podemos avanzar sin dificultad.

Lo primero que debemos tener en cuenta para comprender la cronología de la resurrección es que las mujeres que fueron a ver la tumba no fueron juntas ni al mismo tiempo. Una prueba de esto es que compraron especias en forma separada (Marcos 16:1; Lucas 23:56).

La primera mujer que llegó al sepulcro fue María Magdalena, cuando “era aún oscuro” (Juan 20:1) Cuando ella vio la tumba abierta fue corriendo a avisarles a los discípulos (Juan 20:2). Mientras María Magdalena les avisaba a los discípulos lo que había visto, las otras mujeres llegaron cuando "ya estaba salido el sol" (Marcos 16:2). Ellas vieron la tumba vacía y a dos ángeles. Uno de ellos les dijo “No temáis vosotras; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado. No está aquí, pues ha resucitado, como dijo. Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor. E id pronto y decid a sus discípulos que ha resucitado de los muertos, y he aquí va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis” (Mateo 28:5-7). Las mujeres obedecieron la primera orden del ángel (“Venid y ved el lugar donde fue puesto el señor”) y entraron a la tumba, donde se encontraron con un segundo ángel que les dijo: “No os asustéis; buscáis a Jesús nazareno, el que fue crucificado; ha resucitado, no está aquí; mirad el lugar en donde le pusieron. Pero id, decid a sus discípulos, y a Pedro, que él va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis, como os dijo” (Marcos 16:6-7)

Luego de escuchar a los dos ángeles las mujeres fueron a Jerusalén a avisarles a los discípulos (Marcos 16:1-8; Lucas 24:1-9; Mateo 28:1-8)

Mientras tanto, Pedro y Juan escucharon a María y fueron corriendo al sepulcro (las mujeres ya se habían ido). Luego de ver la tumba vacía y los lienzos ordenados regresaron a la ciudad (Juan 20:3-10; Lucas 24:12). Pero María (que había regresado a la tumba con los discípulos) se quedó llorando. Entonces vio a dos ángeles, que le preguntaron “Mujer, ¿Por qué lloras?”. Ella respondió “Porque se llevaron a mi Señor y no sé dónde le han puesto”. (Juan 20:11-13). Fue entonces cuando Jesús apareció, aunque María no lo reconoció. Cristo le hizo a ella la misma pregunta que los ángeles, y entonces María lo reconoció e intento adorarlo. A lo que El respondió: “No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios” (Juan 20:14-17). Luego de esto María Magdalena fue nuevamente a Jerusalén para avisarles a los discípulos lo que Jesús había dicho “(Juan 20:18).

Luego de hablar con María Jesucristo ascendió a los cielos por un breve tiempo (Juan 20:17). Luego descendió y se manifestó a las demás mujeres que estaban haciendo el camino de más de un kilómetro que había entre la tumba y Jerusalén. (Mateo 28:9-10).

Como se puede ver los Evangelios relatan la resurrección complementándose entre sí. Cuando se realiza un estudio profundo se puede observar que no hay contradicciones en el relato bíblico.

Contradicción #88
¿Cuál fue la instrucción de Jesús a sus discípulos?

a) “...dad las nuevas a mis hermanos, para que vayan a Galilea, y allí me verán” (Mateo 28:10).
b) “...ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios” (Juan 20:17)

Respuesta:
Estas declaraciones sacadas adrede de contexto fueron dichas a diferentes personas en diferentes ocasiones. La instrucción de Mateo 28:10 fue hecha a “las mujeres” (Mateo 28:5, 8, 9). La declaración de Juan 20:17, en cambio, fue hecha solo a Maria Magdalena (Juan 20:1, 16). No hay contradicción.

Contradicción #89
¿Cuándo retornaron los discípulos a Galilea?

a) Inmediatamente, porque cuando vieron a Jesús en Galilea “algunos dudaron” (Mateo 28:17).
b) Después de, por lo menos, 40 días. Aquella noche los discípulos aún se encontraban en Jerusalén (Lucas 24:33). Jesús se les apareció allí y les dijo: “...asentad en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de potencia de lo alto” (Lucas 24:49). Él se les apareció “por cuarenta días” (Hechos 1:3), y “les mandó que no se fuesen de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre...” (Hechos 1:4).

Respuesta:
El texto de Mateo 28:17 no dice que los discípulos fueron a Galilea inmediatamente, simplemente no dice cuanto tiempo paso. Lucas, en cambio, si nos dice que fueron 40 días (Hechos 1:3). En este caso, como muchos otros, los evangelios no se contradicen sino que se complementan, dando información que otro no da de un mismo suceso.

Contradicción #90
¿A quién le vendieron a José los Madianitas?

a) “...a los Ismaelitas” (Génesis 37:28).
b) “...a Potiphar, eunuco de Faraón, capitán de los de la guardia.” (Génesis 37:36). La traducción de los Testigos de Jehová no menciona la palabra “eunuco” sino “oficial”

Respuesta:
Los madianitas (también llamados ismaelitas) vendieron a José a Potifar, un funcionario egipcio. El texto de Génesis 37:28 ha sido malinterpretado: “Venid, y vendámosle a los ismaelitas, y no sea nuestra mano sobre él; porque él es nuestro hermano, nuestra propia carne. Y sus hermanos convinieron con él. Y cuando pasaban los madianitas mercaderes, sacaron ellos (los hermanos) a José de la cisterna, y le trajeron arriba, y le vendieron a los ismaelitas por veinte piezas de plata. Y llevaron a José a Egipto.” (Génesis 37:27-28)

Contradicción #91
¿Quién trajo a José a Egipto?

a) Los Ismaelitas compraron a José y lo llevaron a Egipto (Génesis 37:28).
b) Los Madianitas lo vendieron en Egipto (Génesis 37:36).
c) José le dijo a sus hermanos: “Yo soy José vuestro hermano, el que vendisteis para Egipto” (Génesis 45:4).

Respuesta:
Según la historia bíblica los hermanos de José vieron una caravana de mercaderes (Génesis 37:25) y aprovecharon para venderle a José a ellos (Génesis 37:28).

Estos mercaderes que viajaban en una caravana son llamados madianitas y también ismaelitas debido a que estos nombres eran sinónimos en la antigüedad (Para ver otro ejemplo de esto, leer Jueces 8:22-24).

Contradicción #92
¿Cambia Dios de parecer?

a) Sí. La Palabra del Señor vino a Samuel diciéndole: “De veras me pesa haber hecho que Saúl reinara como rey...” * (1 Samuel 15:10- 11).
b) No. Dios “no mentirá, ni se arrepentirá: porque no es hombre para que se arrepienta” (1 Samuel 15:29).
c) Sí. “Jehová se había arrepentido de haber puesto a Saúl por rey sobre Israel” (1 Samuel 15:35). ¡Nótese que estas tres citas son todas del mismo libro y del mismo capítulo! Además, la Biblia nos dice, en varias ocasiones, que Dios se arrepintió:

  • “Y arrepintióse Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y pesóle en su corazón” (Génesis 6:6).
  • “...me arrepiento de haberlos hecho” (Génesis 6:7)
  • “Entonces Jehová se arrepintió del mal que dijo que había de hacer a su pueblo” (Éxodo 32:14)

Respuesta:
El verbo hebreo traducido como “arrepentirse” es nacham que generalmente significa “lamentarse”, “conmoverse”, etc. Cuando este verbo se usa para referirse a Dios se esta hablando del dolor que el Dios de Amor siente ante los pecados y malas decisiones de los humanos.

Como Dios es inmutable (Malaquías 3:6; Santiago 1:17) no puede arrepentirse o cambiar su posición. Pero el hombre sí puede cambiar su relación con Dios. Si el hombre rechaza el amor de Dios, las bendiciones divinas no lo afectarán.

Los versículos presentados apoyan esta explicación. En 1 Samuel 15:10, 11 y 35 Dios se lamenta de las malas decisiones que Saúl ha tomado como rey. En Génesis 6:6 y 7 Dios se lamenta de la pecaminosidad de los antediluvianos. En Éxodo 32:14 se muestra a Dios conmovido por la oración de Moisés y deseoso de perdonar a los pecadores israelitas.

Contradicción #93
La Biblia nos dice que por cada milagro que Moisés y Aron realizaban, los magos de Faraón contrarrestaban haciendo lo mismo mediante sus artes secretas. Uno de estos milagros nos llama la atención:

a) Moisés y Aron convirtieron toda el agua existente en Egipto en sangre (Éxodo 7:19,20 y 21).
b) Los magos hicieron lo mismo (Éxodo 7:22). Esto es imposible, porque no habría quedado agua para convertir en sangre.

Respuesta:
No hay ninguna contradicción, porque la Biblia también dice: “Y en todo Egipto hicieron pozos alrededor del río para beber, porque no podían beber de las aguas del río.” (Éxodo 7:24).

El agua que los magos utilizaron provino de uno de esos pozos de agua.

Contradicción #94
¿Quién mató a Goliat?

a) David (1 Samuel 17:4, 23 y 50).
b) Elhanán (2 Samuel 21:19).

Respuesta:
El texto de Samuel omite un dato que sí aparece en el pasaje paralelo de 1 Crónicas 20:5: “Volvió a levantarse guerra contra los filisteos; y Elhanán hijo de Jair mató a Lahmi, hermano de Goliat geteo, el asta de cuya lanza era como un rodillo de telar.”

Fue David quien mató a Goliat y Elhanan mató a su hermano, llamado Lamí. No hay contradicción, sino una omisión probablemente accidental.

Contradicción #95
¿Quién mató a Saúl?

a) “Entonces tomó Saúl la espada, y echóse sobre ella...Así murió Saúl en aquel día...” (1 Samuel 31:4-6).
b) Un Amalecita lo mató (2 Samuel 1:1-16)

Respuesta:
Realmente Saúl se suicidó echándose sobre su espada. El amalecita invento toda esa historia para obtener favores de David, eso es lo que la Biblia nos dice: “Y David respondió a Recab y a su hermano Baana, hijos de Rimón beerotita, y les dijo: Vive Jehová que ha redimido mi alma de toda angustia, que cuando uno me dio nuevas, diciendo: He aquí Saúl ha muerto, imaginándose que traía buenas nuevas, yo lo prendí, y le maté en Siclag en pago de la nueva.” (2 Samuel 4:9-10)

La corona y el brazalete de Saúl que el amalecita poseía no son prueba de que el lo haya matado, sino que encontró el cadáver antes que los filisteos, quienes tardaron un día completo para hallarlo (1 Samuel 31:8). No hay contradicción.

Contradicción #96
¿Todos los hombres pecan?

a) Sí. “no hay hombre que no peque” (1 Reyes 8:46. Ver también 2 Crónicas 6:36, Proverbios 20:9, Eclesiastés 7:20 y 1 Juan 1:8-10).
b) No. Los cristianos verdaderos no pueden pecar, porque son los hijos de Dios. Todo aquel que crea que Jesús es el Cristo es un hijo de Dios (1 Juan 5:1). “...que seamos llamados hijos de Dios...Muy amados, ahora somos hijos de Dios...” (1 Juan 3:1). “Cualquiera que ama, es nacido de Dios” (1 Juan 4:7). “Cualquiera que es nacido de Dios, no hace pecado, porque su simiente está en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios” (1 Juan 3:9).
c) Pero, nuevamente ¡Sí! “Si dijéremos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y no hay verdad en nosotros” (1 Juan 1:8).

Respuesta:
Aquí no hay una contradicción. Realmente todos los hombres han pecado (Romanos 3:23). Sin embargo, un hijo de Dios, es decir, quien acepta a Jesús como su salvador, es libertado del pecado y vive en santidad: “¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?” (Romanos 6:1-2). Ser cristiano no significa no ser pecador, sino ya no vivir en el pecado.

Contradicción #97
¿Quién cargará con la carga de quién?

a) “Sobrellevad los unos las cargas de los otros; y cumplid así la ley de Cristo” (Gálatas 6:2)
b) “Porque cada cual llevará su carga” (Gálatas 6:5)

Respuesta:
Aquí no hay una contradicción, sino una mala traducción del texto griego: “Sobrellevad los unos las cargas (baros) de los otros, y cumplid así la ley de Cristo.” (Gálatas 6:2) “porque cada uno llevará su propia carga (phortion)” (Gálatas 6:5)

En Gálatas 6:2 se usa el sustantivo “baros” que significa “peso” o “carga”. Mientras que en Gálatas 6:5 se usa el sustantivo “phortion” que significa “cargamento” pero que se usa muchas veces metafóricamente con el sentido de “tarea”, “deber” o “servicio”.

Contradicción #98
¿A cuantos discípulos se les apareció Jesús después de su resurrección?

a) Doce (1 Corintios 15:5).
b) Once (Mateo 27:3-5 y Hechos 1:9-26, ver también Mateo 28:16, Marcos 16:14, Lucas 24:9 y 24:33).

Respuesta:
En realidad cuando Jesús se apareció por primera vez a los discípulos no había once sino diez discípulos, porque Tomas no estaba (Juan 20:24). Pablo simplemente llama a los apóstoles como “los doce” en 1 de Corintios 15:5 no porque ese fuera su número, sino porque ese era su título. Luego de la muerte de Judas los apóstoles comenzaron a ser llamados “los once”. Después de que Matías se incorporara a los apóstoles (Hechos 1:26) los discípulos nuevamente fueron llamados como “los doce” (Hechos 6:2).

Contradicción #99
¿Dónde estuvo Jesús tres días después de su bautismo?

a) Después de su bautismo, “inmediatamente el espíritu lo impelió a irse al desierto. De modo que él continuó en el desierto cuarenta días...” * (Marcos 1:12-13).
b) El primer día después de su bautismo, Jesús seleccionó a dos de sus discípulos.

El segundo día Jesús fue a Galilea y seleccionó dos más. El tercer día Jesús se encontraba en una fiesta de matrimonio en Cana, Galilea (Juan 1:35, 1:43 y 2:1-11)

Respuesta:
No hay ninguna contradicción. El Evangelio de Juan no relata el bautismo de Jesús, sino como el Bautista les predica a otros de lo que él mismo vio cuando Cristo se bautizó (Juan 1:29-34). Todos los eventos relatados después de Juan 1:35 sucedieron después de la Tentación en el Desierto.

Contradicción #100
¿Se veía amenazada la vida del bebé Jesús en Jerusalén?

a) Sí, por eso José escapó con él a Egipto y permanecieron allí hasta que Herodes murió (Mateo 2:13-23).
b) No. La familia no escapó a ninguna parte. Ellos presentaron tranquilamente al niño en el Templo de Jerusalén, según mandaban las tradiciones judías; y después de ésto, retornaron a Galilea (Lucas 2:21-40)

Respuesta:
Que Lucas no mencione la huida a Egipto no es nada anormal. Los escritos lucanos se caracterizan por mantener un relato fluido, aunque esto produzca la omisión de algunas historias. Otro ejemplo de una omisión histórica por parte de Lucas se encuentra en el libro de Hechos, cuando Lucas menciona que Pablo fue de Damasco a Jerusalén (Hechos 9:22-26). Se omiten los tres años que Pablo pasó en Arabia antes de ir a Jerusalén (Gálatas 1:17-18)

Contradicción #101
Cuando Jesús caminó sobre las aguas ¿Cómo reaccionaron sus discípulos?

a) Ellos lo adoraron diciéndole: “En verdad tú eres el Hijo de Dios” (Mateo 14:33).
b) “[E]llos en gran manera estaban fuera de sí, y se maravillaban: Porque aún no habían considerado lo de los panes, por cuanto estaban ofuscados sus corazones” (Marcos 6:51). La traducción de los Testigos de Jehová dice que el corazón de estos “continuaba embotado e incapaz de entender...”

Respuesta:
No hay ninguna contradicción, sino dos relatos de la misma historia. Es obvio que los discípulos estaban sorprendidos y maravillados y por eso le dijeron a Jesús “En verdad tú eres el Hijo de Dios”.

En estos casos los evangelios no se contradicen, sino que se complementan, porque nos dan información que otro no da de un mismo suceso.