La unidad del libro de Zacarías

Introducción

En el siguiente artículo se analizará la teoría de que al libro de Zacarías lo escribieron dos personas en tiempos distintos. La primera sección, que comprende los capítulos 1-8, fue escrito por el profeta original y la segunda sección, que comprende los capítulos 9-14, fue escrito por otro profeta que es llamado Deutero-Zacarías. Por esto, la problemática tratará lo siguiente: ¿El libro fue escrito por una o dos personas?

Para resolver esta problemática realizaremos un análisis de la estructura misma del libro y de las similitudes lingüísticas que se encuentran a lo largo del libro.

La hipótesis que sostendremos en este artículo es que el libro de Zacarías fue escrito por un solo autor, que es el profeta mismo.

Estructura literaria

En la actualidad encontramos dos grandes posturas, hay quienes piensan que el libro fue escrito por una sola persona,1 o quienes piensan que fue escrito por dos. Aquellos que sostienen que fue escrito por dos profetas distintos se basan en tres argumentos.2 Primero, que en los capítulos 1-8 hay una atmósfera diferente a la de los capítulos 9-14. La primera parte trata de la reconstrucción del Templo, de la nación, de diferentes conflictos y naciones extranjeras. Segundo, en la segunda sección aparece Grecia como la potencia dominante del Medio Oriente Grecia, mientras que, en el tiempo de Zacarías, la nación más poderosa era Persia. Tercero, el cambio de forma y estilo en la segunda sección indica una época posterior.

En la estructura del libro encontramos que el mismo fue escrito en diferentes tiempos históricos. El versículo 1:1 y 7 se puede observar que algunas profecías provienen del año cuarto de Darío (véase también 7:1). El hecho de que las profecías hayan sido escritas en tiempos distintos sugiere que el profeta tuvo una mejoría en cuanto a su estilo y que se haya adaptado su mensaje a una nueva época. Dado que en las diferentes secciones se habla de temas diferentes, se espera que el profeta haya tenido un cambio de tono y formas gramaticales. En la primera sección del libro abundan las visiones, mientras que en la segunda parte predominan las profecías predictivas.

Sin embargo, encontramos versículos en el libro, en las dos secciones que comparte una misma estructura de cinco partes. Por ejemplo, Zacarías 6:13,

En Zacarías 9:5 se vuelve a repetir el mismo fenómeno:

Y de la misma manera en Zacarías 9:7

Rastreo semántico

Si es cierto que Zacarías fue quien escribió este libro, se esperaría que dentro del mismo haya similitudes o eslabones que unifiquen a ambas partes (1-8 y 9-14). Estos eslabones están presentes en la obra y para hallarlos realizaremos un rastreo semántico de algunos términos y frases claves en todo el libro de Zacarías.3

Algunas frases características de Zacarías que aparecen en las dos secciones del libro son “nadie siquiera pasaba por ella” (מֵעֹבֵר וּמִשָּׁב), que se utilizan en Zacarías 7:14 y 9:8. Otra de las expresiones es “afirma el SEÑOR”, la cual aparece 20 veces en todo el libro, tanto en la primera sección (Zac. 1:3, 4, 16; 2:9, 10, 14; 3:9, 10; 5:4; 8:6, 11, 17), como en la segunda (10:12; 11:6; 12:1, 4; 13:2, 7, 8). La frase “SEÑOR de los ejércitos” (יְהוָה צְבָאוֹת) también se repite a lo largo de todo el libro en referencia a Dios (En la primer aparte, en Zac. 1:3, 4, 6, 12, 14, 16, 17; 2:12, 13, 15; 3:7, 9, 10; 4:6, 9; 5:4; 6:12, 15; 7:3, 4, 9, 12, 13; 8:1, 2, 3, 4, 6, 7, 9, 11, 14, 18, 19, 20, 21, 22, 23; y en la segunda sección, en 9:15; 10:3; 13:2, 7; 14:16, 17, 21).

Otras de las frases que aparecen en ambas secciones de la obra son “En aquel día” (בַּיּוֹם הַהוּא) que es usado 22 veces, tanto en la primera mitad del libro (Zac. 2:15; 3:10; 6:10) y como en la segunda mitad (9:16; 11:11; 12:3, 4, 6, 8, 9, 11; 13:1, 2, 4; 14:4, 6, 8, 9, 13, 20, 21).

Aparte de palabras y frases claves, también encontramos semejanzas conceptuales entre Zacarías 2:10 y 9:9. En ambos textos se insta a la “hija de Sión” (בַּת־צִיּוֹן) a que se alegre porque su rey se acerca a ella. Otro concepto que se vuelve a repetir hace referencia a “ojos del SEÑOR” (עֵינֵי יְהוָה) en Zacarías 4:10 que se repite reiteradas veces, aunque en forma modificada, en 2:12, 8:6 y 12:4.

Algunas de las frases que se repiten a lo largo del libro nos muestran que hubo un tiempo entre la composición de ambas partes, lo cual fue mencionado anteriormente. El nombre “Jerusalén” (יְרוּשָׁלִַם) aparece 41 veces. Las menciones que encontramos en la primera sección del libro usualmente se hallan en el contexto de la restauración y reconstrucción de la nación (Zac. 1:12, 14, 16, 17; 2:2, 6, 8, 16; 3:2; 7:7; 8:3, 4, 8, 15, 22). Mientras que en la segunda sección las menciones que hacen a Jerusalén nos dan a entender que la ciudad ya fue reconstruida, y se la muestra como el lugar donde Dios morará y será buscado por el remanente de las naciones (9:9, 10; 12:2, 3, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11; 13:1; 14:2, 4, 8, 10, 11, 12, 14, 16, 17, 21).

Conclusión

Diversos críticos consideran que el libro de Zacarías es una obra de dos autores diferentes y en tiempos distintos. El profeta Zacarías, que escribió los capítulos 1 al 8, y un profeta anónimo llamado Deutero-Zacarías, que escribió los capítulos 9-14. Para fundamentar su posición ellos se basan en tres grandes argumentos: cambios en el estilo literario, en la primera parte Persia es el poder central, mientras que en la segunda es Grecia y un tono diferente en ambas secciones.

En este artículo vimos que los cambios de estilo se deben a que las dos secciones fueron escritas en momentos distintos de la vida del profeta, lo cual produjo un proceso de maduración en su estilo de escritura y una adaptabilidad a una nueva época. El cambio de tono observado en ambas secciones se debe a que en la primera mitad abundan las visiones, mientras que en la segunda predominan las profecías. El cambio de Persia a Grecia como el poder predominante nos muestra un cambio en las circunstancias históricas de la vida del profeta.

También pudimos observar que el libro de Zacarías posee numerosas estructuras literarias, conceptos, palabras y frases clave que se repiten en ambas secciones del libro. Esto nos confirma que hay una continuidad de pensamiento entre ambas secciones. Por lo tanto, podemos concluir que todo el libro fue escrito por una sola persona, el profeta Zacarías.

Autor: Ana Maurín


Referencias

  1. Francis D. Nichol, ed. Comentario bíblica adventista del séptimo día, 7 vols. (Boise, ID: Pacific Press, 1985), 4:1107-1108; George L. Robinson, Los Doce Profetas Menores (El Paso, TX: Casa Bautista de Publicaciones, 1982), 124-131.

  2. D. Guthrie y J. A. Motyer, eds., Nuevo comentario bíblico (El Paso, TX: Casa Bautista de Publicaciones, 1977), 591.

  3. James A. Hartle, “The literary unity of Zechariah”, Journal of the Evangelical Theological Society 35, No. 2 (junio de 1992): 145-157.