La Primera Evidencia Histórica del Rey David de la Biblia

La Inscripción de Tel Dan: La Primera Evidencia Histórica del Rey David de la Biblia

Screen Shot 2016-02-07 at 7.35.44 PM

El fragmento de la estela de Tel Dan contiene una inscripción que provee la primera evidencia histórica del Rey David de la Biblia. El rey arameo que erigió la estela a mediados del siglo VIII a.C. afirma haber derrotado al “rey de Israel” y al “rey de la Casa de David”.

Pocos descubrimientos de la arqueología bíblica han causado tanta excitación como la inscripción de Tel Dan, escrita en una placa de piedra (o estela) en el siglo IX a.C. que proveyó la primera evidencia histórica del Rey David de la Biblia.

La inscripción de Tel Dan, o inscripción de la “Casa de David” fue descubierta en 1993 en el sitio de Tel Dan en el norte de Israel en una excavación dirigida por el arqueólogo israelita Avraham Biran.

La inscripción rota y fragmentada conmemora la victoria de un rey arameo sobre sus dos vecinos sureños: el “Rey de Israel” y el “rey de la Casa de David”. En el texto grabado cuidadosamente y escrito en impecables caracteres arameos, el rey arameo se jacta de que –bajo la guía divina del dios Hadad- aplastó a varios miles de jinetes y carros de Israel y Judá antes de personalmente poner a la fuga a sus reyes enemigos. Desafortunadamente, los fragmentos recuperados de la inscripción de la “Casa de David” no preservan los nombres de los reyes específicos que estuvieron involucrados en este brutal encuentro, pero la mayoría de los especialistas creen que la estela relata una campaña de Hazael de Damasco en la cual él derrotó tanto a Jorám de Israel como Ocozías de Judá.

Lo que hizo que la inscripción de Tel Dan sea una de los descubrimientos de la arqueología bíblica más excitantes para los especialistas y el público en general fue la referencia sin precedentes a la “Casa de David”. La inscripción fragmentada de la estela, que fue leída y traducida por el reconocido epígrafo Joseph Naveh, provó que el Rey David de la Biblia era un personaje histórico genuino y no simplemente una creación literaria fantástica de los escritores bíblicos. Incluso más importante, la estela, levantada por uno de los enemigos más encarnizados de Israel, reconoció a David como el fundador del Reino de Judá más de un siglo después de su muerte.

La inscripción de la “Casa de David” tiene sus escépticos, sin embargo, especialmente entre los así llamados minimalistas bíblicos, que intentan descartar la lectura de “Casa de David” como improbable e incluso sensacionalista. En un famoso artículo en a Biblical Archaeology Review, Philip Davies argumentó que el término hebreo bytdwd se refería a un lugar específico (parecido a bytlhm para Belén) en vez de a la dinastía ancestral de David. Sin embargo, dejando de lado a esa clase de escepticismo, la mayoría de los eruditos y arqueólogos bíblicos fácilmente aceptaron que la estela de Tel Dan había suplido la primera prueba concreta de un Rey David histórico de la Biblia, convirtiéndose en uno de los principales descubrimientos de la arqueología bíblica reportado en el BAR.

Incluso aunque la inscripción de la “Casa de David” ha confirmado la historicidad histórica del Rey David, los especialistas no han llegado a un acerca de la naturaleza y extensión de su reinado. ¿Fue David el gran rey de la Biblia que fundó su capital real en Jerusalén y estableció un reino israelita? ¿O fue David un caudillo de un gobierno tribal, tal como Israel Finkelstein de la Universidad de Tel Aviv afirma? Preguntas como estas a menudo surgen de los descubrimientos de la arqueología bíblica y permanecen en el centro de las complejas relaciones entre la arqueología, la historia y la Biblia.

Fuente: http://www.biblicalarchaeology.org/daily/biblical-artifacts/artifacts-and-the-bible/the-tel-dan-inscription-the-first-historical-evidence-of-the-king-david-bible-story