La Predestinación

Al parecer el último tema de la “verdad eterna” fué el tema de la Predestinación, he recibido algunos e-mails de hermanos preguntándome que pienso sobre el tema. Quiero recomendarle a esas personas que me enviaron los e-mails y a todo el que lee éste tema, no pierdan el tiempo con la “verdad eterna”, su peor némesis es y será la fecha del 15 de octubre de 2011. Además, lo que iba a declarar el líder si no se cumplía dicho evento, lo cual no hizo, mentiras tras mentiras salen de su boca. Ahora, si es necesario responder a otras inquietudes de hermanos relacionado a dicho grupo, se tomará en consideración, estamos para servir a la comunidad adventista de habla hispana.

La  predestinación es una escuela de Calvino, sin embargo, algunos afirman que sus seguidores la han distorsionado, ya que como la presentan hoy en día no es igual a como el propio Calvino la había desarrollado. En el caso del mismo Satanás, no podemos quitarle al ser creado perfectamente (incluyendo Adán y Eva) su libre albedrío, esa acción Dios no la fuerza, cada persona la ejecuta de acuerdo a lo que quiere o desea, parafraseando lo que escribió la sierva de Dios: el gobierno de Dios se rige por el amor, y todo lo que hagamos por El, debe ser movido por un amor genuino y no por la fuerza, como es el caso del gobierno de Satanás.

El versículo a citar por excelencia de la Biblia sería Juan 3:16 (como la decisión a tomar nos toca a nosotros):

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Primera de Pedro 1:18-20 dice:

…sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación, ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros

Sabemos que nuestra salvación pendió de un hilo en el Getsemaní. Cristo pudo decidir, no, no voy a morir por el hombre, recordemos que no era un acto obligatorio, sino por amor. Hay mucha diferencia, aunque creo que más fuerzas hay en un acto de amor que en un acto obligatorio.

según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él [Efesios 1:4]  

Sansón fué escogido desde el vientre de su madre, y sabemos lo que sucedió y lo que iba a suceder si no se arrepentía después de haberse apartado (cuando había sido “predestinado”). Dios puede apartarnos, ya sea individual (Sansón, Gedeón , Saúl, Juan el Bautista, Etc… ) o colectivamente [1Pedro 2:9], pero siempre estará en nosotros el libre albedrío. Dentro de la “predestinación”, hay dos factores que no se deben obviar, uno es la perseverancia y el otro el libre albedrío, al menos que creamos en la Triple S, Salvo, Simple, Salvo. Sansón, Gedeón, Saúl y Juan el Bautista, a pesar de haber sido predestinado para diferentes propósitos eran los que al final tomaban las decisiones para vida o para muerte en sus vida. Definitivamente el propósito que Dios quería cumplir en ellos, también dependía de sus decisiones.

“Mira,  yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien,  la muerte y el mal… A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros,  que os he puesto delante la vida y la muerte,  la bendición y la maldición;  escoge,  pues,  la vida,  para que vivas tú y tu descendencia…” [Deuteronomio 30:15-19]

Dios nos quiere usar a pesar de como somos pero, la decisión de aceptar es nuestra, por más que Dios nos ame, la decisión a escoger es nuestra. El libre albedrío es algo inherente en los seres humanos, si dudamos de eso, solo hay que pensar en el caso de Satanás y en la tercera parte de los ángeles que arrastró consigo. Ellos fueron a los otros mundos no caídos, y Satanás intentó de igual manera engañarlos, y decidieron no ceder a los engaños de Satanás, una decisión totalmente diferente a la que tomaron nuestros primeros padres.

No existe predestinación sin obediencia, la Palabra no dice: "y todo el que esté predestinado éste será salvo". el mismo Jesús dijo:

mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. [Mateo 10:22]

De hecho, la misma Hna. White, lo entendía así, cuando hace un comentario acerca de Efesios 1:5-6:

Antes de que se pusieran los fundamentos de la tierra se estableció el pacto de que todos los que fueran obedientes, todos los que por medio de la abundante gracia provista llegaran a ser santos en carácter y sin mancha delante de Dios para apropiarse de esa gracia, fueran hijos de Dios. [Dios nos cuida, 5 de agosto]

Lo mismo que estaba “predestinado” para nosotros, el sacrificio de Cristo como perdón de nuestros pecados, pendió de un hilo en el Getsemaní. El mismo Cristo tenía la facultad de rechazar ese acto de amor por la raza caída, sin embargo, lo acepto y lo vivió hasta la muerte, y muerte de cruz.

Woggoner menciona la Gracia Irresistible de Dios. Dios fue el que dio el primer paso para la salvación del hombre, amamos a Dios “porque El nos amó primero” [1 Juan 4:19]. Sin embargo, esa Gracia invita, llama, pero no obliga a nadie a tomar una decisión. La decisión de aceptar esa gracia no deja de ser nuestra decisión.

La verdadera predestinación bíblica es esta:

El que tiene al Hijo, tiene la vida” [1 Juan 5:12]; “mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. [Mateo 10:22]

No existe tal cosa en la Biblia de que en su soberanía Dios escoge ciertos individuos para ser salvos, es precisamente eso lo que plantea Calvino y algunos otros como el reformador Zwinglio. Dios no hace acepción de persona para escoger a dos o tres individuos para la salvación. En cuanto a la palabra traducida por predestinación no es muy adecuada usarla, no tiene nada que ver con nuestro concepto occidental y moderno.

La sierva del Señor, escribe un comentario con relación a 2 Pedro 1:10:

Por lo cual, hermanos, procurad tanto más de hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás. 2 Pedro 1: 10. (o sea, podemos caer, por mas predestinado que estemos, ¿cierto?)

En el concilio del cielo se hizo provisión para que los hombres, aunque transgresores, no perecieran en su desobediencia sino que por la fe en Cristo como sustituto y fiador pudieran ser elegidos de Dios, predestinados para, la adopción de hijos por Jesucristo (debían los hombres tener fe en Cristo, para ser predestinado para vida, y no es para menos, Cristo es la vida). . . Dios quiere que todos los hombres se salven; porque ha sido hecha amplia provisión al entregar a su amado Hijo unigénito para pagar la culpa del hombre. (esta línea es importante) Los que perezcan perecerán porque rehúsan ser adoptados como hijos de Dios por medio de Jesucristo. . . . (la que sigue aún mas) En la Palabra de Dios no se presenta una cosa tal como la, elección incondicional: que una vez que la persona está en la gracia, deberá estarlo siempre. En la segunda epístola de Pedro y en el segundo capítulo se explica este asunto claramente. Después de relatar el caso de algunos que siguieron el mal camino explica: ‘Que han dejado el camino derecho . . . siguiendo el camino de Balaán.’ . . . De ellos advierte el apóstol: ‘Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, tornarse atrás del santo mandamiento que les fue dado.’ [2 Pedro 2:15, 21]. “Hay una verdad que debe ser recibida en el alma para ser salvos. La observancia de los mandamientos de Dios son vida para el que los recibe. Pero las Escrituras presentan claramente el hecho de que aquellos que una vez conocieron el camino de la vida y se regocijaron en la verdad están en peligro de caer en la apostasía y perderse (¿cuántas estrellas que una vez se gozaron de la verdad no han caído, cuántas no caerán?). (necesario leer y releer) Por lo tanto es necesaria una decidida, y diaria conversión a Dios. [La Fe por la cual vivo, Domingo 31 de Mayo]

Los que pregonan que Dios escogió ciertos individuos para la salvación, están creyendo indirectamente en uno de los engaños de Satanás, Salvo Siempre Salvo. No se puede contradecir, si se dice que Dios escogió a ciertos individuos para ser salvos, no mencionen el libre albedrío, ya que la influencia mayor es la elección de Dios, y no de la persona, en otras, es Dios quien decide y no la persona.

Otro versículo clave que se debería estudiar es 1 Corintios 10:12:

Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga.

Consagración, creo que es la palabra clave, y cada día para no ceder a las constantes tentaciones de Satanás debemos consagrarnos a Dios. Debemos anhelar el pan espiritual más de lo que anhelamos diariamente el pan físico.

A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia; amando a Jehová tu Dios, atendiendo a su voz, y siguiéndole a él; porque él es vida para ti, y prolongación de tus días; a fin de que habites sobre la tierra que juró Jehová a tus padres, Abraham, Isaac y Jacob, que les había de dar. [Deuteronomio 30: 19, 20]