Juan Huss

31 de octubre | Día de la Reforma Protestante

Juan Huss fue quemado en la hoguera, acusado de hereje.

Importante prereformador checo. Nació de padres campesinos en la pequeña villa de Husinec, al sur de Bohemia. En el 1390 comenzó sus estudios en la Universidad de Praga, de cuyo cuerpo docente llega a ser miembro en 1398. Dos años más tarde fue ordenado al ministerio y designado como predicador en la capilla de Belén de la ciudad de Praga. Sus críticas de algunos desvíos de la iglesia de Roma hicieron que se le identificara como cabeza del partido reformista al interior del catolicismo checo.

Huss se expuso a menudo al pensamiento de algunos clérigos de ideas reformistas como Milo de Kromerz, Mateo de Janov y sobre todo John Wyclif. Fue su amigo →Jerónimo de Praga, quien en 1401 trajo a Bohemia gran número de obras teológicas de Wyclif, junto a las de otros escritores de corte reformista. Huss comenzó por incorporar las ideas menos radicales de Wyclif dentro de su reforma, y tradujo al checo la obra de Wyclif titulada Triálogo, a pesar de que la Universidad de Praga censuraba el pensamiento del reformador inglés.

El pensamiento de Wyclif llegó a ser tan popular en Bohemia que los papas Inocencio VII y Gregorio XII exhortaron al arzobispo de Praga Zbynek Zajic a vigilar de cerca la proliferación de esas ideas. Dos de los amigos de Huss, Stanislav of Znojmo y Stephen Palec, fueron procesados por la Inquisición bajo cargos de promover las ideas de Wyclif. Esa atmósfera de intolerancia, unida a la incierta arena política creada por el llamado «Cisma de Occidente», limitaban el radio de influencia de Huss, quien decidió refugiarse al sur de Bohemia en 1412.

Es durante esa primera retirada que el reformador logra poner por escrito algunas de sus ideas, ahora algo más elaboradas. Algunas de esas obras fueron escritas en latín y otras en checo. Las más conocidas son: Exposiciones de la fe, Del Decálogo y Del Padrenuestro, y De ecclesia. En estas obras deja ver su perfil teológico y su visión de lo que debe ser una iglesia fiel.

Aunque Huss era en muchos puntos teólogo ortodoxo, sus examinadores no se limitaron al análisis aislado de su doctrina sino también de sus prácticas. Algunos de los «extremos» censurados en las practicas de Huss fueron, por ejemplo, el uso del idioma vernáculo para la predicación, su posición utraquista (el uso de las dos especies por los laicos en la eucaristía), su crítica a la práctica de la venta de indulgencias, y permitirles a los laicos interpretar las Escrituras.

Con la promesa de un salvoconducto Huss fue invitado al Concilio de Constanza a defender sus posiciones teológicas. El debate se concentró mayormente en sus prácticas y en su obra De ecclesia. De esta última hubo 42 artículos que no pudieron ser rebatidos por Huss, y que lo incriminaban como seguidor de Wyclif, por lo que fue condenado y llevado a la hoguera en Junio de 1415.

Martín Lutero fue excomulgado en 1521 por estar de acuerdo con algunas de las ideas de Huss El movimiento husita en Bohemia continuó resistiendo la presión católica y varios intentos armados de suprimirlo, y continúa hasta hoy.

Autor: Justo L. González