¿Hizo Elena White declaraciones proféticas falsas?

Cada vez mas, son muchos aquellos que se suman a las filas de oposición al adventismo. Aunque las evidencias que presentan como justificación a su decisión no gozan de sustento, son frecuentemente citadas, desconcertando a muchos. Algunos de ellos justifican su posición en contra del ministerio profético de Elena White, haciendo alusión a supuestas profecías que ella hizo y que no se cumplieron. Aunque a simple vista pareciera un argumento veraz, analizando las citas nos damos cuenta de la poca solidez de este razonamiento.

PROFECIA 1: Profetizó que Jerusalén no sería reconstruido como ciudad judía (Primeros Escritos, p. 75) lo que es en la actualidad.

“También vi que la vieja Jerusalén nunca será edificada; y que Satanás estaba haciendo cuanto podía para extraviar en estas cosas a los hijos del Señor ahora” (Primeros Escritos Pág. 75)

Elena White aquí habla específicamente de la “Vieja Jerusalén”. Etimológicamente, esta expresión se utiliza en referencia a la esplendorosa ciudad judía descrita en el Antiguo Testamento. Sin embargo, cuando Elena White escribió sus Primeros Escritos, Jerusalén como tal ya existía , puesto que había sido reconstruida desde hacia bastante tiempo. El significado de esta “profecía” es por tanto espiritual, pues la ciudad ya no es lo que fue por ejemplo, en el reinado de Salomón  ni siquiera existe mas el templo en el monte Moriah.

PROFECIA 2: Profetizó que ella estaría viva cuando Jesús regresara (Primeros Escritos, pp. 15-16).

“Pronto se volvieron nuestros ojos hacia el oriente, donde había aparecido una nubecilla negra del tamaño de la mitad de la mano de un hombre, que era, según todos comprendían, la señal del Hijo del hombre. En solemne silencio, contemplábamos cómo iba acercándose la nubecilla…” (Primeros Escritos, pág. 15:16)

En este caso, vemos como Elena White describe su visión en primera persona, algo muy frecuente en sus escritos. El que utilice el pronombre “nosotros” o “yo” no significa que ella forma parte del acontecimiento que se le ha mostrado. Solamente es un recurso literario que utiliza para ahondar mas la idea del carácter divino del mensaje que quería transmitir.

PROFECIA 3: Profetizó que Inglaterra declararía la guerra a Estados Unidos durante la Guerra de Secesión (Testimonios para la Iglesia, vol. I, p. 259) lo que no sucedió.

“…Esta nación será humillada hasta el polvo. Inglaterra está estudiando cuando sería la mejor oportunidad aprovecharse de la actual condición débil de nuestra nación, y la mejor posibilidad para hacer guerra sobre ella. Ella está pesando el asunto, y está intentando sondear la situación en otras naciones… Otras naciones están haciendo silenciosamente preparaciones activas para la guerra, y están esperando que Inglaterra haga la guerra con nuestra nación, porque entonces mejoraría la oportunidad de ser vengados por la ventaja que ella ha tomado de ellas en el pasado y las injusticias que les ha hecho. Una porción de los súbditos de la reina están esperando una oportunidad para romper su yugo pero si Inglaterra lo descubre ellos pagaran, ella no vacilara un momento para mejorar sus oportunidades de ejercer su poder y humillar a nuestra nación. Cuando Inglaterra declare la guerra, todas las naciones tendrán un interés hacia ellas mismas al cual servir, y allí habrá guerra general, confusión general. Inglaterra está al tanto de los diversos sentimientos entre quienes buscan reprimir la rebelión…La debilidad de nuestro gobierno está totalmente abierta ante otras naciones, y ellos han concluido que se debe a que no es un gobierno monárquico, ellas admiran su propio gobierno y miran hacia abajo, con cierta lastima, otros con desprecio a nuestra nación, que ellos estimaban como la más poderosa del planeta. Mantengamos nuestra nación unida y se mantendrá firme, pero dividida ella caerá” (Testimonios para la Iglesia tomo 1 Pág. 259)

Aquí, Elena White solo esta describiendo las intenciones políticas de Inglaterra en su tiempo. Usa la frase “si” en casi todo el texto y usa la palabra “cuando” como sinónimo de “si” lo que es, en realidad, un buen uso del ingles. Esta profecía es de carácter condicional como nos lo indica la ultima parte: “Mantengamos nuestra nación unida y se mantendrá firme, pero dividida ella caerá.” (Testimonios para la Iglesia tomo 1 Pág. 259)

PROFECIA 4: Profetizó en los años 50 del s. XIX que Cristo regresaría en “unos pocos meses” (Primeros Escritos, p. 67).

“Pero ahora el tiempo está casi agotado, y lo que hemos tardado años en aprender, ellos tendrán que aprenderlo en pocos meses. Tendrán también que desaprender muchas cosas y volver a aprender otras. Los que no quieran recibir la marca de la bestia y su imagen cuando se promulgue el decreto, deben tener ahora decisión para decir: No, no queremos honrar la institución creada por la bestia.” (Primeros Escritos Pág. 67)

El texto jamás dice que Cristo regresaría en unos meses. Ni siquiera se menciona la palabra “Cristo” en todo el texto. Lo que nos dice es que, en los últimos tiempos, cuando alguien conozca la verdad, tendrá que aprenderla en unos pocos meses para estar preparado. Ademas, Elena White esperaba a Cristo en sus días e instaba a estar en todo momento listos para este gran evento.

PROFECIA 5: Profetizó que los adventistas que vivieran en 1856 estarían vivos para la Segunda Venida de Cristo (Testimonios para la Iglesia, vol. I, pp. 131-132)

“Se me mostró el grupo presente en la Conferencia. Dijo el ángel: “Algunos serán alimento para los gusanos, algunos sufrirán las siete últimas plagas, algunos estarán vivos y permanecerán sobre la tierra para ser trasladados en la venida de Jesús” (Testimonios para la Iglesia, volumen 1, pág.131-132)

Este es uno de los textos más malinterpretados por los oponentes del adventismo. Sin embargo, examinando las Escrituras, encontramos aseveraciones similares.

”También les dijo: “Os aseguro que algunos de los que están aquí, no gustarán la muerte hasta que hayan visto el reino de Dios que viene con poder” (Marcos 9:1)

La profecía dada por Elena White es en realidad condicional. Esto se explica en el libro de “El evangelismo” de la siguiente manera:

“No era la voluntad de Dios que se demorara así la venida de Cristo…Durante cuarenta años, la incredulidad, la murmuración y la rebelo impidieron la entrada del antiguo Israel en la tierra de Canaán. Los mismos pecados han demorado la entrada del moderno Israel en la Canaán celestial. En ninguno de los dos casos faltaron las promesas de Dios.” (Manuscrito 4, 1883, citado en El evangelismo, pp. 504-505).

PROFECIA 6: Profetizó que Cristo regresaría antes de que fuera abolida la esclavitud en Estados Unidos (Primeros Escritos, pp. 35 y 276) lo que sucedió en 1863.

“Vi al piadoso esclavo levantarse en triunfal victoria, y desligarse de las cadenas que lo ataban, mientras que su malvado dueño quedaba confuso sin saber qué hacer; porque los impíos no podían comprender las palabras que emitía la voz de Dios. Pronto apareció la gran nube blanca. Pareció me mucho más hermosa que antes. En ella iba sentado el Hijo del hombre. Al principio no distinguimos a Jesús en la nube; pero al acercarse más a la tierra, pudimos contemplar su bellísima figura” (Primeros Escritos, Pág. 35)

El texto no es explicito en mencionar que los Estados Unidos conservarían el sistema de esclavitud hasta la venida de Cristo.  Y, aunque no se centra en este ámbito  los estudiosos de temas escatológicos se podrán dar cuenta de que en realidas, sus palabras son perfectamente concordantes con la profecía bíblica. Apocalipsis 13:16 declara que, en los últimos días, la “bestia” ponía una marca a “ricos y pobres, libres y esclavos”.  Narra una situación de esclavitud en los últimos días.

Conclusión
Aunque hayan escritos de Elena White que parecieran desacreditarla como profeta, no es menos verdad que basta con un breve análisis del contexto de dichas palabras para explicar las aparentes profecías no cumplidas. Ella hace uso de recursos que claramente también son usados por los autores bíblicos, como el hacer declaraciones de carácter condicional o narrar sus visiones en primera persona. No hay argumento sólido para clasificar a Elena White como falsa profeta.