Examinando la cita de Eventos de los últimos días: “Sonará una trompeta tras otra.”

La cita a continuación es usada para justificar que todavía el libro de Daniel contiene profecía para el futuro, nosotros no negamos eso. Lo que negamos o más bien no aceptamos, es la aplicación literal que se le quiere dar a los días de Daniel 12[1]. Además, de que la profecía de las 7 trompetas en el Apocalipsis tendrán un doble cumplimiento. En esta oportunidad no abundaremos mucho sobre el tema de Daniel 12, ya que entendemos en DA tenemos una columna[2] y un artículo[3] que exponen muy bien el tema de la aplicación futurista o dispensacionalismo y el por qué no se le puede dar una aplicación literal a los días de Daniel 12. Aunque, no descartamos compartir más contenido del tema en el futuro si lo vemos necesario.

Solemnes eventos ocurrirán en el futuro. Sonará una trompeta tras otra; una copa tras otra serán volcadas en forma sucesiva sobre los habitantes de la tierra. El mundo pronto ha de ser abandonado por, el ángel de la misericordia, y las últimas siete plagas han de ser derramadas… Los rayos de la ira de Dios pronto han de caer, y cuando él comience a castigar a los transgresores, no habrá tregua hasta el fin. [Eventos de los últimos días p. 242]

Galvin Misael

Quiero recalcar tres puntos de vista, el primero es que los que quieren apuntar al futuro las 7 trompetas por esa sola cita de la Hna. White, me recuerdan a los Dispensacionalista/Futurista, que sacan la última semana de Daniel 9 para colocarla en el futuro, cuando ya se cumplió. Recordando que nuestra escuela de interpretación es Historicista, adoptar ese sistema de interpretación (Dispensacionalismo/Futurismo) es peligroso, fue ideado por los jesuitas para sacar del panorama escatológico a la Iglesia Católica.

El segundo punto, la hermana White escribió:

“Solemnes eventos ocurrirán en el futuro. Sonará una trompeta tras otra; una copa tras otra serán volcadas en forma sucesiva sobre los habitantes de la tierra.”

Aquí la Hna. White no hace alusión a las 7 trompetas de Apocalipsis, si realmente la cita se refería a las 7 trompetas de Apocalipsis hubiese creado sin lugar a dudas una confrontación entre los pioneros y la Hna. White, dado que todas las trompetas habían llegado a su cumplimiento en su tiempo, sólo faltaba la séptima y sonó en su tiempo.

La segunda venida de Cristo

Tercer y último punto, la Hna. White no habla de números, y este podría ser un argumento flojo pero, leamos 2 Tesalonicenses 4:16:

Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.

Analicemos “con trompeta de Dios”. En el Antiguo Testamento podemos leer que el sonar de las trompetas en muchos casos, en especial cuando se acercaba el Yom Kippur, evocaba a una preparación para un encuentro con Jehová, la fiesta de las trompetas. El salmista dice: “Subió Dios con júbilo, Jehová con sonido de trompeta.” (Salmos 47:5). El profeta Joel escribió: “Tocad trompeta en Sion, y dad alarma en mi santo monte; tiemblen todos los moradores de la tierra, porque viene el día de Jehová, porque está cercano.” (Joel 2:1). Y Pablo: “en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.” (1 Corintios 15:52).

¿Podríamos nosotros asociar la cita de la Hna. White con esos versículos, especialmente el del profeta Joel y el Apóstol? ¡Claro que sí! ¿por qué no? Aunque es sólo mi opinión, no quiero ser dogmático en esto pero, creo que no solo debemos aplicar esa cita a las 7 trompetas ya que sonarán mas trompetas. Y además, en mi opinión y en la de muchos, las 7 trompetas del Apocalipsis ya tuvieron su cumplimiento.

Tendrá lugar la batalla del Armagedón, y ese día no debe encontrar a ninguno de nosotros durmiendo. Debiéramos estar completamente despiertos, como vírgenes prudentes que tenemos aceite en nuestras vasijas y en nuestra lámparas. El poder del Espíritu Santo debe estar sobre nosotros, y el Capitán de las huestes del Señor estará a la cabeza de los ángeles del cielo para dirigir la batalla. Solemnes eventos ocurrirán en el futuro. Sonará una trompeta tras otra; una copa tras otra serán volcadas en forma sucesiva sobre los habitantes de la tierra. Escenas de enorme interés están casi sobre nosotros, y estas cosas serán indicaciones seguras de la presencia de Aquel que ha dirigido en todo movimiento agresivo, que ha acompañado la marcha de su causa a través de todos los siglos, y que ha prometido bondadosamente estar en persona con su pueblo en todos sus conflictos hasta el fin del mundo. Él defenderá su verdad. Él hará que ésta triunfe. Él está listo para suplir a sus fieles de motivos y poder de propósito, inspirándoles esperanza y valor en la creciente actividad cuando el tiempo esté muy cercano. (Mensajes Selectos T. 3 Pág. 487).

Otro versículo más: “Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.” (Mateo 24:31). Concluyo con lo siguiente: Hay personas que quieren hacer teología con los testimonio y eso no se puede.

Joel E. Lisboa

El uso del Espíritu de Profecía (EP) no debe ser descuidado ni puede “estirarse” (como el caso de los davidianos[4]) para adaptarse a nuestros conceptos. De la misma manera que usamos la hermenéutica para la Biblia, debe tenerse también reglas para el correcto uso de Ellen G. White[5] (EGW).

Por ejemplo, debemos ver primeramente el uso que EGW hace de la Biblia:

  1. ¿Acaso EGW cita un verso o simplemente “hace eco” o alusión alguna para dar cierto énfasis?

  2. Luego de eso debemos determinar, y es lo más importante: ¿Qué hizo Elena? ¿Exégesis, teología u homilética?

La mayoría de sus usos son homiléticos en su plenitud, la otra gran parte son teología y en pocos versículos hace exégesis del texto. Por eso dice Jon Paulien:

El interpretar un pasaje homilético como si fuera una declaración exegética no solo distorsiona su intención sino la declaración misma de la Biblia.

Esto ocurre por desgracia con el pasaje “de las trompetas”. Elena G. White cita los versículos bíblicos para los siguientes propósitos:

  1. Propósitos descriptivos
  2. Propósitos ilustrativos
  3. Incorporación del lenguaje
  4. Expansión
  5. Uso didáctico
  6. Consejo Pastoral
  7. Uso extendido

De todos esto, el primero es de importancia para la cita de las “trompetas”.

Elena White usa pasajes de Daniel y Apocalipsis muchas veces como lo hace con otras partes de las escrituras para diversos propósitos. Pocas veces hace una “exégesis” de esos textos apocalípticos.

El pasaje de las trompetas es descriptivo. Podemos ver este uso claramente en La Gran Controversia (pg. 635-52 vers. inglés) cuando habla de la Segunda Venida.

Otro ejemplo es el texto en cuestión. Mientras ella habla del “último gran conflicto” entre los poderes del mal y del bien, ella dice (cita original):

The power of the Holy Ghost must be upon us, and the Captain of the Lord’s host will stand at the head of the angels of heaven to direct the battle. Solemn events before us are yet to transpire. Trumpet after trumpet is to be sounded, vial after vial poured one after aonther upon the inhabitants of the earth (SDA Bible Comentary, 7:982).

Podemos encontrar la cita en su contexto en Mensajes Selectos Tomo 3 pg. 488 (recuerden que es una compilación y el contexto es lo que inmediatamente precede y antecede al mismo):

Tendrá lugar la batalla del Armagedón, y ese día no debe encontrar a ninguno de nosotros durmiendo. Debiéramos estar completamente despiertos, como vírgenes prudentes que tenemos aceite en nuestras vasijas y en nuestra lámparas. El poder del Espíritu Santo debe estar sobre nosotros, y el Capitán de las huestes del Señor estará a la cabeza de los ángeles del cielo para dirigir la batalla. Solemnes eventos ocurrirán en el futuro. Sonará una trompeta tras otra; una copa tras otra serán volcadas en forma sucesiva sobre los habitantes de la tierra.

Obviamente la referencia a las trompetas no (y lo recalco), no es un atento de interpretar su significado, ni tampoco ligarlas (por arte de magia) a las 7 últimas plagas. Su intento es impresionar al lector de la magnitud y las devastadoras consecuencias del conflicto final.

Esto se confirma con el resto de la cita:

Aquel que ha dirigido en todo movimiento agresivo, que ha acompañado la marcha de su causa a través de todos los siglos, y que ha prometido bondadosamente estar en persona con su pueblo en todos sus conflictos hasta el fin del mundo. Él defenderá su verdad. Él hará que ésta triunfe. Él está listo para suplir a sus fieles de motivos y poder de propósito, inspirándoles esperanza y valor en la creciente actividad cuando el tiempo esté muy cercano.

Vemos en esto último que Elena White utiliza el lenguaje de apocalipsis para ampliar y describir con mayor impacto su mensaje central.

El segundo punto que quiero resaltar es que EGW usó el método historicista (o al menos apoyo al mismo) para el cumplimiento de la sexta trompeta:

En 1840 otro notable cumplimiento de la profecía despertó interés general. Dos años antes, Josías Litch, uno de los principales ministros que predicaban el segundo advenimiento, publicó una explicación del capítulo noveno del Apocalipsis, que predecía la caída del imperio otomano. Según sus cálculos esa potencia sería derribada “en el año 1840 d. C., durante el mes de agosto”; y pocos días antes de su cumplimiento escribió: “Admitiendo que el primer período de 150 años se haya cumplido exactamente antes de que Deacozes subiera al trono con permiso de los turcos, y que los 391 años y quince días comenzaran al terminar el primer período, terminarán el 11 de agosto de I 840, día en que puede anticiparse que el poder otomano en Constantinopla será quebrantado. Y esto es lo que creo que va a confirmarse” (J. Litch, en Signs of the Times, and Expositor of Prophecy, 1 de agosto de 1840). [Conflicto de los siglos pp. 382, 383].

Elena White, de lo que tenemos en sus escritos no dio cabida para la interpretación futura de las trompetas, ni ninguna otra profecía de tiempo. No se puede hacer teología con una sola cita, se debe analizar todo lo escrito por ella sobre el tema. Haciendo esto, jamás llegaremos a la conclusión completamente errada “de las trompetas futuras” ni otros usos descuidado de los Testimonios.

Nota: En esta publicación aportaron Galvin Misael y Joel E. Lisboa.


Referencias

[1] Daniel 12:11, 12: “Y desde el tiempo que sea quitado el continuo sacrificio hasta la abominación desoladora, habrá mil doscientos noventa días. Bienaventurado el que espere, y llegue a mil trescientos treinta y cinco días.”

[2] http://defensaadventista.com/el-futurismo-invade-el-protestantismo-y-el-adventismo.

[3] http://www.defensaadventista.com/Articulos/El-tiempo-del-fin-y-la-profecia-de-los-1.290-y-1.335-dias.pdf

[4] Uno de los grupos que coloca esta cita en el futuro.

[5] Recomendamos leer: Cómo leer a Ellen G. White en el S. XXI y 20 principios guiadores en el estudio y uso del espíritu de profecía.