En búsqueda de la Tumba de Herodes

Tumba-Herodes-1

Durante los 38 años desde que comencé a trabajar en Herodium, el lujoso retiro de Herodes en el desierto, esta obra maestra arquitectónica ha revelado muchos tesoreros, pero nada fue más emocionante que el descubrimiento de la elusiva tumba de Herodes en 2007. Aunque algunos aún dudan de esta identificación, los descubrimientos más recientes han confirmado mi conclusión inicial. Hoy en día, no tengo ninguna duda.

Nadie cuestiona que Herodes fue enterrado en Herodium. El historiador judío del primer siglo Flavio Josefo nos lo relata con considerables detalles.

La conexión más antigua de la que se tiene registro entre Herodes con este sitio ocurrió alrededor de tres años antes de que se convirtiera en el gobernante de Judea. Fue una experiencia traumática para el futuro rey. Alrededor del 40 a.C. los partos del este invadieron Jerusalén y le ofrecieron su autoridad y protección al rival de Herodes, el nuevo rey asmoneo Matatías Antígono. Herodes huyó secretamente a la noche de Jerusalén, con su familia y su guardia, para encontrar refugio en Masada cerca del Mar Rojo. Durante ese largo viaje, su madre se lastimo cuando su carruaje volcó. Josefo nos cuenta que Herodes estaba tan angustiado que casi cometió suicidio antes e enterarse que su madre se recuperaría. Mientras tanto, el incidente provocó que tuviera que detenerse y pelear contra su perseguidor, Matatías Antígono (que había sido auxiliado por unidades del ejército parto), en el sitio del desierto donde Herodium sería construido más tarde.1 Herodes ganó esta batalla crucial, permitiéndole continuar hasta Masada, donde dejó a su familia. Más tarde buscó apoyo en Roma, pero antes de partir, aparentemente hizo el compromiso o voto de que sería enterrado en el sitio de su triunfo militar. En Roma Herodes fue nominado por Marco Antonio y confirmado por el senado romano como rey de Judea, un puesto que fue capaz de asumir el 37 a.C.

El 28 o 27 a.C., alrededor de 12 años después de su victoria, Herodes regresó al sitio y comenzó la construcción de la gran residencia que alojaría sus restos mortales. Él inició el proyecto con la construcción de un magnífico palacio/fortaleza, que más tarde fue rodeado por montañas elevadas artificialmente que podían ser vistas desde las afueras de Jerusalén.

Él llamó a este sitio como Herodium. Este es el único sitio entre sus numerosos logros arquitectónicos que él nombró a partir de su propio nombre. Personalmente creo que, si no fuera por el compromiso/voto previo, Herodes nunca hubiera construido este sitio. ¿por qué sino construir un monumento en el desierto cuando él ya tenía otros reductos en el desierto? Sus palacios en Jerusalén y Jericó hubieron sido más que suficiente para cumplir sus necesidades durante todo el año.

En 4 a.C., a la edad de 70, Herodes cayó enfermo y se mudó a su palacio de invierno en Jericó. Allí Josefo nos dice que fue consumido por una “ira incontrolable”. Su condición se deterioró rápidamente. Pronto desarrolló úlceras e hinchazón en los pies. Su respiración se volvió pesada. Médicos modernos han sugerido que Herodes sufrió de malfuncionamiento de corazón y riñones con edema terminal en los pulmones.2 Ninguno de los tratamientos fue efectivo. Herodes finalmente murió sufriendo graves dolores.

Herodes fue odiado por muchos de sus súbditos, especialmente por los judíos, y él lo sabía. Josefo nos cuenta que poco antes de su muerte le ordenó que un grupo de prominentes líderes judíos fuera encarcelados en el hipódromo de Jericó y dio instrucciones de asesinarlos cuando muriera, para asegurarse que el luto en su funeral fuera genuino. Afortunadamente, su orden fue desobedecida, y los hombres fueron liberados.3

Sin embargo, Arquelao, el hijo de Herodes, organizó un elaborado funeral para su padre, quien indudablemente planificó el programa, incluyendo una procesión real para llevar el cuerpo a Herodium, donde fue enterrado tal como había deseado.

Sin embargo, aunque realizó una descripción detallada del funeral, Josefo no mencionó un asunto crucial: ¿Exactamente en qué lugar del Herodium fue enterrado Herodes?

Tumba-Herodes-2

Herodium se encuentra en las estériles colinas de Judea a 13 kilómetros al sur de Jerusalén y a 5 kilómetros al este de Belén. El explorador francés Richard Popocke realizó el primer bosquejo moderno de la montaña cónica con una cima plana en 1738, pero solo en el siglo XIX fue identificada como el Herodium, por un explorador norteamericano Edward Robinson y más tarde confirmado por el arqueólogo/arquitecto alemán Conrad Schick. El nombre árabe, Jebel (“Montaña”) Fureidis probablemente es una corrupción del antiguo nombre griego Herodis.

Tumba-Herodes-3

La primera excavación arqueológica en el sitio –enfocada en la Fortaleza palaciega en la cima del monte, fue llevada a cabo entre 1963-1967 por el sacerdote Virgilio Corbo del Studium Biblicum Franciscanum. Herodium, que en ese tiempo era parte del Jordán, así que como israelí no pude visitar la excavación. Pero en una de sus visitas a Masada (donde estaba trabajando con Tigael Yadin), el sacerdote Corbo me entregó una descripción completa de sus excavaciones en Herodium. Dado que yo tenía un interés especial en la arquitectura herodiana (mi educación había sido como arquitecto), estuve fascinado por el sitio: los restos arquitectónicos en una escala tan grande podrían encajar muy bien con la designación de Josefo de Herodium como el lugar de entierro de Herodes.

Tumba-Herodes-4

Cuando commence a excavar allí en 1972, me concentré no solo en las estructuras dentro del palacio/fortaleza en la parte superior de Herodium que Corbo ya había expuesto (más tarde añadí un estudio arquitectónico de este lugar), sino también en el vasto complejo en el valle, que he nombra Herodium Inferior.

La fortaleza palaciega sobre la montaña es un imponente edificio circular de 60 metros de diámetro. Dos muros concéntricos, separados por 3 metros, rodean el edificio, con una altura de 30 metros, suficiente para siete pisos dentro del muro perimetral. Los cinco pisos superiores del muro circular eran usados no solo como corredores que llevaban a diferentes partes de la inmensa estructura circular, sino también como almacenamiento. Los dos pisos inferiores, esencialmente era bodegas debajo del piso del edificio, probablemente eran usadas como almacenamiento adicional. Una vez que el monte artificial con forma de cono fue construido alrededor de él, solo un tercio de esta elevada estructura palaciega se levantaba por encima del monte.

Tumba-Herodes-5

Cuatro torres se levantaban en los cuatro puntos cardinales: norte, sur, este y oeste, del muro exterior del palacio. Tres de ellas tenían un diseño semicircular, con 15 metros de diámetro, probablemente conteniendo habitaciones y dormitorios. La torre este, sin embargo, es más grande, un círculo completo de 18 metros de ancho. La parte superior no ha sobrevivido. La parte que permanece, a diferencia de las otras tres torres, es sólida. La parte más elevada de la torre probablemente alojó una unidad residencial secundaria, donde Herodes y sus invitados podrían haber disfrutado de la extraordinaria vista y la brisa en los días de mucho calor.

El lujoso palacio dentro de los muros circulares estaba dividido en dos alas simétricas. La parte este se caracterizaba por un gran patio rodeado por un peristilo. La parte oeste consistía en cuarteles y residencias, incluyendo habitaciones, lugares de recreación, comedores y todo un baño romano.

Tumba-Herodes-6

Algunos eruditos especulan que Herodes había sido enterrado en esta fortaleza palaciega, tal vez dentro de sólida base de la torre este circular. Algunos incluso notaron la similitud del palacio/fortaleza con el mausoleo contemporáneo de Augusto, el patrón de Herodes, en Roma. Había estado excavando el Herodium Inferior por casi una década cuando en 1983 el geofísico Lambert Dolphin estudió la supuestamente sólida torre este. Usando un radar que penetra la roca, él afirmó que su equipo había detectado una cámara hueca en la base de la torre. Sin embargo, Daniel Vaks del Estudio Geológico de Israel, que personalmente examinó las pruebas de Dolphin de mi parte, impugnó esta observación. Vaks dijo que él no vio ninguna evidencia definitiva de una cavidad. Además, nuestra investigación en la roca sobre la cima del monte para localizar una posible cueva de enterramiento bajo la torre resultó en nada.

Hay otra razón por la cual desacredito la teoría de que el palacio debía servir como la tumba de Herodes: Como judío, Herodes no hubiera sido enterrado dentro de una residencia porque hubiera hecho que todo el edificio fuera ceremonialmente impuro.

Aunque la tumba de Herodes siempre estuvo presente en mi mente mientras trabajaba en el Herodium Inferior, mi objetivo durante esos primeros años era entender este enorme complejo arquitectónico. Cuando comencé tenía 38 años de edad ¡la mitad de lo que tengo ahora!

El sitio era fascinante, a pesar del hecho de que la tumba de Herodes nos eludió año tras año. Nuestras excavaciones continuaron durante 1987, luego entre 1997 y 2000, y nuevamente en 2005. Expusimos varias áreas del complejo de 16 hectáreas.

Pronto resulto claro que el Herodium Inferior había sido cuidadosamente diseñado en conjunción con el palacio/fortaleza en la cima de la montaña; están establecidas sobre los mismos ejes arquitectónicos.

Tumba-Herodes-7

El Herodium Inferior, además, fue construido como un retiro palaciego, una clase de club campestre en términos modernos. Aquí Herodes podía recibir y entretener a muchos invitados. Una de las características principales del Herodium Inferiores es una gran piscina revestida en yeso, tanto para nadar como para navegar pequeños botes. La piscina medía 70 metros por 40 metros y 3 metros de profundidad. Tres de sus lados estaban rodeados por un pórtico, con halls en el este y oeste que pueden haber contenido el salón con el trono de Herodes. En el centro de la piscina había una isla con un edificio circulas de 13 metros de ancho con columnas y una terraza. El área alrededor de la piscina estaba cubierta con tierra negra, sugiriendo que se había plantado un jardín exuberante, un verdadero contraste con el desierto a su alrededor.

En el sur de la piscina estaba localizado un baño. Los muros estaban pintados en patrones decorativos y una imitación de mármol. Los pisos de mosaicos tenían diseños geométricos, con flores y frutas (pero sin figuras de humanos o animales).

Una de las características más sorprendentes del Herodium Inferior era una gran pista (360 x 30 mts.), algo así como una pista de carrera de caballos, que es fácilmente distinguible de las terrazas naturales adyacentes.

Primero pensé que podía ser una pista de carrera de alguna clase, tal vez parte de un antiguo hipódromo. Pero pronto abandonó esta idea; la pista era demasiado estrecha para ese propósito. Pero hubiera el lugar perfecto para desfila en una procesión funeraria.

Tumba-Herodes-8

Esto se volvió más probable cuando, no muy lejos de la piscina en la parte occidental de la pista, descubrimos una estructura que llamamos el Edificio Monumental. Primero, pensamos que podría haber sido el mausoleo de Herodes. Bien podría haber tenido una terraza piramidal, como la tumba de Jason en la sección de Recavia en Jerusalén y la tumba de Zacarías en el valle de Cedrón. Finalmente, sin embargo, no hubo ninguna evidencia de que el Edificio Monumental era un mausoleo.

Tumba-Herodes-9

Aunque no encontramos la tumba, si tuvimos su contexto. La pista era para una procesión funeraria. El Edificio Monumental resultó ser un triclinium o comedor con sofás en tres lados, para comidas matinales y otras reuniones.

Tumba-Herodes-10

Mientras nuestras excavaciones progresaban otro pista sugirió que la tumba de Herodes podía estar cerca: un mikveh (baño de purificación ritual). Esto podría haberse usado durante o después del entierro.

Tumba-Herodes-11

Un grupo de monumentos de piedra caídas elegantemente esculpidas nos dieron la sensación de que el monumento funerario debía estar cerca.4 Obviamente buscamos su fuente. A corta distancia del Edificio Monumental, en una iglesia bizantina posterior, encontramos muchas de estos elegantes bloques de piedra labrada, obviamente no eran originales de la iglesia, sino que era un uso secundario. Luego notamos los restos de un friso dórico, también era de uso secundario. ¿Estas eran piedras parte del monumento funerario de Herodes? ¿Eran los restos de un segundo edificio, de un mausoleo? Nos llevó diez años de excavación (esparcidas por más de 25 años, como resultado de las intifadas) para ubicar los cimientos del edificio que le hubieran proveído a la iglesia bizantina con estas elegantes piedras. Las piedras en la iglesia eran de hecho del edificio que, creemos, Herodes erigió para alojar la entrada a su lugar de entierro.

Cuando regresamos a trabajar en 2005 (después de la segunda intifada), hicimos un segundo esfuerzo para encontrar a cueva real de enterramiento en el Herodium Inferior, pero no tuvimos éxito.

En el verano de 2006, nos encontramos en la cima del monte, cerca de las monumentales escaleras que llevaban desde el Herodium Inferior al palacio/fortaleza del Herodium Superior. Primero seguimos un antiguo muro junto al lado noroccidental del monte, esperando que nos llevara al sitio de enterramiento debajo de la torre circular oriental. Pero como no encontramos ninguna pista, en la primavera del 2007 regresamos cerca de la monumental escalera y lentamente comenzamos a revelar algunos fragmentos de piedra rojiza junto al lado nororiental del monte que parecía provenir de un elegante sarcófago. Siguiendo estas piedras, finalmente llegamos a descubrir el mausoleo de Herodes.

Tumba-Herodes-12

Estaba construido con un piedra caliza dura y blanca conocida como meleke (que significa “regio” en árabe). La fuente de esta especial piedra de buena calidad está a solo un kilómetro y medio al sur del Herodium, pero el mausoleo es el único edificio en el sitio que usa esta clase particular de caliza. La calidad de las decoraciones arquitectónicas es soberbia. La ausencia de patina, sin embargo, apunta a que el mausoleo existió relativamente por poco tiempo antes de ser destruido.

Tumba-Herodes-13

El mausoleo medía 10 metros por diez metros en su base y (poniendo todas las piezas juntas) alcanzaba una altura de 23 metros. Contenía tres habitaciones, una encima de la otra. La parte más baja estaba “escondida” dentro del podio que estaba establecido en la piedra. El podio servía como la base de una habitación abovedada de alrededor de 7 por 7 metros. Sus paredes exteriores probablemente incluían pilastras (columnas rectangulares con protrusiones) que incluían un friso dórico con rosetas, con cornisas decoradas en la cima.

Tumba-Herodes-14

Encima de esto había una habitación circular (de alrededor de 4 metros de diámetro con 5 de alto) rodeado por un pórtico de 18 columnas monolíticas. Las columnas apoyaron un entablamento redondo compuesto por un arquitrabe, un friso sofito y una cornisa muy decorada. Esta habitación probablemente estaba cubierta por una cúpula, en contraste a los techos abovedadas de las dos habitaciones anteriores. Asumimos que la habitación superior contenía el sarcófago de Herodes y probablemente otros también. El techo cónico de esta habitación estaba adornado en el exterior con cinco urnas, cuatro de las cuales aparentemente estaban en la base, mientras que una quinta, ubicada sobre un gran podio corintio, coronaba su superior, similar a la cima de los famosos monumentos Khazneh y Deir en la Petra Nabatea.

Aunque suene extraño, no encontramos evidencia de una escalera que llevara directamente al mausoleo. Aparentemente una escalera o escalinata de madera fue erecta antes de cada funeral (asumiendo que hubo más de uno).

El área alrededor del mausoleo fue remodelado para ser un jardín con terrazas, tal como sabemos gracias a capas de suelo negro especialmente traídas aquí para el jardín. El jardín era irrigado mediante una pilera en el otro lado.

La razón por la cual creemos que había más de una tumba en el mausoleo es que, además de los fragmentos rojizos de sarcófagos, encontramos evidencia de al menos dos sarcófagos más hechos de caliza blanca. Herodes no era el único que estaba enterrado en el mausoleo.

Tumba-Herodes-15

Dado que no se ha encontrado ninguna inscripción, no es claro cuál de los tres sarcófagos era el de Herodes. Los sarcófagos rojizos estaban adornados con rosetas que estaban meticulosamente esculpidas y pulidas. El más grande de los sarcófagos blancos estaba decorado con elegantes patrones floreados. El otro no estaba decorado. Mi suposición es que Herodes fue enterrados en el sarcófago rojo y los otros sarcófagos eran para miembros de la familia, talvez para la cuarta esposa de Herodes, Maltace (la madre de Arquelao, que gobernó por una década después de la muerte de su padre) y la segunda esposa de Arquelao, Glafira.

Tumba-Herodes-16

Los fragmentos del sarcófago rojizo estaban esparcidos por todo alrededor del destruido museo, en contraste con los fragmentos de los sarcófagos blancos, que fueron encontrados en un grupo en la base del mausoleo. Que los fragmentos del sarcófago rojizo estuvieran esparcidos sugiere que fue intencionalmente destruido, deliberadamente aplastados. Esta conclusión es reforzada por lo que parecen ser marcas de martillo sobre algunos de los fragmentos del sarcófago.

¿Quiénes destruyeron el monumental mausoleo y este sarcófago? Probablemente fueron judíos rebeldes que ocuparon el sitio durante la Gran Rebelión Judía (66-70 d.C.). Los rebeldes también ocuparon el sitio durante la Segunda Rebelión Judía, la llamada Rebelión de Bar-Kokhba (132-135 d.C.). La evidencia de su presencia impregna todo el sitio (incluso tenemos montones de escombros que contienen monedas con fechas). El odio hacia este rey es ampliamente apoyado por Josefo y aparentemente persistió al menos 70 años después de la muerte de Herodes.

Una cosa que no encontramos, sin embargo, es una placa que diga “Aquí yace enterrado Herodes el Grande”.

No mucho después de que anunciamos el descubrimiento de la tumba de Herodes en 2007, mi buen amigo David Jacobson, un historiador británico de arquitectura, expresó sus dudas, notando la falta de alguna inscripción de los restos.5

Desde ese entonces, hemos terminado de excavar todo el área alrededor del monumento, exponiendo más elementos arquitectónicos. Esto le ha permitido a nuestra arquitecta-arqueóloga Rachel Chachy bosquejar una reconstrucción detallada del mausoleo. Si los mismos restos se han encontrado cerca de Jerusalén, podría haber sido riesgoso identificar el monumento como perteneciente a Herodes. Pero esto es el Herodium, el monumento personal de Herodes, nombrado según él mismo, de hecho, el único. Y Josefo nos dijo que Herodes fue enterrado aquí. Hay pocas dudas acerca de porque fue enterrado aquí. La ausencia de alguna inscripción no debería alejarnos de esta conclusión. Muchas granes tumbar antiguas en Israel no tienen inscripciones identificando al difunto, incluyendo la conocidas tumbas de Cluster 14 en Beit Shearim, una de las cuales fue atribuida al gran rabí Juda ha-Nasi, el compilador del código rabínico más antiguo, la Mishnah.

Duane Roller, profesor emérito en la Universidad Estatal de Ohio, es otro que duda. Roller, un distinguido historiador de Roma, concede que la tumba que hemos encontrado pertenece a alguien de linaje real, pero él continúa convencido de que Herodes yace en la base de la toree este en la cima del monte. Habiendo pasado mucho de miv ida estudiando el Herodium en contraste con la arquitectura herodiana y las fuentes históricas (Josefo en particular), se volvió claro que uno no puede separar los restos del monumento en el sitio, la historia de la vida de Herodes y sus habilidades arquitectónicas. El mausoleo recientemente descubierto en Herodium era el monumento correcto en el lugar correcto. Prácticamente no tengo dudas de que hemos identificado correctamente el sitio del entierro de Herodes.

El lugar preciso donde al final encontramos el mausoleo nos eludió por décadas. Excavamos casi todo el Herodium Inferior sin encontrarlo. Una y otra vez a lo largo de los años, nuestras esperanzas se hicieron añicos. Una vez que ubicamos la pista donde se realizó el desfile funerario, el Mikveh y el triclinium, sin embargo, pensé que seguramente estábamos cerca. Pero nuevamente fracasamos. Excavar la ladera nororiental del monte fue un último esfuerzo desesperado después de años de decepción. ¡Pero allí estaba!

Si creo que Herodes originalmente quería ser enterrado más cerca del mikveh y el triclinium del Herodium Inferior. ¿Qué es lo que lo hizo cambiar de opinión?

Creo que fue una decisión que tomó en el final de su vida. El Herodium fue un logro a principios de su reinado, junto con los palacios en Jerusalén, Jericó y Masada. Luego pasó 10 o 12 años (22-10 a.C.) en la construcción de sus emprendimientos más grandes y prestigiosos: el Templo del Monte en Jerusalén y el puerto de Cesarea Marítima.

Durante esos años, él viajó a Asia Menor y Roma. Creo que la idea para un mausoleo al estilo romano fue inspirado por los monumentos funerarios que vio durante estos viajes.

Después de la inauguración del gran puerto en Cesarea en 10 d.C. la mayoría de sus mejores albañiles estaban libres para trabajar en otros proyectos. Entonces el mausoleo se volvió una prioridad.

Indudablemente Herodes desempeño un rol crucial al elegir la ubicación lugar. El lugar que él escogió estaba orientado a Jerusalén y estaca cerca de la escalinata principal del Herodium Inferior al Herodium Superior.

Que yacía fuera del muro protector que rodeaba la parte superior de la colina significaba que nadie podía afirmar que el palacio/fortaleza en la cima estaba religiosamente contaminado por una tumba.

Sin embargo, el sitio original de la tumba en el Herodium inferior no estaba completamente abandonado. Aquí la ceremonia fúnebre, a la cual asistieron la familia, los invitados, la guardia real y el ejército, aun se llevó a cabo sobre la ruta funeraria. Los otros edificios funerarios, el mikveh y el triclinium, también habían sido usado.

Nuestra exposición en la colina nororiental produjo más de una sorpresa. Al seguir un acueducto que corre cerca y debajo del mausoleo, encontramos los restos de un pequeño, pero considerablemente decorado, teatro que podía alojar a más de 450 espectadores. Su característica más especial es un gran palco real magníficamente decorado en la parte superior del auditorio (the cava).

Tumba-Herodes-17

En el lado norte del palco estaba completamente abierto hacia el escenario. Los otros tres lados estaban decorados en pintura en secco6 y stuco. Esta es la primera vez que la técnica stucco ha sido encontrada en Israel en gran escala.

Cada una de las tres paredes del palco real estaba dividido verticalmente por pilastras pintadas. Cada panel entre las pilastras estaba dividido horizontalmente en tres secciones. La sección superior era blanca, pero en la parte de arriba estaba pintada la parte más destacada de la decoración de la habitación: ventanas imaginarias. Las ventanas estaban pintadas con persianas plegables. A través de las ventas el visitante podía ver una variedad de paisajes pintados, las así llamadas escenas nilóticas y el mar con grandes arcos con velas. Incluso es posible que estas ventanas incluyeran animales y personas. El paralelo más cercano a estas ventanas se encuentra en la Villa Imperiale en Pompeya.

Tumba-Herodes-18

Encima de las pilastras había una lujosa entabladura que incluía un arquitrabe pintado de rojo con rayas, un magnífico y amplio friso blanco decorado con rollos, y una cornisa en la cima.

Tumba-Herodes-19

Solo unas pocas de las nuevas ventanas han sobrevivido in situ. Un de las restantes han sido restauradas a partir de los muchos fragmentos de yeso que cayeron al podio real cuando el revoque fue destruido.

Tumba-Herodes-20

Josefo nos dice que Herodes entretuvo generosamente a estadistas y generales romanos en numerosas ubicaciones, incluyendo el Herodium7. Sospecho que este teatro fue completado para la visita de los estadistas y del general Marco Agripa en 15 a.C. Los dos líderes se habían encontrado anteriormente en la isla de Lesbos, donde aparentemente planearon la visita de Agripa a Judea. El equipo italiano que debe haber decorado el majestuoso palco real probablemente fue enviado por órdenes de Agripa.

Tumba-Herodes-21

Nuestras excavaciones en Herodium aún continúan. ¿Qué otros emocionantes hallazgos descubriremos? Solo el tiempo lo dirá.

Por Ehud Netzer

Fuente: http://members.bib-arch.org/publication.asp?PubID=BSBA&Volume=37&Issue=1&ArticleID=7


Referencias

  1. Josephus, Antiquities of the Jews 14.352–360

  2. Ver Nikos Kokkinos, “Herod’s Horrid Death,” BAR 28:02.

  3. Josephus, Antiquities 17.174–175 y The Jewish War 1.659.

  4. Ver Ehud Netzer, “Searching for Herod’s Tomb,” BAR 09:03.

  5. David Jacobson, “Has Herod’s Place of Burial Been Found?” Palestine Exploration Quarterly 139, no. 3 (2007), pp. 147–148.

  6. El secco es una técnica artística en la cual la pintura es aplicada sobre yeso sexo, mientras que el fresco es pintado sobre yeso mojado.

  7. Josephus, Antiquities 16.13.