El dulce veneno del engaño: La estrategia seductora del Maligno

El fin del mundo "se pospuso"... dice el numerólogo David Meade.1 Cambian la fecha del “fin del mundo” y ahora dicen que ocurrirá en octubre.2

Me da la impresión de haber visto antes la falacia de colocar fechas para marcar en el calendario el fin del mundo o de la Segunda Venida de Cristo.

Desde al año 2,000 han suscitado diferentes exponentes de teorías apocalípticas al mero estilo de ciencia ficción. Algunos alegan que han descifrado en la Biblia el acertijo divino que aporta información, que nuestro Señor nos dejó escondida, para luego proclamarla presagiando una fecha efímera que causa más confusión que un cambio espiritual en las personas.

Sí, lo sé, me dirás que las teorías del fin del mundo tienen su origen mucho antes del año 2,000. Nostradamus es un ejemplo de ello. Ahora, las teorías apocalípticas, se desprenden desde la religión hasta la ciencia, y se unen los dibujos animados: los Simpsons en este caso. Estos últimos se han vuelto populares por lo mismo.

La mecánica es simple: descifras una fecha para algún evento cataclísmico local o global, le agregas sabor bíblico para otorgarle autoridad y aprobación divina a tu teoría, lo condimentas con algo de ciencia, y si dicha fecha se cumple todos te consideran profeta y te siguen ¿Dónde ha sucedido algo similar? En la historia bíblica, y por eso el Señor nos advierte.

En Mateo 24, Jesús habla de las señales que ocurrirán antes de su venida, y enfatizó especialmente los engaños llamando a los responsables de tales actos como falsos profetas y falsos cristos. Es interesante notar que en dicho capítulo se advierte en reiteradas veces sobre los engaños, para ser exactos tres veces. Leamos:

  1. "Vendrán muchos en mi nombre" y "a muchos engañaran" Mateo 24:4, 5.

  2. "Muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos" Mateo 24:11.

  3. "Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis. Porque se levantarán falsos cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aún a los escogidos. Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis" (Mateo 24:23, 24, 26).

El problema no estriba en la abundancia de engañadores y su astuta influencia sino en que pueden ser engañados "aún los escogidos" (Mateo 24:24), pues teniendo la verdad, no escudriñan las Escrituras. Por esta lamentable razón Jesús advierte: "ya os lo he dicho antes" Mateo 24:25.

Tengamos presente que el Diablo puede tomar ventaja de nuestra ignorancia y también de los eventos que se están dando en el mundo para articular sus engaños ¡Estudiar la Biblia es imperativo!

Elena de White declara:

“Por haber pasado repetidas veces la fecha fijada por algunos, el mundo se encuentra en un estado de incredulidad más decidida que antes con respecto al próximo advenimiento de Cristo. El mundo considera con disgusto el fracaso de los que fijaron fechas; y porque hubo hombres que se dejaron seducir de este modo, muchos se apartan de la verdad presentada por la Palabra de Dios según la cual el fin de todas las cosas está cercano".3

La estrategia del Diablo es muy clara según la Biblia y el Espíritu de profecía:

  1. Satanás está montando un escenario mundial para desviar los ojos de todos los seres humanos de lo que realmente es importante: nuestra preparación para la venida de Jesús.4
  2. El está usando todo tipo de estrategias y falsas noticias para que saquemos los ojos de Jesús y de la Biblia, y así perdamos tiempo en cosas que no edifican.5

Para los que aún no han aceptado a Jesús, estas teorías falsas los alejan más del Señor debido a que ven el cristianismo con decepción e indiferencia. Para los creyentes que tienen el mensaje de la verdad, estas teorías falsas los motivan a acomodarse más en este mundo descuidando así dos partes vitales e indispensables para el crecimiento espiritual y por ende la salvación: la consagración (la preparación) y el cumplimiento de la misión (predicar el evangelio).

¡Oh sí! El enemigo "cuando habla mentira, habla de su propia naturaleza, porque es mentiroso, y padre de mentira" y nunca "se ha mantenido en la verdad porque no hay verdad en él" (Juan 8:44).6 Muchos se dejan seducir por este farsante y terminan en el pantano cenagoso siendo sus instrumentos venenosos cuando postulan fechas para el fin del mundo o la venida de Jesús. No se dan cuenta del gigantesco daño que le están haciendo a creyentes como a no creyentes.

Nuestro Señor nos aconseja:

“Amados, no crean a todo espíritu, sino prueben si los espíritus son de Dios. Porque muchos falsos profetas han salido al mundo”. (1 Juan 4:1)

¡Mucha atención!

"Podemos dejar muchas malas costumbres y momentáneamente separarnos de Satanás; pero sin una relación vital con Dios por nuestra entrega a él momento tras momento, seremos vencidos. Sin un conocimiento personal de Cristo y una continua comunión, estamos a la merced del enemigo, y al fin haremos lo que nos ordene.” (Eventos de los últimos días, pág. 65)

Apreciado amigo y amiga:
1. Estudia la Biblia cada texto en su contexto (Juan 5:39).
2. Ora por el derramamiento del Espíritu Santo (Mateo 26:41).
3. Predica el Evangelio (Mateo 28:18-20; Apocalipsis 14:6-12).
4. No descuides tu asistencia a los servicios de adoración al Señor (Hebreos 10:25).

De esta manera serás salvaguardado de ser seducido por Satanás. No prestes atención a todos los que proclaman fechas para el retorno de Jesús, aunque sean del mismo redil, porque Jesús fue claro:

"Pero del día y la hora, nadie sabe, ni los ángeles del cielo, sino sólo mi Padre". (Mateo 24:36)

¿Cuántos saben? ¿David Meade? ¿David Gates? ¿Julio Lucero? Jesús dijo "NADIE" y fue más allá, hasta el plano celestial, al expresar "ni los ángeles del cielo", es decir, si los seres celestiales que ven el rostro mismo de nuestro Dios no saben, mucho menos algún ser humano. ¡Simple lógica!

¿Jesús viene en octubre? ¿Viene en el 2,031? Jesús no dijo el día y la hora de su regreso, pero, sí dijo lo que nos compete ahora mismo. Nota el énfasis que le da en Mateo 24:

"Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor" versículo 42.

"Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis" versículo 44.

"Vendrá el señor de aquel siervo en día que éste no espera, y a la hora que no sabe" versículo 50.

Lo que me enseña la Palabra del Señor es que debo consagrarme, prepararme para la venida del Señor y predicar el Evangelio, lo demás son cuentos del Diablo y de los que se dejan seducir por él.

¡No hagas caso a las fechas que proclaman los especuladores, solo prepárate!

Hoy más que nunca ¡volvamos a la Biblia! porque ¡Cristo viene pronto!

Autor: Pr. Julio Lucero | Guatemala | Si deseas comunicarte con el Pr. Lucero lo puedes hacer a través de sus redes sociales:

Facebook: Julio Lucero
Twitter: @juliolucer
Instagram: @julio.lucero
YouTube: Julio Lucero


Referencias