No solo se espera a Cristo en el 2031... Hay más fechas

El ser humano es como una rueda, se la pasa rodando, cometiendo los mismos errores. No en vano dicen: La historia se repetirá o quien olvida su historia está condenado a repetirla. Desde el 2011 (al menos la fecha más reciente) estamos escuchando fechas exactas de la segunda venida de Cristo aún cuando en la Palabra, la Biblia, podemos leer:

“Pues vosotros mismos sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como un ladrón en la noche” (1Tes. 5.2)

Realmente estamos viviendo en el tiempo donde las profecías se están cumpliendo ante nuestros ojos, ya es algo normal, no nos impresiona. Me bauticé en la Iglesia Adventista en el 2000 y nunca pensé que viviría para ver estas señales que, sin lugar a dudas señalan la pronta venida de Cristo. Sin embargo, esas personas que han propuesto fechas, están adivinando, algo que Dios considera como pecado (1 Samuel 15:23). A algunos que obstinadamente han anunciado una fecha, he tenido la oportunidad de escribirle: "¿De qué te vale que sepas el año si es evidente que los publicanos y las prostitutas van delante de usted al reino de los cielos?" Y es que en la mayoría de ellos su arrogancia salta hasta por los poros pero, no es nada sorprendente, tienen “Nueva Luz”.

Lo mejor es vivir cada día como si fuera el último, como si Cristo vendría hoy o morirías hoy mismo:

Pero, no como Homero, sino trabajando y velando, como en los tiempos angustiosos del profeta Nehemías:

"Los que edificaban en el muro, los que acarreaban, y lo que cargaban, con una mano trabajaban en la obra, y en la otra tenían la espada. Porque los que edificaban, cada uno tenía su espada ceñida a sus lomos, y así edificaban; y el que tocaba la trompeta estaba junto a mí." (Nehemías 4:16, 17)

Vivir cada día aferrado a él, porque como siempre decía un hermano de mi iglesia: "Cuando una persona muere, ya Cristo vino para esa persona". Porque los muertos nada saben, se acabaron las oportunidades. (Eclesiastés 5:9).

Las "señales" para aquellos que creen que Cristo regresa en 2017, 2018… 2028

Es muy importante señalar que no solo se espera a Cristo en el año 2031, en este tema solo trataremos algunas fechas y ninguna, hasta el momento, tienen que ver con adventistas. Menciono esto porque toda la información que leí para esta columna no provenía de ninguna fuente de grupos que profesan ser adventistas. Pero, como el tema trata sobre el colocar una fecha a la segunda venida de Jesús quise escribir la columna.

“Señales” hay varias, algo que la verdad me sorprendió. Usted pueden hacer igual que yo y hacer una búsqueda en San Google. Las "señales" (solo mencionaré tres) son:

  1. El Rapto debe ocurrir antes del 2028, se convertirán los 144 mil judíos para predicar al mundo después del rapto y para darle una segunda oportunidad de salvación a los que se quedaron después del rapto.
  2. Estamos llegando a los 6 mil años, por lo tanto se acerca el jubileo.
  3. La tercera, ante todas, que son mas de 3 aplicaciones que le quieren dar y las cuales leí, es la que más llamó mi atención. Se plantea lo siguiente: El estado de Israel se formó en el 1948. Ese hecho coloca a Israel como la higuera que reverdeció (Israel representa la Higuera), además, usan el texto de Isaías 11:11, 12. Cuando Jesús dijo: "... no pasará esta generación…” (Mateo 24:34) Se refiere a la generación que nació desde el establecimiento del estado de Israel, o sea, en el 1948. Quiere decir que ellos verán a Jesús en su segunda venida, que no debe pasar de 70 años desde 1948 (1948+70= 2018), ¿por qué? Por el siguiente texto bíblico: “Los días de nuestra edad son setenta años; Y si en los más robustos son ochenta años, Con todo, su fortaleza es molestia y trabajo, Porque pronto pasan, y volamos.” (Salmos 90:10)

Uno de los engaños que más daño hacen son aquellos que anuncian una fecha de la segunda venida de Cristo, ya sea año, día o mes. Esto minan la fe del creyente desde su raíz, Cristo Jesús, autor y consumador de nuestra fe (Hebreos 12:2). Si la fe de un genuino creyente es minada por/con la tardanza de la venida de Cristo, cuánto más la de un creyente (genuino también) que se chasquea al creer o poner una “fecha exacta” de la segunda venida de Cristo y éste no viene.

En su primera carta a los de tesalónica en el Cap. 5 (vv 1-8) Pablo empieza escribiendo lo siguiente:

“Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba. Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán. Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón. Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas. Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios. Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche se embriagan. Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo.”

El mismo apóstol le resta importancia, sí, le resta importancia a cualquier fecha exacta en sus declaraciones: “vendrá así como ladrón en la noche… vendrá sobre ellos destrucción repentina,…”

En el v.4 Pablo plantea lo mismo que Jesús, el conocer las señales de los tiempos (Lucas 21:27-31). De hecho, leyendo la cita de Lucas es interesante lo que dice Jesús, el dice: "viéndolo, sabéis por vosotros mismos que el verano está ya cerca.” Por vosotros mismos, si andamos sobrios y en luz y no como las vírgenes insensatas (Mat. 25; 1 Tes. 5:5-7) no tenemos necesidad de que nadie nos diga o nos indique acerca de los tiempos en que vivimos y mucho mejor aún, no podrán vendernos gato por liebre (ej. Cristo viene en “x” o “y” fecha) porque estaremos velando, conoceremos el tiempo (no fecha exacta). Por último, el v. 8 nos exhorta a vestirnos de la coraza de la fe, el amor y esperanza… Los engaños de Satanás lo que buscan es minar la fe, cuando lo hace, se pierden automáticamente el amor y la esperanza en las cosas de Dios, por ello muchos hermanos involucrado en esos grupos, cuando no pasa lo que ellos pregonan, no quieren saber nada de la iglesia y en el peor de los casos, nada de Dios y tristemente es lo que más ocurre con frecuencia cuando son chasqueados.

Una persona (adventista) ha propuesto que se puede saber el año, “y es bíblico”, ¿qué versículo usa? Ezequiel 4:6. ¿Ya ven cómo hasta nosotros mismos los adventistas, el profeso pueblo del libro puede torcer las Escrituras como cualquier otro hermano de otra denominación?

En ésta semana precisamente recibí una pregunta de una amiga de México vía email, la pregunta era acerca de Génesis 6:3. Buscando, leyendo y leyendo me di cuenta de otra especulación, aunque en ésta ocasión no designaban fecha alguna para la segunda venida de Cristo, sólo se limitaban a escribir que Cristo viene pronto, y es una realidad, Cristo viene muy pronto. El análisis que hacen sobre Génesis 6:3 es el siguiente:

En Levítico 25:10 se dice que cada 50 años se pregonará el año del jubileo. Desde Adán a Cristo hay 4 mil años, o sea, 80 jubileos y de Cristo a la fecha 2 mil años, en otras palabras, 40 jubileos, en total 120 jubileos. Quiere decir que el Señor está cerca. Génesis 6:3 dice: “Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años.”

Personalmente no tengo una fecha de cuando regrese Cristo por segunda vez y honestamente no me interesaría saber, lo que sí me interesa es tratar de vivir una vida piadosa, es amar a mi prójimo como a mí mismo y a Dios con toda mi mente. Hacer de mi consagración y búsqueda de él cada día mi primer trabajo con la ayuda del Espíritu Santo.

“Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley.” (Deuteronomio 29:29)

Lo más importante es prepararse para ese encuentro con nuestro Dios. El que se quiera meter en ese terreno, bien pueda pero, no le auguro un final feliz por las experiencias que he visto sobre lo mismo en el pasado y que tristemente se seguirán repitiendo y estamos viviendo.

Nota: Este servidor está preparando otra columna relacionada al tema del año 2031 más actualizada con otro video similar al que dio origen esta columna. Además de, los peligros en colocar fechas a eventos proféticos que tanto la Biblia como la Hna. White guardan silencio. Si crees que tienes algo que aportar, comentario, columna con relación al tema, lo puedes enviar a nuestro email y lo revisaremos para una posterior publicación, si es necesario.Esta columna ha sido recientemente actualizada. Originalmente se escribió en el 2014. Quizás te pueda interesa: Respuesta al video sobre la segunda venida de Cristo en el 2031 ¡Falsos Maestros!